En directo
    Insólito
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    Dicen que la fe en uno mismo y las ganas de vivir son buenas medicinas y eso lo demuestra diariamente Tao Porchon-Lynch, quien a los 98 años es la profesora de yoga, en activo, más veterana del planeta, destaca el diario El País.

    Esta nonagenaria mujer ha formado y certificado a cientos de instructores de yoga, desde que fundó el Instituto Westchester de Yoga en 1982. Tao tiene más de 70 años de práctica de esta milenaria disciplina y más de 45 años de enseñanza de yoga a estudiantes en la India, Francia y los Estados Unidos.

    "Cuando me despierto por las mañanas me digo a mí misma: 'Este va a ser el mejor día de tu vida'. Todo lo que pones en tu mente se materializa, así que trata de no plasmar nada negativo", contó Porchon-Lynch en 2015 al canal de televisión estadounidense ABC News.

    Tao Porchon-Lynch nació en la India, donde descubrió esta disciplina a la que le ha dedicado su vida. Ella cree que seguir los principios del yoga puede curar a los individuos y, por extensión, ayudar a sanar nuestro planeta.

    De joven trabajó como modelo en Europa antes de trasladarse a Estados Unidos, donde lleva casi 50 años enseñando yoga. Actualmente atiende dos veces por semana a una docena de alumnos a los que no se cansa de repetirles, con una sonrisa en la boca, que no tiene intención alguna de retirarse.

    "Una de las cosas que más me gusta es cuando logro mostrarle a alguien que dice que no puede hacer algo que realmente puede hacerlo", destaca Porchon-Lynch.

    Una filosofía que aplica a sí misma porque, además del yoga, sigue conduciendo, acaba de sacar un libro contando sus experiencias y ha ganado varios premios como bailarina, actividad en la que se inició a los 87 años.

    "Yo le enseño baile y ella me da lecciones de vida", contaba a The New York Times Anton Bilozorov, el joven profesor de 25 años que también acompaña a Tao a los concursos en los que participa y ejerce como su pareja de baile.

    Tao es un ejemplo de lo que las personas pueden hacer y un estímulo para los adultos mayores. Los profesionales animan a los octogenarios a buscar un deporte acorde a sus circunstancias y probar, pues esto les puede aliviar los dolores y ayudar a sentirse más independientes.

    "Aumenta la participación social, incrementa la calidad del sueño, un beneficio muy de agradecer según se cumplen años, reduce la ansiedad y la depresión, mantiene el equilibrio psíquico e incrementa la longevidad", destaca Manuel Villanueva, traumatólogo y director médico de Avanfi-tulesióndeportiva.com, citado por diario español.

    Sin lugar a dudas Tao Porchon-Lynch es una superabuela de las que dan ganas de ver y seguir. No por gusto ha llamado la atención de los medios de comunicación últimamente, concediendo entrevistas a NBC, Journal News, Westchester Magazine y CNN, entre otros.

    Etiquetas:
    abuelos, yoga, salud
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook