En directo
    Insólito
    URL corto
    0 43
    Síguenos en

    A primera vista, se podría pensar que las drogas son un interés exclusivo del hombre, pero en el mundo animal también existen seres que se han visto involucrados en el consumo de alucinógenos. Estos son cinco casos de animales que consumen drogas en su día a día, recogidos por NatGeo.

    Reno

    El reno, también conocido como Caribú, es uno de los habitantes más comunes de Siberia y uno de los pocos animales capaces de sobrevivir las extremas condiciones climáticas de esa región. Para bien o para mal, en el hábitat del reno también es posible encontrar un hongo altamente alucinógeno: el Amanita muscaria.

    Renos en Rusia
    © Sputnik / Tatyana Vorontsova
    Renos en Rusia
    Se han registrado varios casos de renos que han consumido este alucinógeno en grandes cantidades y han demostrado síntomas parecidos a los que muestran los humanos: perder el equilibrio, correr en círculos sin un objetivo claro, hacer ruidos extraños y sacudir la cabeza.

    ¿Será posible que este sea el origen de la leyenda de Santa Claus y Rodolfo el reno?

    Ualabí

    Los Ualabís, una especie de marsupial oriundo de Australia, han sido descubiertos en repetidas ocasiones en las plantaciones de amapola de la isla de Tasmania, donde consumen estas flores que tienen un efecto alucinógeno y analgésico.

    Según algunos testigos, los animales, después de consumir el alucinógeno, corren en círculos hasta desmayarse.

    El delfín de dientes rugosos

    El delfín de hocico estrecho o de dientes rugosos, que se encuentra sobre todo en el océano Pacífico oriental, fue observado por la bióloga marina Lisa Steiner consumiendo pequeñas cantidades de tetrodotoxina, una de las sustancias más tóxicas conocidas por la ciencia.

    Según la doctora, los delfines se intoxicaban a propósito, usando para ello peces globo inflados, los cuales producen la tóxica sustancia en ese estado.

    Gato doméstico

    Los gatos domésticos son adictos a la planta de nébeda, también conocida como menta de gato o hierba gatera, por razones bastante claras. Resulta que los gatos son adictos a la nepetalactona, uno de los químicos que produce esta planta. Los efectos varían entre distintas especies de gato, pero normalmente incluyen hiperactividad, éxtasis y cacería de ratones imaginarios.

    Un gato
    © Flickr / Moyan Brenn
    Un gato

    En general, no solo los gatos, sino toda la familia de los felinos —leones, tigres, leopardos, linces— son adictos a la planta, que es usada por los investigadores en muchos casos para atraer a estas criaturas.

    Perro doméstico

    Los perros domésticos, a diferencia de los demás animales de nuestra lista, se drogan no por deseo, sino como resultado de su poco entendimiento del mundo exterior.
    La mayoría de casos de intoxicación entre perros son resultado del descuido de los dueños, que dejan en lugares de fácil acceso diversos alucinógenos, que luego son consumidos por sus mascotas.

    Lastimosamente, en el caso de la marihuana, los músculos de la cabeza de los perros se debilitan y la droga causa náuseas a los animales. El resultado: los canes pueden terminar ahogándose en su propio vómito.

    Además:

    'El mejor amigo del hombre' fue domesticado no una, sino dos veces
    Mira porno y salva ballenas al mismo tiempo
    Las nuevas drogas que azotan España
    Más de 1.000 gatos asisten a una boda en California
    Etiquetas:
    renos, perros, delfines, gatos, animales, drogas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook