En directo
    Fuerzas Armadas
    URL corto
    0 24
    Síguenos en

    David Cameron reafirmó este lunes el compromiso del Ejecutivo conservador británico con el programa nuclear militar de Reino Unido.

    El nuevo plan estratégico en Defensa y Seguridad, que el primer ministro presentó en el Parlamento británico, revisa a la alza el presupuesto estimado para la modernización de los submarinos con el sistema de misiles balísticos Trident.

    Cameron apuesta por la renovación completa de la flota de cuatro submarinos a un coste previsto hoy en 31.000 millones de libras, lo que supone un aumento del 20 por ciento respecto a las cifras oficiales difundidas hace nueve años.

    El nuevo sistema Trident no estará operativo hasta la década de los treinta y los costes son factibles de crecer hasta entonces, como sugiere una partida adicional de 10.000 millones de libras dejada en reserva en el plan gubernamental.

    El Partido Nacionalista Escocés está unido en su oposición a la renovación de la flota submarina, que tiene su sede en la cuenca del Clyde, en Escocia.

    También el líder laborista, Jeremy Corbyn, es contrario a la renovación del "arsenal de destrucción masiva que nunca se utilizará", según denunció en los Comunes.

    Corbyn no cuenta con el respaldo unitario de sus diputados en este conflictivo punto de la Defensa de Reino Unido, que un amplio sector de analistas militares considera inadecuado e inefectivo para hacer frente a la principal amenaza actual: el terrorismo.

    La lucha contra el terror islamista llevó a Cameron a duplicar los refuerzos militares –hasta un total de 10.000 soldados- en apoyo de operaciones policiales en Reino Unido en situaciones críticas similares a los múltiples ataques de París, según anunció hoy.

    Por otra parte, se crearán dos brigadas de despliegue rápido para misiones en el extranjero que tendrán acceso a 600 vehículos blindados, incluidos los nuevos tanques Scout.

    Cada brigada estará formada por unos 5.000 operativos militares adiestrados en sus nuevas funciones pero sin aumentar el contingente actual de soldados al iniciar sus primeras misiones, en 2025.

    Solo la Marina Real verá un aumento de su plantilla en unos 400 marinos.

    El revisado plan de Defensa para los próximos diez años incrementa el presupuesto en 12.000 millones de libras, hasta un total de 178.000 millones.

    La inyección de capital se destinará a la adquisición de arsenal y aparatos principalmente en defensa marítima y aérea.

    Entre los planes ya avanzados está el refuerzo de las patrullas marítimas con la compra de nueve Boeing P8, que sustituirán al abortado programa de aviones Nimrod.

    Cameron confirmó también la extensión de operaciones militares con jets Typhoon hasta 2040, cuando se anticipa su reemplazo por los más modernos F-35.

    Las nuevas previsiones de Defensa rebajan el número de adquisiciones de este modelo de caza a 28 aparatos, de los que al menos doce estarán operativos a partir de 2030.

    Además:

    Londres se propone comprar 138 cazas por £12.000 millones
    La aviación británica espera luz verde del Parlamento para atacar al EI en Siria
    Londres envía buque al Mediterráneo para apoyar operación francesa
    Etiquetas:
    submarinos nucleares, Trident (misiles), Ministerio de Defensa de Reino Unido, Partido Nacionalista escocés (SNP), Jeremy Corbyn, David Cameron, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik