En directo
    Puerta central del campo de exterminio Auschwitz

    Descubrimiento en Auschwitz: "Detrás de cualquier hallazgo hay una vida humana"

    © Sputnik / Valeri Mélnikov
    Insólito
    URL corto
    0 20

    Los empleados del museo de Auschwitz encontraron un anillo y un collar de oro y plata escondidos en una taza que, junto con otras 12.000 piezas de vajillas de la exposición, pertenecían a los judíos enviados al campo de exterminio por los nazis

    En una entrevista exclusiva a la agencia Sputnik, un representante del museo, Pawel Sawicki, ha explicado que las joyas fueron encontradas durante los trabajos de mantenimiento, en un doble fondo de la taza que con el paso del tiempo se fue deteriorando.

    "Dentro de la taza había un anillo de mujer y una cadena envueltos en un trozo de tela para evitar que al moverse tintinearan. Sobre las joyas había 583 cinceladas finas que prueban que fueron elaboradas entre los años 1920 y 1930", ha dicho.

    Agregó que en el fondo de la taza aparece el nombre de una empresa polaca que producía dulces. "Creo que una polaca de origen judío, que posteriormente fue víctima del Holocaust, guardaba la taza por si venían malos tiempos" añade.

    El hombre ha explicado que los alemanes siempre mentían a los judíos deportados a los campos de muerte. Les prometían reasentarlos, trabajo y vida en otro lugar, permitiéndoles llevar un poco de equipaje. Por eso llevaban objetos de valor escondiéndolos cada uno a su manera:

    "Todos sabían que los fascistas robaban y les despojaban de todo. Pero la gente albergaba la esperanza de salvarse. Sin duda la dueña de esta taza también deseaba vivir. Es una historia trágica de una vida destruida".

    Si bien ya han pasado más de 70 años tras la liberación del campo de exterminio de Auschwitz, hasta ahora se siguen descubriendo pertenencias escondidas por las víctimas. El empleado cree que un objeto que una vez pertenecía a un condenado no es simplemente una cosa ya que "detrás de cualquier hallazgo hay una vida humana".

    "Los fascistas no solo deseaban aniquilar a las personas sino también borrar cualquier vestigio de su existencia. Nuestra tarea consiste en preservar la memoria de estas personas para las generaciones futuras".

    Las joyas encontradas en la taza serán guardadas en la colección del museo para recordar la manera de esconderlas que tuvo su dueño y servirán de testimonio del destino de los judíos deportados a los campos de concentración.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    La defensa del contable de Auschwitz apela la sentencia a 4 años de prisión
    El contable de Auschwitz condenado a cuatro años de prisión
    Exreclusos de Auschwitz exigen justicia en el juicio contra antiguo oficial de la SS
    Etiquetas:
    Auschwitz, Campos de Concentración, Europa del Este, Polonia