En directo
    Insólito
    URL corto
    0 90
    Síguenos en

    Herman, un gatito de cinco meses, sufre de una afección a causa de la cual tiene los ojos protuberantes y de un tamaño inusual. Por ello, el felino parece estar asustado todo el tiempo, informa Daily Mail.

    El gato, que vive en Copenhague, la capital de Dinamarca, no puede cerrar los ojos ni siquiera mientras duerme, pero su dueña afirma que más allá de la extraña expresión, es una mascota como cualquier otra.

    Según Shirley Nordenskiold, dueña del felino, Herman tuvo problemas para ganar peso cuando era pequeño, por lo que ella tuvo que alimentarlo con biberón para asegurarse de que sobreviviera. Por esa razón el gato se siente muy cercano a los humanos.

    "Herman siempre me está siguiendo, por todos los cuartos. No tengo privacidad desde que Herman llegó a mi vida: si estoy durmiendo, cocinando, comiendo o incluso en el baño, Herman siempre está ahí", declaró la mujer al diario inglés.

    Más allá de sus ojos de sapo, Herman es adorado por su dueña y por sus fans en Instagram, quienes cariñosamente lo llaman 'Hermie'.

    "Herman es un gato especial, no solo por sus peculiares y grandes ojos que le dan un aspecto jocoso, sino por su mirada dulce y su naturaleza amorosa", concluyó Shirley.

    Además:

    Conozca al gato ruso en peligro de extinción que se ha convertido en una estrella
    ¿Veremos la imagen de un gato en el nuevo billete de 2.000 rublos?
    Los cambios en el gobierno británico no afectan a Larry, el gato de Downing Street
    ¿Cómo es posible ser rehén de tu propio gato?
    Etiquetas:
    gatos, Dinamarca
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik