Widgets Magazine
En directo
    La gente con las banderas de Ucrania

    Ucrania: el rey, la princesa y el bufón

    © Sputnik / Stringer
    Firmas
    URL corto
    Luis Rivas
    Elecciones presidenciales en Ucrania (2019) (83)
    1140

    Petró Poroshenko y Yulia Timoshenko aparecen como favoritos en los comicios presidenciales del 31 de marzo. La renovación política en Ucrania deberá esperar, aunque la campaña electoral será amenizada por la irrupción de un popular cómico que quiere cambiar de papel y ser jefe de Estado.

    'Ejército, Fe y Lengua'. El eslogan que aparece en los carteles propagandísticos del presidente Petró Poroshenko, define su programa para las presidenciales del 31 de marzo.

    Bajo su mandato se han vivido las crisis de Donbás y Crimea, en las que el orgullo soberanista ucraniano ha sufrido ácidamente frente a su vecino y enemigo proclamado ruso. Poroshenko sabe que recuperar por la fuerza esos territorios es una tarea imposible, pero necesita mantener vivo el sentimiento nacionalista y el ultranacionalista de una parte de los votantes.

    La impotencia militar nacional quiere ser compensada sin embargo por su sueño de integrar la Alianza Atlántica. Un anhelo compartido por la misma organización militar que, desde la Guerra Fría, tiene como una de sus metas más golosas instalarse en la misma frontera rusa.

    Tema relacionado: ¿Cómo reconocer a un ucraniano? Poroshenko lo explica

    Ucrania, de la mano de Poroshenko, se ha convertido en el primer país del mundo en inscribir en su Constitución la determinación de obtener la plena pertenencia a la OTAN y a la Unión Europea (UE). Una decisión sorprendente que ilegaliza cualquier opinión disidente sobre el asunto y que impide una votación popular específica.

    Cuando Poroshenko subraya el concepto de Fe, quiere exhibir su maniobra para disociar a la iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarca de Moscú, un "éxito" del que se pavonea como su principal victoria ante Rusia, aunque ello haya supuesto también la persecución de muchas parroquias y párrocos que se niegan a aceptar la decisión.

    La cuestión de la lengua viene siendo un argumento recurrente del nacionalismo local y que contribuyó a tensar las relaciones con las regiones rusohablantes del este del país. En 2017, Poroshenko apoyó la decisión de eliminar la lengua rusa de la enseñanza secundaria, pero eso, además de granjearle aún más encono de los rusófonos, le valió también las críticas de otras minorías, como la húngara, que obtuvo el apoyo evidente de Hungría.

    El rey del chocolate contra la princesa del gas

    Poroshenko opta a la reelección y bajo el lema 'Ejército, Fe y Lengua', quiere ocultar la debacle económica de su mandato. Ucrania es hoy el país más pobre de Europa, según el Fondo Monetario Internacinal (FMI) por debajo de la pequeña Moldavia.

    Sus socios comerciales occidentales y la UE ven desesperados cómo el apoyo político que otorgan al país no se ve acompañado por los esfuerzos requeridos para frenar la corrupción endémica que asola a Ucrania desde hace lustros y que no ha cedido durante el periodo de presidencia de Poroshenko. Él mismo, el denominado 'Rey del chocolate', por sus negocios en ese ramo, es uno de los principales millonarios del país, y forma parte de un poco honorable club que con otros oligarcas sin los cuales ninguna fuerza política puede imponerse en las urnas.

    El 'Rey del chocolate' tendrá como uno de sus principales rivales a la 'Princesa del gas', como se conoció en su día a Yulia Timoshenko, que sigue viviendo del recuerdo de haberse autoerigido en icono de la 'Revolución Naranja' de 2004.

    ​También se la recuerda como una de las personalidades que aprovecharon el fin de la Unión Soviética y la independencia de Ucrania para hacerse con el monopolio de las exportaciones de gas. Del pequeño comercio de vídeos, a princesa del gas, pasando por jefa de gobierno dos veces, presa durante casi tres años por corrupción y recuperada para la política al calor del llamado Euromaidán, que le dio la fuerza para abandonar la silla de ruedas que utilizó fraudulentamente, según sus rivales, para ablandar los frágiles sentimientos de la Europa solidaria.

    No te lo pierdas: A cinco años del Euromaidán: ¿a dónde va Ucrania?

    Timoshenko se presenta mucho más beligerante que Poroshenko y pretende recuperar por la fuerza Crimea y Donbás, mientras el actual presidente dice aspirar a "una paz fría" con Moscú. La antigua favorita de los medios de prensa occidentales necesita mostrar fiereza ante el Kremlin para hacer olvidar sus negocios con Rusia y las buenas relaciones que mantuvo en el pasado con Vladímir Putin.

    Bailando con estrellas

    A los dos miembros de la aristocracia política ucraniana se ha unido como favorito en los sondeos un personaje diferente. El actor y cómico Volodímir Zelenski pretende acabar con el dominio de los políticos tradicionales y encaramarse a la presidencia en Kiev. También pretendía presentarse como libre de lazos con la omnipresente figura del oligarca-protector, hasta que se descubrió su relación con Ígor Kolomoiski, acusado de haberse apropiado de 2.000 millones de dólares con su socio en la banca Privat, uno de los escándalos de corrupción que jalonan la actualidad ucraniana. Kolomoiski se hizo conocer por haber financiado a grupos paramilitares en el Este del país y haber sufragado la campaña política del ex primer ministro Arseni Yatseniuk y otros diputados.

    Volodímir Zelenski, candidato a la presidencia de Ucrania
    © REUTERS / Mykola Tys
    Volodímir Zelenski, candidato a la presidencia de Ucrania

    Zelenski, conocido por su papel en la serie 'El servidor del pueblo' o por su participación en el programa 'Bailando con estrellas', tuvo que reconocer también haber mentido cuando dijo que no tenía fondos depositados en Rusia. Gracias a las investigaciones periodísticas, Zelenski prometió repatriar las sumas. Su solidaridad guerrera la demostró contribuyendo con 30.000 euros al presupuesto del Ejército.

    Tema relacionado: "Ucrania es el Estado más pobre en Europa, con uno de los niveles más altos de corrupción"

    La prensa extranjera no ha tardado en hacer paralelismos con Zelenski y otros cómicos o actores que optaron por jugar un papel en la política. El francés Coluche hizo temblar a Mitterrand antes de retirarse bajo amenazas. Reagan y Trump llegaron a la cima y el italiano Beppe Grillo es el gurú y creador del Movimiento 5 Estrellas, que cogobierna Italia.

    Zelenski parece llamado más bien a colorear la campaña y a excitar los sondeos de opinión antes de la jornada electoral, en la que las redes políticas y económicas que sustentan a Poroshenko y Timoshenko impondrán su fuerza y, sobre todo, sus intereses.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Tema:
    Elecciones presidenciales en Ucrania (2019) (83)
    Etiquetas:
    política, candidatos, presidencia, elecciones, UE, OTAN, Volodímir Zelenski, Yulia Timoshenko, Petró Poroshenko, Ucrania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik