Widgets Magazine
17:03 GMT +323 Septiembre 2019
En directo
    El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez

    El socialista Sánchez gana en España y podrá librarse de los independentistas

    © Sputnik / Alexey Vitvitskiy
    Firmas
    URL corto
    Por
    Elecciones generales en España (2019) (100)
    381
    Síguenos en

    El socialista Pedro Sánchez no solo gana las elecciones legislativas, sino que podrá elegir entre optar por alianzas a su izquierda o a su derecha. El Partido Popular, representante de la derecha desde hace décadas, sufre una debacle histórica.

    El PSOE vuelve al poder once años después, tras unas elecciones en España de la mano de un líder que hasta hoy había perdido dos citas con las urnas. Es un éxito indudable de Pedro Sánchez, que hace poco más de un año era todavía discutido en su propia formación política. Los pocos meses de Gobierno en minoría, con el apoyo parlamentario de Unidas Podemos, nacionalistas vascos y catalanes, le han servido para obtener una victoria espectacular.

    Desde el fin del bipartidismo en España ningún partido puede pretender optar a la mayoría absoluta, es decir 176 escaños de los 350 que componen el Congreso. Por eso, los 122 del PSOE puede ser considerados una cifra de éxito. Su aplastante mayoría también en el Senado le liberará para poder llevar adelante medidas económicas y territoriales que hasta ahora se veía obligado a pactar a regañadientes con otros partidos.

    El Partido Popular (PP) de Pablo Casado sufrió el 28 de abril la mayor derrota de su historia. Obtiene 66 diputados y pierde 71. El nuevo líder, que reemplazó a Mariano Rajoy, deja la formación en una grave crisis. Su abandono de las posiciones centristas del pasado y su intento de frenar el voto hacia VOX ha sido un fracaso. Como en otros países europeos, la derecha tradicional que pretende ocupar los caladeros más a su derecha pierde peso, se desnaturaliza y acaba en la unidad de cuidados intensivos de la política.

    Vox "europeíza" a España

    El PP, que pretendía sumar con VOX y Ciudadanos y, así frenar a la izquierda, ha visto cómo tanto Vox como Ciudadanos le han robado votos. Pero lo más grave es que más de un millón de sus antiguos votantes no han acudido a las urnas.

    Por supuesto, el resultado de VOX era una de las incógnitas y una de las noticias más esperadas. El partido de la "derecha dura", que irrumpió en la política con 12 representantes en Andalucía, entra por primera vez en el Congreso con 24 diputados. Algunos analistas consideran que es un pequeño fracaso, pues sus líderes esperaban más, pero es un error no dar importancia a la entrada en la política legislativa de un partido nacionalpopulista, o de ultraderecha, como se quiera, que será también una fuerza de iniciativas y que, como su jefe Santiago Abascal dijo, va a obligar al resto de partidos políticos a "retratarse" sobre sus propuestas. España, con VOX, se "europeíza".

    Podemos no es indispensable

    Podemos es otra de las grandes decepciones de la noche. Pierde 29 escaños en el Congreso y no tendrá representantes en el Senado. Sin embargo, Sánchez les podría pedir apoyo parlamentario y eso les convertiría en un socio incluso de Gobierno. Pablo Iglesias, que no pudo ocultar su decepción con los resultados, habló ya de negociaciones con Pedro Sánchez para "la formación de un programa de Gobierno", y advirtió al PSOE de alejarse de la "tentación naranja", el posible acuerdo con Ciudadanos.

    El PSOE no necesita ya a Podemos, como ha ocurrido durante el periodo de Gobierno de Sánchez tras la moción de censura a Mariano Rajoy. Los buenos resultados del partido Ciudadanos, que antes se definía como centrista y ahora como centroderecha, se puede perfilar también como socio de los socialistas, aunque su líder, Albert Rivera, asegurara en la campaña electoral que "jamás pactaría" con Pedro Sánchez.

    ¿Pacto PSOE-Ciudadanos? Sánchez no es un rehén del independentismo

    PSOE y Ciudadanos suman una mayoría confortable. Sería el pacto favorito de lo que sus enemigos llaman "los mercados". Es, sin duda, la combinación que el mundo económico y la Unión Europea desearían como ejemplo de estabilidad. En su primera aparición ante sus seguidores, los afiliados y votantes de Pedro Sánchez le pidieron "con Rivera, no". Pero el vencedor en las urnas respondió que él no ponía "cordones sanitarios a nadie". PSOE y Ciudadanos suman 180 escaños.

    Por supuesto, Albert Rivera debe optar entre un acuerdo con PSOE o seguir luchando por hacerse con el liderazgo con la derecha, algo que ya casi ha conseguido el 28 de abril. Será muy difícil conocer la solución a este dilema, pues las elecciones autonómicas, municipales y europeas de finales de mayo dificultan, de momento, los eventuales pactos.

    La otra opción de Sánchez es contar con Podemos, con el que llegaría a 165, sin contar con los diputados de otros partidos minoritarios que también apoyarían ese acuerdo. No es una mayoría, pero podría gobernar buscando apoyos puntuales con otros grupos políticos. Las cifras de Sánchez le permiten dejar de ser rehén de los independentistas catalanes, aunque tanto en Cataluña como en el País Vasco los nacionalistas ganan apoyo. Sin duda, el temor al "trifachito", a "las tres derechas", a la irrupción de VOX ha animado el voto nacionalista. Hasta el punto de que el Partido Popular no obtiene escaño alguno en el País Vasco y solo tendrá uno en Cataluña.

    Más aquí: Los españoles ante las urnas: "Estas elecciones son más importantes de lo habitual"

    En número de votos, el bloque de la derecha vence al de izquierda, pero el sistema electoral ha castigado duramente la división en tres partidos del primero. VOX ha contribuido así, indirectamente, a la debacle del PP y a la victoria del PSOE.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Tema:
    Elecciones generales en España (2019) (100)
    Etiquetas:
    separatistas, independencia, victoria, PSOE, Pedro Sánchez, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik