En directo
    Insólito
    URL corto
    4181
    Síguenos en

    Una perla en forma de concha gigante permanecía debajo de la cama de un humilde pescador que la consideraba su talismán, hasta que descubrió que en realidad era una joya única valorada en 100 millones de dólares.

    El pescador de la isla filipina de Palawan halló el tesoro en 2006, durante una fuerte marea. Sus intentos por levar el ancla de su embarcación fueron en vano. Entonces el hombre se zambulló en el agua y descubrió que el ancla estaba atrapada bajo una concha enorme.

    ​Dentro de la concha se encontraba una perla, que también tenía forma de concha. Desde aquel momento, el pescador la convirtió en su talismán.

    Hasta hace poco al hombre no se le había ocurrido averiguar el precio de la gema. Solo cuando se vio obligado a abandonar su hogar tras un incendio, decidió mostrar la perla a una familiar suya, empleada de la oficina de turismo de la ciudad de Puerto Princesa, que fue la primera en dar noticia del maravilloso hallazgo.

    Ahora la joya, bautizada como la Perla de Puerto Princesa, se ha convertido en toda una atracción turística para la isla de Palawan.

    Además:

    Legendarios y preciosos: los diamantes más impresionantes del mundo
    Primer ministro tailandés muestra sus joyas en público
    Etiquetas:
    pescadores, isla, Filipinas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook