14:58 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    • Las pruebas incluyen una marcha de 10 km en condiciones naturales extremas, el asalto de edificios, ejercicios acrobáticos y combates marciales.
    • La mayor parte de la marcha, los candidatos cargan su equipamiento con un peso aproximado de 20 kilogramos.
    • La marcha contiene diferentes obstáculos, para la superación de los cuales los combatientes deben trabajar en equipo y ayudarse mutuamente.
    • Tres simples infracciones y el aspirante no pasa las pruebas, de manera que los candidatos luchan al límite de sus posibilidades.
    • No todos logran obtener la boina en el primer intento.
    • La carrera con obstáculos del centro de formación Gorny en Novosibirsk.
    • La carrera con obstáculos del centro de formación Gorny en Novosibirsk.
    • Las pruebas acrobáticas en el centro de formación Gorny de Novosibirsk.
    • En diferentes países, las pruebas de las Fuerzas Especiales de élite pueden variar, pero su sentido sigue siendo el mismo: el combatiente debe ser capaz de soportar una presión física y psicológica al borde de las capacidades humanas.
    • Una de las etapas más difíciles es la práctica de asalto en la línea de fuego. Es aquí donde se elimina a la mayoría de los contendientes.
    • La prueba de tiro en el centro de formación Gorny de Novosibirsk.
    • Después de varias horas de marcha y pruebas de fuego y asalto, el examen culmina con una lucha de 12 minutos con tres combatientes experimentados. La misión del aspirante no es vencer, sino mantenerse en pie al final de la confrontación.
    • Durante la ceremonia de entrega de las boinas, además de las rojas pertenecientes a las fuerzas especiales, entregan las verdes a los combatientes de la Inteligencia Militar. Siguiendo la tradición, el combatiente se arrodilla, besa la boina, luego se la pone y con un saludo militar pronuncia: Sirvo a la Federación de Rusia y al Spetsnaz.
    • Los que llegan hasta el final obtienen el título de élite de las Fuerzas Especiales y equipos de Inteligencia Militar. Esta vez, de los 60 aspirantes, solo 20 lograron la boina roja.
    • La boina es un logro de extraordinario orgullo para quien la logre. No le da ningún beneficio adicional, ni un aumento al salario, pero cada año cientos de combatientes de las tropas especiales y de inteligencia tratan de conseguir el derecho a portarla.
    © Sputnik / Alexandr Kryazhev
    Las pruebas incluyen una marcha de 10 km en condiciones naturales extremas, el asalto de edificios, ejercicios acrobáticos y combates marciales.

    Las pruebas para obtener el derecho a lucir la boina roja del Spetsnaz —las Fuerzas Especiales de Rusia— se realizaron en el centro de formación Gorny, en la siberiana región de Novosibirsk.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Más fotos