Widgets Magazine
21:36 GMT +314 Octubre 2019
En directo
    Caza de quinta generación F-35

    Las cinco armas más letales de Europa

    © Flickr/ Times Asi
    Fuerzas Armadas
    URL corto
    0 1018
    Síguenos en

    Europa ya no mantiene el poderío y el protagonismo a nivel global que ostentó durante cuatro siglos, pero dispone de armas que le permiten continuar siendo una potencia militar, según opinión expresada por Evan Gottsman, editor asistente de la revista de política internacional The National Interest.

    El continente europeo, que durante cuatro siglos se apoyó en su gran poderío militar, para mediados del siglo XX perdió prácticamente todas sus colonias, según el columnista.

    Gran Bretaña, Francia, España, Portugal y otros países europeos, que controlaban grandes territorios en África, Asia y América, fueron perdiendo terreno, y las dos guerras mundiales que sacudieron fundamentalmente a estos países, con la pérdida de decenas de millones de vidas, incidieron negativamente en las capacidades militares de estas naciones, truncando quizás para siempre sus aspiraciones de controlar grandes espacios fuera de sus fronteras.

    Según Gottsman, el legado militar del continente "se oscureció", primero, después de que EEUU eclipsase a Europa como potencia militar occidental directriz, y luego, tras el colapso de la URSS, los gobiernos de la región redujeron drásticamente sus gastos en Defensa, ya que la supuesta amenaza soviética desapareció.

    Por otro lado, el desarrollo militar de naciones no occidentales como China y la India ha desplazado aún más la posición global del Viejo Continente, según el especialista.

    No obstante, afirma el editor de The National Interest, muchos países de la UE, y en particular los miembros de la OTAN, disponen de algunas de las tecnologías militares más avanzadas en el mundo.

    Países como Francia, Gran Bretaña, Alemania y Suecia producen sus propias armas y desarrollan exitosamente su industria bélica, observa Gottsman.

    Además, muchos de gobiernos europeos disponen y utilizan armas de última generación y alta tecnología producidas en EEUU, como es el caso del caza F-35 Joint Strike Fighter.

    Veamos cuáles son las cinco principales armas europeas:

    Eurofighter Typhoon

    Cazas Typhoon
    © Foto : UK Ministry of Defence / Jack Pritchard
    Caza Eurofighter Typhoon

    El Eurofighter Typhoon es un caza polivalente producido en colaboración entre cuatro países europeos, Gran Bretaña, Alemania, Italia y España, y por sus capacidades puede ser calificado como una de las armas más potentes de la actualidad.

    Esta nave de combate se sumó a los arsenales europeos en 2003, pero por sus capacidades y potencial promete continuar siendo un elemento básico para los ejércitos europeos y otros ejércitos aliados hasta 2040.

    El Eurofighter Typhoon dispone de motores EJ200, que le otorgan un radio de combate de hasta 1.389 kilómetros y una velocidad de hasta 2.125 kilómetros por hora.

    Aunque este aparato es de cuarta generación, disponen de algunas capacidades de la quinta, incluyendo las tecnologías furtivas.

    Portaaviones clase Queen Elizabeth

    Portaaviones HMS Queen Elizabeth (archivo)
    © Foto : UK Ministry of Defence / Andrew Linnett
    Portaaviones HMS Queen Elizabeth

    La Armada Real de Gran Bretaña durante largos años dominó los océanos del mundo, hasta que fue desplazada por la Marina de Guerra de EEUU.

    Los portaaviones clase Queen Elizabeth asumirán en tiempos cercanos el papel de los recientemente dados de baja Invícible.

    El primer buque de esta clase, el HMS Queen Elizabeth será botado en 2015 y entrará en servicio en 2020.

    El segundo portaaviones, el HMS Prince of Wales, ya ha sido puesto en quilla.

    Los buques de la clase Queen Elizabet serán significativamente más grandes que los anteriores modelos británicos, con un desplazamiento de 70.600 toneladas y una eslora de 283 metros.

    Esta imponente nave contará con dos turbinas de gas Rolls Royce MT30 y cuatro conjuntos de generadores diésel, que le permitirán alcanzar velocidades de hasta 25 nudos.

    Los portaaviones de la clase Queen Elizabeth podrán cargar hasta 50 naves aéreas, entre aviones y helicópteros.

    Portaaviones francés Charles de Gaulle

    Portaviones Charles de Gaulle (R 91)
    Portaviones Charles de Gaulle (R 91)

    Francia, junto a Gran Bretaña y EEUU, es uno de los tres países con mayor presencia naval militar en el mundo.

    El portaaviones Charles de Gaulle entró en servicio en 2001, y luego de que Francia descartara en 2013 la fabricación de un nuevo modelo de portaaviones similar al británico clase Queen Elizabeth, se mantiene como la nave más potente de la Marina Nacional francesa.

    El Charles de Gaulle tiene un propulsor nuclear doble tipo K15, lo cual le permite alcanzar velocidades de hasta 27 nudos.

    Esta nave permite acoger hasta 40 aviones de combate franceses Rafale, además de aviones de asalto Dassault-Breguet Super Etendard y E-2C Hawkeye de alerta temprana.

    Caza F-35 Joint Strike Fighther (JSF)

    Caza de quinta generación F-35
    Caza de quinta generación F-35

    El F-35 Lockheed Martin, originalmente creado en EEUU, fue sustancialmente modificado por varios países de Europa, incluyendo a Gran Bretaña, Italia, los Países Bajos, Dinamarca y Noruega, que copatrocinaron el programa Joint Strike Fighther, pasando a ser este el primer avión de quinta generación utilizado a escala en Europa.

    Los motores Pratt F-35 y Withney F-135 permiten al JSP alcanzar altas velocidades y un radio de combate superior a los 1.100 kilómetros.

    El F-35 es una nave que utiliza tecnologías furtivas, de baja visibilidad para los radares.

    Esta nave de combate está equipada con múltiples armas aire-aire, incluyendo misiles AIM-120AMRAAM y un cañón de 25 mm GAU-22/A; además dispone de las bombas guiadas por láser Paveway IV, que le permiten impactar objetivos terrestres.

    Submarino A26

    En su artículo para The National Interest, Evan Gottsman recuerda las glorias pasadas de Suecia, cuando en calidad de potencia militar dominaba el mar Báltico, desde Alemania hasta Rusia.

    Pese a haber perdido desde hace tiempo su estatus de gran potencia militar, Estocolmo mantiene una industria militar de gran prestigio que produce armas de alta calidad.

    En estos momentos Suecia está desarrollando su nuevo modelo de submarinos, el A26, que vendría a reemplazar su amplia flota de submarinos de la clase Gotland.

    El proyecto surgido a finales de la guerra fría vuelve a recibir un impulso tras el presunto resurgimiento de la amenaza rusa procedente de las costas orientales del Báltico.

    El A26 tendrá un desplazamiento de 1.900 toneladas, tecnología furtiva y un sistema de propulsión independiente de aire que permitirá a estas naves operar en silencio.

    Se espera que este submarino entre en servicio en 2018-2019.

    La nave será producida por las empresas suecas SaabKockums y ThyssenKrupp en la ciudad portuaria de Malmo, en el mar Báltico.

    Etiquetas:
    armas, A26 (submarino), Charles de Gaulle, HMS Queen Elizabeth, F-35, Typhoon (caza), Evan Gottsman, Europa
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik