En directo
    Fuerzas Armadas
    URL corto
    1214
    Síguenos en

    La cadena rusa Zvezda ha resumido el año 2016 al hacer una lista de los eventos más importantes que ocurrieron en el Ejército del país eslavo.

    La operación para liberar Alepo

    Uno de los mayores éxitos del Ministerio de Defensa de Rusia de 2016 fue la liberación de la cuidad siria de Alepo. El Ejército del Gobierno de Siria, respaldado por los militares rusos e iraníes, desempeñó el principal papel en la operación. Las tropas sirias atacaron los almacenes y las fortificaciones de los terroristas en las afueras de Alepo.

    En su felicitación al presidente sirio Bashar Asad, el mandatario ruso Vladímir Putin destacó que "este éxito fue posible gracias al esfuerzo conjunto de todos los que se unieron en la lucha contra el terrorismo internacional".

    El Centro de Reconciliación ruso en Siria, creado en febrero de 2016, contribuyó al proceso de negociación de la reconciliación entre las autoridades sirias y la oposición, además de organizar las entregas de asistencia humanitaria. Fueron empleados del Centro y militares rusos los que aseguraron la salida de la población civil de la ciudad sitiada. Los yihadistas, por su parte, entregaron las armas y se marcharon de Alepo a Idlib.

    Los zapadores rusos desminaron decenas de miles de objetos explosivos y siguen trabajando en la ciudad.

    La precisión de las armas rusas

    Durante 2016 los militares rusos resolvieron numerosos problemas en Siria —desde la protección de las cargas humanitarias hasta el lanzamiento de ataques precisos de misiles—.

    Así, en noviembre las fuerzas rusas en Siria lanzaron los misiles Onix del sistema de misiles costeros Bastión contra objetivos terrestres. Este fue el primer lanzamiento del sistema en condiciones de combate reales.

    También los bombarderos estratégicos rusos usaron por primera vez en una situación de combate real los nuevos misiles aire-tierra X-101 contra las instalaciones terroristas.

    Además, el 15 de noviembre la fragata Almirante Grigoróvich efectuó el lanzamiento de misiles de crucero 3M14T Kalibr. Los buques lanzamisiles rusos, Sérpujov y Zelioni Dol, también participaron en la operación contra los yihadistas.

    La misión del Almirante Kuznetsov

    La misión de la escuadra del Mediterráneo de la Armada rusa en Siria se convirtió en un evento histórico para las Fuerzas Armadas del país eslavo. Esta misión fue un verdadero estreno para el portaviones y causó un gran revuelo entre el público occidental.

    Durante casi toda la campaña en el Mediterráneo el crucero fue acompañado por los buques de guerra de la OTAN. Además, en una ocasión los radares detectaron un submarino de la Alianza cerca del Almirante Kuznetsov.

    Los aviones de reconocimiento y cazas polivalentes F-16 provocaron a los marineros rusos en más de una ocasión al volar sobre la escuadra. Además, las brigadas extranjeras emprendieron varios intentos para abrir una brecha en la formación de combate de los buques rusos.

    No obstante, los provocadores pudieron ver cómo se lleva a cabo la instalación de misiles sobre los cazas rusos Su-33 y MiG-29K. A pesar de que el mando de la escuadra estaba preparado para cualquier circunstancia, los blancos de los aviones rusos fueron los puntos de control de los terroristas, sus almacenes de armas y municiones.

    El despliegue del Iskander en Kaliningrado

    El despliegue del sistema de misiles tácticos Iskander en la región rusa de Kaliningrado fue refutado y confirmado por diferentes fuentes. No obstante, en octubre de 2016 este hecho llegó a ser indiscutible.

    Esto generó una gran preocupación entre los países de la OTAN: el sistema cuenta con misiles balísticos y cruceros. Es bien sabido que el lanzamiento simultáneo de ambos tipos de misiles —imposibles de destruir— implica una destrucción total para los objetivos.

    Lea más: Experto: "Las armas modernizadas de Rusia son una póliza de seguro contra los planes agresivos de nuestros vecinos"

    Los ejercicios militares celebrados en la región de Astrakán mostraron las capacidades del Iskander. Los misiles acertaron los objetivos desde una distancia de 200 kilómetros, dejando un cráter humeante en su lugar. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, indicó que el despliegue del Iskander se debe a las "actividades destructivas de la OTAN".

    Inspecciones sin aviso

    Tras ocupar el cargo del ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú reanudó las inspecciones repentinas en el Ejército ruso. Según sugiere el nombre, al sonido de una alarma los militares se ponen en estado de alerta. Este tipo de inspecciones puede llevarse a cabo en varios distritos militares al mismo tiempo.

    Así, en 2016 durante las inspecciones se evaluó el estado de los arsenales militares y el nivel de preparación de varios organismos militares de control.

    Resumiendo el año de 2016, Vladímir Putin dijo que las inspecciones llevadas a cabo durante los cuatro últimos años "confirmaron que las unidades militares son capaces de desplazarse de manera rápida en un corto tiempo para formar una agrupación en las direcciones de importancia estratégica".

    Los ejercicios 'Cáucaso 2016'

    Los ejercicios 'Cáucaso 2016', que tuvieron lugar en septiembre, aportaron mucho material para la reflexión a analistas de todo el mundo. Se convirtieron en una especie de quintaesencia de todos los ejercicios del Ejército ruso y demostraron su mayor potencia. 120.000 personas, 60 aviones y helicópteros, 15 buques de la Flota rusa del Mar Negro, 90 tanques y 400 unidades de otro tipo de equipamiento militar participaron en los ejercicios.

    Los militares rusos no solo trabajaron en las capacidades de las armas, sino también en la logística y el abastecimiento de las tropas.

    El principal objetivo de los ejercicios 'Cáucaso 2016' consistía en prepararse para una posible "reversión" hacia el sur y una invasión enemiga.

    Ejercicios a nivel internacional

    Durante 2016 los militares rusos llevaron a cabo una serie de ejercicios conjuntos con otros países.

    Entre los más importantes se destacan los ejercicios 'Cooperación 2016' con las unidades militares de las Fuerzas de Respuesta Rápida de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva. Las maniobras que tuvieron lugar en la región de Pskov contaron con la participación de más de 6.000 militares de Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán.

    Además, Shoigú propuso organizar ejercicios tácticos conjuntos de manera anual entre Rusia y Serbia.

    Durante las maniobras Selengá 2016, llevadas a cabo en la república fronteriza rusa de Buriatia, los militares de la agrupación militar unificada repelieron el ataque de los grupos de reconocimiento y sabotaje, superaron un terreno difícil y localizaron los puestos de control y seguridad de los falsos terroristas.

    Entre otros países que participaron en los  ejercicios conjuntos con el Ejército ruso están Pakistán, Vietnam y la India.

    Los Juegos Militares Internacionales

    Los Juegos Militares Army 2016 también contribuyeron al desarrollo de la cooperación militar. Cada año más países se unen a mostrar sus habilidades bélicas. Así, en 2016, 19 estados participaron en los juegos: Rusia, China, Kazajistán, Bielorrusia, Irán, Azerbaiyán, Mongolia, Venezuela, Kirguistán, Egipto, Zimbabue, Armenia, Angola, la India, Tayikistán, Grecia, Kuwait y Nicaragua.

    La competición 'Biatlón de tanques' fue el concurso más espectacular, durante el cual las tripulaciones dispararon sobre blancos que simulaban un tanque y un helicóptero.

    En las 20 competiciones de los juegos salió ganando el equipo ruso.

    El Desfile del Día de la Victoria

    El Desfile de 2016 fue un poco más modesto que el del año 2015. No obstante, impresionó tanto a los ciudadanos rusos como a los visitantes de Moscú. Los bombarderos estratégicos Tu-160 y los helicópteros Ka-52 sobrevolaron la capital rusa, mientras los tanques T-90 y Armata, los vehículos blindados Tigre, Taifún y Kurganets y los obuses autopropulsados Coalición-SV cruzaron la Plaza Roja.

    La renovación del Ejército ruso.

    Resumiendo el año, cabe señalar los cambios cualitativos que se produjeron en el Ejército del país en 2016. En primer lugar, la Fuerza Aérea de Rusia recibió 139 aviones y la Armada obtuvo 24 buques de guerra y dos submarinos polivalentes. Las Fuerzas Terrestres de Rusia ahora cuentan con 88 sistemas de artillería y 764 vehículos blindados nuevos.

    Además, fueron desplegados nuevos sistemas de misiles tácticos, Iskander, sistemas de misiles costeros Bastión, sistemas de lanzamisiles múltiples Tornado-S además de sistemas sonar y medios de guerra electrónica.

    En segundo lugar, las unidades militares recibieron simuladores que ayudan a los soldados a manejar la técnica moderna. Por fin, en el ámbito de desarrollo de nuevas tecnologías para el Ejército, se crearon nuevas unidades científicas.

    En general, se puede concluir que en 2016 el Ejército y la Armada de Rusia alcanzaron un nivel más alto.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook