En directo
    El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador

    ¿Podrá AMLO sacar a México del 'callejón sin salida'?

    © Sputnik / Eliana Gilet
    Firmas
    URL corto
    Vicky Peláez
    7302

    Las primeras medidas del nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para sacar a su país del profundo 'hoyo' socioeconómico y político que su pueblo viene sufriendo desde hace tres décadas, han alarmado a sus detractores nacionales y extranjeros.

    "México tiene dos desgracias, estar lejos del cielo y muy cerca de los Estados Unidos"

    (Dicho popular)

    Los movimientos sociales de izquierda, como los indigenistas y medioambientales, y hasta los zapatistas, acusaron al presidente de ofrecer un programa económico superficial e inclusive dañino para los intereses del país. El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo en seguida sus previsiones de crecimiento económico en México y la derecha nacional se puso en guardia, esperando indicaciones de su 'gran jefe', Donald Trump.

    Por el momento, al inquilino actual de la Casa Blanca no le conviene complicar las relaciones con AMLO, debido al flujo de caravanas de migrantes centroamericanos que necesariamente pasan por México para acercarse a la frontera con EEUU, lo que convierte a este país en la única nación que puede crear un 'cordón sanitario' en la entrada a EEUU.

    Sin embargo, la historia y la política actual de Washington hacia Venezuela demuestran que si AMLO persiste con su agenda internacional independiente de EEUU, en algún momento su Gobierno podría correr la suerte de la Venezuela bolivariana. Ya es harto conocido que todo país en América Latina que se opone a las líneas generales de la política de la Casa Blanca y de las transnacionales tiene que prepararse para la injerencia externa propulsora de las 'guarimbas' internas.

    Mucho antes de asumir la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador hizo una promesa a su pueblo: "No voy a ser un florero, no estoy de adorno, traigo un mandato del pueblo mexicano".

    Su pueblo hace tiempo ya que está harto de estar sometido a miseria, inseguridad, narcotráfico, violencia diaria y la corrupción, donde cada gesto y cada solicitud no se realizan sin soborno.

    Según la medición del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) para el año 2018, el 43,8% de los mexicanos vive en pobreza: más de 53 millones de personas. Lo confirman los pueblos miseria de Hidalgo o del estado de México. El 61,2% de la población carece de seguridad social, lo que les hace vulnerables para los períodos de enfermedad y vejez.

    Unos 30 millones de mexicanos, que representan a más de la mitad de la Población Económicamente Activa (PEA) —54 millones de personas— trabajan en el sector informal. Las remesas a México, principalmente de EEUU (95%), alcanzaron en 2018, según BBVA Bancomer, 33.000 millones de dólares. Esto convirtió a México en el tercer receptor de remesas del mundo, solo por debajo de La India (65.300 millones de dólares) y de China (62.800 de millones de dólares).

    Además: Mitad de las madres solteras en México tiene trabajo informal, doméstico o sin pago

    En términos macroeconómicos, estas cifras para México representan el 2,7% del Producto Interno Bruto (PIB) y en algunos estados hasta el 10% del PIB.

    México, como decía el escritor Carlos Monsiváis, es parte del territorio más grande del planeta, llamado 'Machistlán'. Según el periodista mexicano Javier Aranda Luna, "el desprecio a la mujer es profundo en el país donde el machismo permea y donde los cuerpos de mujeres flotan en las aguas negras o son apenas enterradas en lotes baldíos" (La Jornada, 24 de enero, 2018).

    De acuerdo al estudio de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la violencia feminicida se incrementó en México, cobrándose en 2018 en promedio nueve víctimas al día. Además, en el país, el 66,1% de las mujeres mayores de 15 años sufrió en 2018 algún tipo de agresión, según el Centro de Estudios para el Logro de la Igualdad de Género de la Cámara de Diputados (CELIG).

    Resulta que México, cuya dirección asumió AMLO, no es un país violento solamente contra las mujeres, sino contra todos los sectores de la población. De acuerdo a los estudios realizados por el Gobierno anterior y que fueron ocultados, son 40.180 desaparecidos desde 2006.

    El Gobierno de AMLO decidió hacer pública la tragedia humana que vive México como consecuencia de 12 años de 'guerra contra las drogas'. Así se supo que, por lo menos 16.500 cadáveres son conservados en anfiteatros o en contenedores de tráileres, o enterrados en 1.136 fosas comunes en 27 estados. No obstante, estas cifras son conservadoras, porque carecen de información de gobiernos locales, que son focos rojos en materia de desapariciones, como Jalisco, Coahuila, Sinaloa, Sonora, Guerrero, Campeche, Nayarit.

    Más sobre el tema: Informe de guerra antidrogas involucra a militares en torturas y desapariciones en México

    Actualmente, según el informe de la DEA '2018 National Drug Threat Assessment', existen los siguientes carteles principales en México: Sinaloa, Jalisco, Nueva Generación (CING), Juárez, Golfo, Zetas y Beltrán Leyva, que exportan y distribuyen en Estados Unidos metanfetamina, marihuana, cocaína, heroína, fentanilo, etc. Lo que no dice este informe es que el mayor productor de marihuana no es México, que elabora 10.000 toneladas, sino EEUU, que produce 15.000 toneladas de marihuana en 22 estados.

    Tampoco menciona este informe que, desde que la DEA entró a Colombia, la extensión de los cultivos de coca aumentó de 78.000 hectáreas a 250.000 hectáreas en las zonas donde, según denuncia de Evo Morales están ubicadas bases militares y las de la DEA.

    La tarea de AMLO de convertir a México en un país próspero usando el modelo neodesarrollista para modernizar al país a través de una fuerte inversión estatal y la realización de megaproyectos recibió el apoyo de su pueblo a través de las 'benditas redes sociales'.

    En la reciente intervención en la Cámara de Diputados AMLO advirtió a los legisladores no despertar al 'tigre', refiriéndose al pueblo, que ya está furioso y harto de fraudes, corrupción, la ineficiencia del Estado y que está listo lanzarse a la calle para imponer su voluntad, especialmente ahora que el Gobierno federal destapó una 'Estafa Maestra' en la mayor empresa estatal, Petróleos Mexicanos (Pemex), que es el mayor contribuyente fiscal del país.

    También: AMLO se enfurece: "Pemex y el Gobierno estaban secuestrados por una pandilla de corruptos"

    Resultó que varios directivos de esta empresa organizaron una red clandestina de venta de hidrocarburos, el llamado 'huachicoleo', que penetró desde hace muchos años las oficinas del Gobierno federal, los despachos de los gobernadores, diputados, alcaldes y el resto de funcionarios públicos.

    De acuerdo con el cálculo del director del Grupo Biométrica, Ernesto O'Farrill, la lucha contra el robo de gasolina beneficiará a las finanzas públicas de Pemex con 3.000 millones de dólares anuales. Pero el problema de 'huachicol' es mucho más complejo, porque está relacionado con la extracción y la distribución social de la riqueza extractiva.

    Los ductos de gasolina atraviesan muchos territorios que no se beneficiarían sin 'huachicoleo' o 'popoteo'. De allí se calcula que los 'huachicoleros' abrieron más de 11.000 puntos para extraer gasolina en los lugares menos beneficiados por ductos que atraviesan los lugares donde residen. Esto explica la reciente tragedia de Tlahuelilpan, en el estado de Hidalgo, donde una toma clandestina de gasolina hizo explosión quemando a más de 100 personas entre los curiosos y los que aprovechaban la oportunidad de llenar sus bidones con gasolina gratis.

    Tema relacionado: ¿Qué pudo haber provocado la explosión en el ducto mexicano?

    En Tlahuelilpan, más del 55% de la población vive en pobreza y con poca inversión del Estado en programas sociales. Para la economía informal de esta región, el 'popoteo' de gasolina es una forma de sobrevivencia. Para López Obrador, el pueblo en general es bueno, pero las condiciones económicas lo hace delinquir robando gasolina.

    La solución para este problema se encuentra en la creación del empleo e implementación de programas sociales especialmente en 91 municipios por los que pasan ductos de Pemex y donde habitan 1,6 millones de personas. Durante el reciente recorrido de la zona principal de 'huachicoleo', el presidente declaró:

    "Ningún mexicano va a tener la necesidad de dedicarse al robo de gasolina, porque va a tener ahora trabajo, va a tener bienestar y va a tener el apoyo del Gobierno".

    Este 'apoyo' gubernamental consiste en pensión para adultos mayores, pensión para personas con discapacidad, el sistema nacional de becas Benito Juárez, becas para la educación básica, media y superior. El dinero para estos programas saldría de un Pemex libre de corrupción y de un crecimiento del PIB gracias a proyectos de desarrollo macroeconómicos, como el Corredor Transístmico, que conectará el Pacífico con el Atlántico y el Tren Maya para impulsar el sureste de México.

    Para el FMI, estos proyectos son irrealizables debido a la falta de inversión privada extranjera, que percibe el riesgo, el incremento insostenible del presupuesto y endeudamiento tanto público como privado. Sin embargo, López Obrador, confiado en la posibilidad de 'sanear' a Pemex y utilizar la futura Guardia Nacional para poner fin al 'huachicoleo', ya prometió a su pueblo que, en tres años, el país tendrá un sistema de salud igual que el de Canadá y se crearán 100 universidades nuevas, donde todos los estudiantes estarán becados.

    En estos casi dos meses de Presidencia, López Obrador está dando un cambio estimulante a la política exterior mexicana, que en los últimos tres sexenios se caracterizó por entreguismo y sumisión a EEUU. Los últimos tres presidentes, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, eran 'perritos falderos' de Washington, dejando en desuso el artículo 89 de la Constitución mexicana, que reza: "El titular del poder Ejecutivo observará los siguientes principios normativos: la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados".

    Asunto relacionado: México se despide de Enrique Peña Nieto: los triunfos y derrotas del presidente saliente

    Lo que están haciendo López Obrador y su canciller, Marcelo Ebrard, es cumplir con el mandato constitucional para el caso de Venezuela, oponiéndose a la injerencia declarada por Donald Trump y su halcón, John Bolton.

    México sigue reconociendo al presidente Nicolás Maduro, legítimamente elegido por su pueblo y, junto con Uruguay, llama al Gobierno bolivariano y a la oposición al diálogo. Por supuesto, estos aciertos constitucionales en la política exterior producirían cierta irritación en Washington, pero la presencia de caravanas de migrantes en la frontera con EEUU neutralizará cualquier intento de injerencia de la CIA o del departamento de Estado norteamericano. No es el momento adecuado para presionar a López Obrador.

    Entonces AMLO tiene el tiempo, el espacio y el apoyo del 'tigre' —su pueblo furioso y ansioso esperando trabajo, seguridad y bienestar prometidos por López Labrador—. Donald Trump y la oposición mexicana saben perfectamente que en este momento sería dañino para sus 'intereses nacionales' despertar al 'tigre'.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    caravana, migración, presupuesto, drogas, economía, Andrés Manuel López Obrador, Venezuela, México