Widgets Magazine
En directo
    Conteo de votos tras las elecciones europeas

    Elecciones europeas: avance y nuevo aviso del nacionalpopulismo

    © REUTERS / Pascal Rossignol
    Firmas
    URL corto
    Luis Rivas
    0 70

    Le Pen, Salvini, Orban, Farage, las figuras del nacionalpopulismo continental vencen en las elecciones para el Parlamento Europeo, aunque juntos no obtienen la capacidad de bloqueo legislativo que perseguían.

    Es una victoria simbólica y una confirmación de que las fuerzas nacionalistas siguen avanzando ante la pérdida de fuelle de socialdemócratas y cristianodemócratas, las dos formaciones que dirigen los destinos de la Unión Europea desde hace décadas.

    Sin duda es la victoria del partido Reagrupamiento Nacional (RN), de Marine Le Pen en Francia, el hecho más relevante pues, aparte de que no gobierna en su país, se impone en el referéndum contra Emmanuel Macron. El presidente francés quiso centrar la batalla europea en un duelo nacional con Le Pen, oscureciendo así al resto de las fuerzas políticas. Macron ha fracasado en la apuesta y es sin duda el gran perdedor de la noche europea.

    El mandatario francés suspende su primer examen en las urnas tras su avasalladora victoria en las presidenciales y legislativas de 2017. Su batacazo ante Marine Le Pen tendrá consecuencias también fuera de su país. Macron, que hace dos años pretendía erigirse en uno de los líderes de 'los progresistas' del Viejo Continente, pierde muchas plumas en un combate continental en el que sus enemigos, a los cuales considera 'lepra nacionalista', se imponen.

    Macron, el gran perdedor

    La llamada hasta el aburrimiento 'locomotora europea', la pareja Macron-Merkel, ya emprendió vías diferentes antes de estos comicios. La canciller alemana, que vive sus últimos meses en la política activa, vuelve a ver cómo su partido, la Unión Cristiano Demócrata (CDU), sigue perdiendo apoyo en su país. El único consuelo es que la formación nacionalpopulista, Alternativa por Alemania (AfD) no ha logrado el éxito de sus homólogos europeos y se queda en algo más del 10% de los votos.​

    ​Matteo Salvini, el viceprimer ministro italiano, y líder de 'La Lega', no solo se impone fácilmente en Italia, sino que dobla en porcentaje al partido coaligado con él en el gobierno de Roma, el 'Movimento 5 Stelle'. Salvini se reafirma como el hombre fuerte del país y puede presumir de ello levantando el cuello al otro lado de la frontera ante su vecino y rival, Emmanuel Macron.

    Otro de las bestias negras de Macron, pero también de toda la izquierda europea y de gran parte de la derecha, Víktor Orbán, arrasa de nuevo en Hungría, superando el 52% de los votos, en lo que supone el récord europeo entre los líderes gobernantes.

    Orbán, que pertenece al Partido Popular Europeo —que le mantiene suspendido por sus opiniones y políticas contrarias a la línea oficial marcada por Angela Merkel— puede seguir presumiendo de su éxito interno y también tiene razones para ironizar con los resultados en Francia.

    Tema relacionado: La difícil unión de la extrema derecha europea

    También en Polonia, el gobernante partido 'Derecho y Justicia' (PiS), de Jaroslaw Kaczynski, obtuvo un excelente 42%, aunque la coalición proeuropea 'KE' llega hasta un 39%. Para el PiS, estas elecciones suponían un plebiscito sobre su política nacional y una prueba para las legislativas del próximo otoño.

    Uno de los pocos partidos populistas de derechas castigados en las europeas es el austriaco Partido de la Libertad (FPO), que ha sufrido las consecuencias del 'Ibizagate', que obligó a su líder, Heinz-Christian Strache, a dimitir y hacer tambalear al gobierno de coalición con los conservadores del canciller, Sebastian Kurz, líder del Partido Popular Austriaco (OVP). El OVP triunfa en las elecciones europeas, con más del 34% y se prepara para afrontar unas elecciones generales anticipadas previstas para septiembre.

    Como se esperaba, el nuevo 'Brexit Party' británico, liderado por Nigel Farage, es el vencedor de los comicios europeos en el Reino Unido. El país vive momentos de zozobra tras la anunciada dimisión de la primera ministra conservadora, Theresa May, abandonada por sus compañeros de partido e incapaz de encontrar una solución en la Cámara de los Comunes de Londres para la salida negociada de la Unión Europea.

    Más aquí: "Las elecciones europeas confirman la polarización causada por el Brexit"

    Los españoles salvan el honor socialdemócrata

    En estos comicios europeos, donde el factor nacional juega mucho más que el verdadero interés de los votantes por Europa y su Parlamento, las fuerzas tradicionales que han regido los destinos del Continente desde la posguerra, cristianodemócratas y socialdemócratas, siguen perdiendo terreno y, tras los resultados del 26 de mayo, ya no contarán con la mayoría que les hacía votar conjuntamente asuntos de interés común, además de repartirse los principales cargos comunitarios.

    ​Su relativo bajón puede quedar compensado con el avance del grupo de liberales europeos (ALDE), que será reforzado con los 22 diputados obtenidos por Macron y que comparte también esfuerzos en el duelo contra los nacionalpopulistas.

    El honor de los socialdemócratas ha sido salvado por los socialistas españoles, suecos y portugueses. Los tres partidos han aprovechado la inercia de su victoria en las elecciones nacionales respectivas. Pero es el Partido Socialista Obrero Español, (PSOE), de Pedro Sánchez, quien sale mejor parado. Será la formación socialdemócrata europea con más eurodiputados en el hemiciclo de Estrasburgo.

    En el lado opuesto está la debacle del Partido socialista de Francia (PSF), superado ampliamente no solo por la formación de Le Pen y el partido de Macron, sino por los Verdes. Poco que celebrar también en los partidos a la izquierda de los socialdemócratas europeos. Podemos, en España, y Syriza, en Grecia, cosechan notables fracasos.

    ¿Cambiará la Unión Europea tras las elecciones del 26M? La relación de fuerzas queda fijada entre soberanistas críticos con la UE y las fuerzas que defienden una renovación cercana al federalismo, es decir, la centroderecha, socialistas y liberales.

    Opinión: "Temo que la extrema derecha crezca y bloquee el Parlamento Europeo"

    Los comicios refuerzan a los nacionalpopulistas que, sin embargo, deberán ponerse de acuerdo para lanzar iniciativas comunes desde la existencia de tres grupos distintos. Algo no tan fácil sabiendo que la rivalidad entre sus líderes es un hecho y que hay cuestiones que les separan profundamente, en especial, la relación con Rusia. 


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Etiquetas:
    Parlamento Europeo, Pedro Sánchez, Emmanuel Macron, Marine Le Pen, Francia, España, elecciones, UE, derecha
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik