En directo
    Insólito
    URL corto
    0 140
    Síguenos en

    Dos personas armadas trataron de asaltar un restaurante McDonald’s en la comuna de Besançon, en el este de Francia, pero sin mucho éxito. Entre los 40 clientes de la hamburguesería había 11 policías de los cuerpos de élite vestidos de civil que frustraron el intento, según informó el periódico The Telegraph.

    Según la prensa local, uno de los asaltantes disparó al aire y gritó: "¡Esto es un robo! ¡Todo va a ir bien!". Mientras tanto, su cómplice les hizo a los empleados del establecimiento abrir las cajas y robó alrededor de 2.000 euros.

    De acuerdo con la fiscal local, Edwige Roux-Morizot, "los agentes no hicieron nada durante el asalto. Se había descartado utilizar armas para no crear más dificultades ni poner en peligro las vidas de los clientes".

    En vez de esto, los miembros del GIGN —Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional— esperaron a que los ladrones se dirigieran a la salida del edificio y les ordenaron tirar las armas. Sin embargo, se vieron obligados a disparar en el abdomen de uno de los atacantes cuando este les apuntó con un arma.

    Ambos delincuentes han sido hospitalizados y actualmente se enfrentan a cargos judiciales por robo a mano armada.

    El GIGN es una de las unidades antiterroristas más respetadas del mundo. Las principales misiones del grupo son la asistencia a los policías franceses en arrestos de alto riesgo, las operaciones antiterroristas y el rescate de rehenes.

    Además:

    ¿Qué pasa con la comida de McDonald's en el transcurso de 6 años? ¡NADA!
    McDonald's ofrecerá patatas fritas con chocolate
    Chinos indignados por un McDonalds en un edificio histórico
    Un moscovita rechaza compensación de $1.760 propuesta por McDonalds
    Etiquetas:
    policía, robo, McDonald's, GIGN, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook