Widgets Magazine
23:58 GMT +317 Septiembre 2019
En directo
    Cráneos en el Museo Histórico de Estocolmo

    Misterios de Siberia: un viaje a la cirugía cerebral de hace 3.000 años

    CC BY 2.0 / Pieter Cornelissen
    Insólito
    URL corto
    1160
    Síguenos en

    Un equipo de científicos ha analizado el cráneo de un varón que se sometió a una operación quirúrgica hace unos 3.000 años. El diario The Siberian Times revela en su artículo los métodos que los antiguos médicos siberianos utilizaron para aliviar el sufrimiento de sus pacientes.

    El cráneo con un agujero en la parte trasera encontrado en la región rusa de Krasnoyarsk, en Siberia —donde hace 3.000 años vivieron diversos pueblos indígenas—, tiene las marcas propias de haber pasado por una intervención quirúrgica exitosa.

    El paciente murió a la edad de entre 30 y 40 años, según afirman los investigadores, tras vivir un tiempo indeterminado después de que se le practicara la delicada cirugía.

    Los expertos están seguros de que la intervención se realizó por motivos médicos y no formaba parte de un ritual religioso. Las conclusiones de su estudio son ciertamente sorprendentes.

    El trabajo de los científicos logró descubrir que en el tiempo que duró la operación, el paciente permaneció acostado. El cirujano pudo haber mantenido fija la cabeza del enfermo con su mano izquierda o entre sus piernas mientras lo operaba con la mano derecha.

    Los 'médicos' atravesaron la piel del paciente y su cráneo con una herramienta para realizar la trepanación. A juzgar por la forma del agujero, los profesionales de la época trepanaron la cabeza con un tipo de espátula en vez de con un cuchillo u otro objeto punzante.

    El autor de la operación también tuvo en todo momento un asistente que le ayudó con la delicada tarea y le fue entregando las herramientas necesarias. También el 'médico' pudo haber alterado el estado de consciencia del enfermo mediante algunos estupefacientes como la marihuana o las setas para aliviar su dolor.

    Los científicos explicaron que el alto nivel de supervivencia a este tipo de operaciones en la Antigüedad se debe al tratamiento especial al que se sometían los pacientes después de la cirugía. Los 'médicos' dejaron intacta la duramadre —piel que recubre el cerebro— hasta que aparecieron las primeras señales de mejoramiento en el paciente. La perforación del cráneo encontrado llegó a estar cubierta de piel, por lo tanto, se consiguió cortar la hemorragia una vez acabada la operación y la herida cicatrizó.

    Para minimizar la pérdida de sangre y aumentar las posibilidades de supervivencia del paciente, la intervención debía ser rápida y realizada por un cirujano experimentado.

    El paciente logró sobrevivir a la operación, pero acabó muriendo a causa de la inflamación de la herida.

    Este cráneo estudiado en Siberia no es el indicio más antiguo que se tiene sobre trepanaciones en la región rusa dado que existen diversos testimonios de la realización de este tipo de cirugías durante el Neolítico. Lo que hace a este caso especial es que, según el medio, es el hallazgo más investigado hasta la fecha.

    Etiquetas:
    cráneos, arqueología, medicina, cirugía, Krasnoyarsk, Siberia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik