20:38 GMT +319 Octubre 2018
En directo
    París en el mapa

    Los jueces en Francia, cada vez más políticos

    CC0 / pixabay
    Firmas
    URL corto
    Luis Rivas
    0 20

    ¿Son los jueces quienes determinan la política en ciertos países europeos? ¿El poder judicial prima sobre los demás dependiendo de la ideología de sus representantes? En Francia, varios casos empujan a muchos ciudadanos a desconfiar de la magistratura.

    Marine Le Pen, líder de Reagrupación Nacional (RN), ha sido convocada para someterse a un examen psiquiátrico por haber publicado en su cuenta Twitter imágenes de las atrocidades cometidas por el ISIS, autodenominado Estado Islámico, organización terrorista proscrita en Rusia y otros países.

    ​Contra Le Pen los jueces han aplicado el artículo 706-47 de Código Penal que castiga la difusión de imágenes violentas.

     Marine Le Pen , líder de Reagrupación Nacional
    Marine Le Pen, líder de Reagrupación Nacional

    El cometido de un juez es aplicar la ley, pero siempre conserva un criterio personal para distinguir entre hechos que puedan dar lugar a interpretaciones diferentes. Esta ley está pensada para combatir especialmente la difusión de imágenes de pedofilia que difunden los perversos sexuales.

    Obligar a Le Pen a someterse a una prueba para que un doctor decida si tiene problemas mentales es, para la protagonista, un ejemplo más de persecución política que le lleva a manifestar que "no estamos en un sistema democrático, sino totalitario".

    Para la aspirante a la presidencia francesa, "la Fiscalía depende del poder político y este ha dado la orden de perseguirme".

    ​Le Pen y su partido tienen otras cuentas pendientes por otros supuestos delitos, como la acusación de haber creado empleos falsos en su partido con el dinero recibido para pagar a los asistentes en el Parlamento Europeo.

    No es el único partido francés acusado de tales componendas, pero lo que a Le Pen y sus seguidores les parece un trato discriminatorio es que los jueces decidieran bloquear sus cuentas antes de que el juicio se haya celebrado.

    Más de dos millones de euros que RN debía recibir como parte del dinero que le corresponde tras las elecciones de 2017 fueron congelados en septiembre pasado por magistrados que interpretan, antes del juicio, que Le Pen será condenada. Un proceder que ningún otro juez aplicó a partidos como el centrista Modem, que fue objeto de investigación por hechos similares.

    También: La líder del Frente Nacional francés quiere un nuevo nombre para su partido

    Le Pen señala también que los dos magistrados que han ordenado su examen psiquiátrico son políticamente connotados.

    Para la jefa del antiguo Frente Nacional, la jueza Claire Thebaut forma parte del Sindicato de la Magistratura (SM), una organización de jueces de izquierda.

    El SM se hizo muy conocido en Francia cuando un periodista de la televisión pública filmó en su sede un mural donde, bajo el titular "Le Mur de cons" (que podría traducirse como "El muro de los pendejos, o boludos, o gilipollas"), estaban adosadas fotos de personajes políticos o de ciudadanos anónimos, como padres de jóvenes violadas y asesinadas, de los que los miembros del sindicato se mofaban.

    "Ser juzgado por el enemigo"

    Esta misma magistrada se convirtió también en una de las bestias negras judiciales del expresidente conservador, Nicolas Sarkozy, perseguido judicialmente en innumerables casos que, por el momento, no han acabado en condena.

    El celo de la jueza con el caso Sarkozy le hizo decir al expresidente que "dudaba de la imparcialidad de la Justicia". Para la compañera de partido del exlíder de Los Republicanos, Nathalie Kosciusko-Morizet, la actitud de la jueza Theabut equivalía a "ser juzgado por sus enemigos".

    En Francia, la lentitud de la Justicia es uno de los problemas recurrentes cuando se habla de reformas urgentes. Sin embargo, se acusó a los jueces del "caso Fillon" de haber batido récords de velocidad en el procedimiento.

    El candidato a la presidencia y principal rival de Emmanuel Macron, era el claro favorito para ocupar el Elíseo en la campaña electoral de 2017. Un oportuno chivatazo a la prensa desveló los oscuros procedimientos para obtener dinero público y privado, que incluía a toda su familia. Sobre su culpabilidad no había muchas dudas. Sobre la celeridad de los jueces para eliminarle de su segura victoria, sí.

    ​Pero no es solo la derecha la que se queja de una justicia politizada. Criticando la decisión de los magistrados sobre Marine Le Pen, el jefe de La Francia Insumisa, Jean-Luc Melenchon, ha mostrado su desacuerdo total con la "psiquiatrización" de las decisiones políticas. Para el principal líder de la extrema izquierda, "Marine Le Pen es políticamente responsable de sus actos. No todos los medios son buenos ni aceptables para combatirla. No se puede frenar a la extrema derecha con tales métodos".

    Te puede interesar: Macron niega ser amante del guardaespaldas que desató el escándalo

    La formación melenchonista "sufrió" también la atención de los jueces, pues en mayo pasado abrieron una investigación para verificar una supuesta violación de las reglas de financiación de campañas electorales.

    Melenchon sugirió entonces la intención de "dañar su honorabilidad por la forma en que surgió la información sobre el caso. Era una manera de denunciar la colaboración entre cierta prensa y ciertos jueces para acabar con supuestos enemigos del 'establishment'.

    La polémica sobre la politización de los jueces no se circunscribe solo a Francia. En muchos países europeos se debate el asunto, precisamente cuando las democracias que se consideran liberales acusan a las llamadas 'iliberales' de querer violar la separación de poderes. 


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    magistrados, justicia, ley, Daesh, Emmanuel Macron, Nicolas Sarkozy, Marine Le Pen, Francia