08:35 GMT +317 Diciembre 2018
En directo
    El presidente de EEUU, Donald Trump

    Trump (pro)mueve el Foro de Negocios Indo-Pacífico contra la Nueva Ruta de la Seda china

    © REUTERS / Leah Millis
    Firmas
    URL corto
    Alfredo Jalife-Rahme
    Hermenéutica Geopolítica (38)
    3113

    En medio de la escalada de la guerra comercial entre EEUU y China, Trump ha lanzado el proyecto geoeconómico Indo-Pacífico, que cuenta con el apoyo de Japón y Australia, con el fin de competir con las tres Rutas de la Seda de China —la Eurasiática, la marítima con Oriente Medio y África, y la del Ártico—.

    El anterior Director de la CIA y hoy Secretario de Estado, Mike Pompeo, proyectó un programa de inversiones en la región Indo-Pacífico por un monto de 113 millones de dólares con la intención de competir con el gran proyecto de la Nueva Ruta de la Seda de China, que se calcula tendrá inversiones por 8 billones de dólares.

    Al corte de caja de hoy, se evalúa que la Ruta de la Seda de China, que contempla fuertes inversiones en infraestructura en su trayecto y proyecto, vale 71 veces más que el recién gestado proyecto Indo-Pacífico de EEUU.

    Feliz con su proyecto que lanzó durante el Foro de Negocios Indo-Pacífico en Washington, Pompeo salió a visitar a los países asiáticos con el apoyo de Japón y Australia.

    ¿Qué tanto se querrán arriesgar Japón y Australia a colisionar comercialmente con China?

    Aquí lo interesante será vislumbrar la postura que adoptará la India —que viene de concertar relevantes acuerdos con China en el marco de la décima Cumbre de los BRICS en Johannesburgo— que se ha mantenido un tanto neutral.

    Sin la India no se ve cómo el proyecto geoeconómico de Trump/Pompeo Visión Económica Indo-Pacífico pueda competir contra las tres Rutas de la Seda impulsadas por China.

    Ni siquiera se contempla cómo este proyecto de la dupla Trump/Pompeo pueda competir con la Asociación Regional Económica Integral (RCEP, por sus siglas en inglés), que encabeza China con 16 miembros. 

    David Bohigian, vicepresidente ejecutivo de la Corporación de Inversiones Privadas Foráneas de EEUU (OPIC, por sus siglas en inglés), señaló que la economía es un pilar de la estrategia de Seguridad Nacional de EEUU cuando "va de la mano con el desarrollo, la defensa y la diplomacia" como alternativa al modelo chino y "crece la preocupación en Washington de que China apuntala sus conexiones globales mediante la creación de infraestructura internacional y proyectos de financiamiento en los países en vías de desarrollo".

    Más: ¿Dominio global chino?: la Ruta de la Seda se extiende al oeste de África

    Además de los raquíticos 113 millones de dólares en inversiones gubernamentales directas de EEUU —en nueva tecnología, energía e iniciativas de infraestructura en los países emergentes de Asia—, el plan "duplicaría el tope de gasto global para el desarrollo financiero corporativo a 60.000 millones de dólares", lo cual "sería usado para financiar a las empresas privadas con préstamos para sus proyectos foráneos", según South China Morning Post.

    Un serio problema radica en la falta de credibilidad de Trump, que rompe sus acuerdos con una facilidad pasmosa.

    Más aquí: Trump rompe con Europa por Irán, Jerusalén, el comercio, el cambio climático, la OTAN y el euro

    Otro problema nada menor se encuentra en el hecho que EEUU es muy celoso con su "transferencia de tecnología" que, como ejemplo sideral, nunca proveyó a su socio mercantil México dentro del etéreo TLCAN y que ahora le reclama a China en forma airada.

    El problema más grande es que EEUU carece de capital para realizar inversiones tanto al interior como al exterior, lo cual es todo lo contrario de China, que ostenta las máximas reservas de divisas del planeta y que alcanzan los 3,2 billones de dólares frente a los 117 millones de dólares de EEUU:!27 veces más!

    Te puede interesar: Congresista revela cuándo estallará la bomba de deuda de EEUU

    South China Morning Post cita a Esward Prasad, exencargado de la división de China en el FMI, quien calificó de "pequeñas" las inversiones de EEUU comparadas a las de China.

    El medio señala que las dos economías más grandes del mundo "están enfrascadas en su peor confrontación comercial y en una batalla geopolítica por el dominio regional".

    Bonnie Glaser, director del Proyecto por el Poder de China en el influyente Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, comenta que EEUU "no puede competir con China en términos de dinero".

    Llama la atención que una de las banderas que enarbola EEUU para el proyecto comercial Indo-Pacífico se basa en la "calidad de las inversiones" y la "protección del medio ambiente" cuando se ignora qué quieren decir con "calidad", ya que Trump ya se salió del acuerdo sobre el cambio climático.

    No faltan los turiferarios del proyecto Indo-Pacífico quienes señalan que es "el sucesor del Plan Marshall de hace 70 años", lo cual suena ditirámbico, ya que los 113 millones de dólares inversiones aludidos son verdaderamente migajas ante los recursos asignados a las tres Rutas de la Seda.

    El Ministerio de Comercio de China comentó que el plan de elevar tarifas de Trump a los productos chinos está condenado al fracaso porque "EEUU juega al mismo tiempo tácticas duras y suaves".

    Para el rotativo chino People's Daily, Trump practica la "estrategia de contracción" y "coloca más recursos en la región Indo-Pacífico mientras reduce su presencia en Oriente Medio y Europa de manera bien planificada": hasta ahora el "concepto Indo-Pacífico" carece de "un importante apoyo económico", pero los "esfuerzos continuos de EEUU en transferir sus fuerzas militares a la región Indo-Pacífico y en fortalecer sus lazos con Japón, Australia y la India dan plena evidencia de su determinación para mantener su estrategia pivote que ahora ha girado a la región Asia-Pacífica", según el investigador chino Sun Chenghao.

    Más aquí: Aviso: los países expuestos a un mayor riesgo por la guerra comercial entre EEUU y China

    Gran parte de la escalada en varios temas y diversos niveles entre EEUU y China se debe a "malos entendidos", según Zhang Jiadong, quien arguye que tanto China como EEUU "no leen adecuadamente el orden internacional" basado en el concepto de la "soberanía de los países": Occidente tiende a creer que "los conceptos como democracia, libertad y derechos humanos son superiores al concepto de los países soberanos", pero "sus pretensiones no han podido cambiar la esencia del sistema de los países soberanos".

    También EEUU y China no han entendido "la tendencia del desarrollo humano de las sociedades" cuando "han alternado la integración, mediante la globalización, y la fragmentación".

    Según Zhang Jiadong, "conforme EEUU ha pasado por su fundación, desarrollo, ascenso y hegemonía, es natural que ahora esté en declive" y el siglo pasado ha enseñado que "mientras más arduo un país hegemónico defiende su liderazgo, más rápido es su declive", como sucedió con "el Imperio alemán, austrohúngaro, el Imperio otomano y el Imperio ruso durante la Primera Guerra Mundial, el Imperio japonés, la Alemania nazi y la Italia fascista durante la Segunda Guerra Mundial, los imperios coloniales representados por Francia y Gran Bretaña después de la Segunda Guerra Mundial, y la URSS durante la Guerra Fría".

    Además: "Un nuevo orden mundial está naciendo"

    A juicio de Zhang Jiadong, "el principal problema de China y EEUU no es meramente una guerra comercial, sino una mezcla compleja de política, economía y estrategia" cuando "algunas quejas de EEUU sobre China pueden ser algo razonables, pero las contramedidas de EEUU son hegemónicas e inaceptables".

    El Senado de EEUU autorizó 716.000 millones de dólares de gasto militar para el Pentágono —más de seis veces la inversión en el proyecto Indo-Pacífico—, lo que incluye la 'ciberguerra' contra China, Rusia, Irán y Corea de Norte, y la construcción de un nuevo portaviones, mientras que en la 51 Cumbre ministerial de la ASEAN en Singapur aprobaron el borrador de un texto crucial con China que contempla "negociar un Código de Conducta" en el mar del Sur de China


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Hermenéutica Geopolítica (38)

    Además:

    Se desata "la mayor guerra comercial de la historia de la economía"
    "El dólar se derrumbará y la demanda colapsará a causa de la guerra comercial con China"
    ¿Qué hay detrás de la guerra comercial entre Estados Unidos y China?
    Alto diplomático chino: la guerra comercial no resolverá los problemas de EEUU
    Etiquetas:
    guerra comercial, geopolítica, economía, Donald Trump, China, EEUU