09:24 GMT23 Septiembre 2020
En directo
    Insólito
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    Cómo montar un géiser de Mentos, un cohete casero o mantener agua suspendida en el aire. Sputnik te ofrece una selección de cuatro experimentos caseros que no requieren demasiados materiales y que podrás probar cuando quieras. Eso sí, ¡bajo la supervisión de un adulto!

    Cohete de combustión

    Si quieres hacer tus pinitos como astronauta, te harán falta los siguientes ingredientes.

    Necesitas: una hoja de papel, un encendedor o un mechero, una aguja de coser, una botella vacía de gaseosa y alcohol de 96ºC.

    Haz un agujero con la aguja al tapón de la botella y agrándalo un poco, por ejemplo, con la punta de un lápiz. Necesitamos que mida unos 6mm de diámetro. Pon en la botella un chorrito pequeño de alcohol y agítala bien hasta que veas que el alcohol se va evaporando. Quita el alcohol que no se acabó de evaporar y cierra la botella.

    Coloca la hoja de papel sobre la palma de la mano y sobre la hoja la botella, de manera que tu cohete no descarrile con el tapón mirando hacia ti. Acerca el mechero al tapón y enciéndelo. Tu cohete saldrá disparado.

    Hacer 'levitar' el agua

    Para poder suspender el agua en el aire no necesitas tener una varita mágica ni decir aquello de 'wingardium leviosa', como Harry Potter.

    Necesitas: un vaso cilíndrico y una lámina de plástico dura más grande que el vaso.

    Llena de agua el vaso y coloca la lámina de plástico encima. Voltea rápidamente el vaso para ponerlo boca abajo (es normal que se salga un poco de agua), espera un par de segundos y retira la lámina de manera horizontal lentamente. La presión atmosférica es la culpable de que el agua no se caiga.

    Meter un huevo duro en una botella

    ¿Es posible que quepa un huevo duro por la boca estrecha de una botella? Por supuesto.

    Necesitas: una botella vacía, un huevo duro pelado y cerillas.

    Enciende tres o cuatro cerillas, mételas dentro de la botella y coloca rápidamente el huevo encima de su cuello. Observarás cómo la falta de oxígeno lo absorbe hacia el interior.

    La fuente de Mentos

    Te presentamos una versión un poco más sofisticada del clásico experimento con Coca-Cola y Mentos.

    Necesitas: cuatro o cinco caramelos Mentos, una aguja de coser, un palillo cilíndrico de madera, un tapón de botella, la propia botella y una pinza de la ropa.

    Agujerea todos los caramelos con la aguja y atraviésalos con el palillo de madera. Mete por uno de los dos extremos del palillo el tapón de una botella y, a continuación, sujeta ese extremo del palillo con la pinza. Agarra una botella de gaseosa, sustituye su tapón por el que hemos 'personalizado' (¡ciérralo bien!) y quita la pinza. Verás cómo el palillo se cae y por el agujero del tapón comienza a brotar tu fuente privada de caramelos Mentos.

    Además:

    ¿Realmente quieres saberlo? Un experimento revela qué pasa en el estómago al ingerir Coca-Cola (vídeo)
    El espacio daña la piel, demuestra un experimento con ratones a bordo de la EEI
    Nueve simples trucos de profesionales para caerle bien a todos
    Trucos para amortiguar la caída de un móvil
    Etiquetas:
    truco, experimento, ciencia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook