En directo
    Insólito
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    Ashrita Furman, un estadounidense que tiene en su haber más de 200 récords mundiales, es un récord Guinness de por sí: es la persona con más marcas batidas en el planeta. Entre ellas, la mayor cantidad de fósforos y sopletes apagados con su lengua en un minuto.

    Desde 1979, Ahsrita Furman figura en el Libro Guinness de los Récords. Su primera marca fue realizando saltos de tijera en 1979. Desde entonces, ha figurado más de 600 veces en la publicación por sus ocurrencias. En el presente, es titular de más de 200 récords.

    En los últimos días logró inscribir su nombre una vez más en las páginas del libro: esta vez en cantidad de fósforos apagados en un minuto con la lengua. El vídeo da escalofríos solo de pensar en las quemaduras. Sin embargo, en los 60 segundos del desafío, Furman logra encender y apagar 37 fósforos con su boca.

    Aunque parece fácil, el récord no es un juego de niños. No solo por el dolor y las quemaduras, sino por las rígidas reglas que lo regulan: "El uso del aliento para soplar el fuego está estrictamente prohibido y el aspirante debe apagar solamente un fósforo por vez".

    La lengua del 'rompedor' de récords ya está curtida: en 2016, le mereció una marca más. En esa ocasión, el fuego fue bastante mayor. Furman consiguió apagar 47 sopletes con llamas azules —a altísimas temperaturas- encendidas. El récord, inicialmente establecido por él en 31 fuegos extinguidos, fue superado por un canadiense que elevó ese número a 40. Furman se volvió a hacer con la marca a tres fuegos de llegar a los 50.

    Entre los otros récords del estadounidense se encuentran la mayor cantidad de pelotas de béisbol sostenidas en un guante (26), de aceitunas comidas en un minuto (60), de huevos rotos con los dedos del pie en 30 segundos (42), entre otros tantos.

    Además:

    Récord Guinness: conoce al gato más visto de YouTube
    Etiquetas:
    fósforos, llama, Récords Guinness, Ashrita Furman, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik