10:32 GMT +310 Diciembre 2018
En directo
    El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Junker firman un acuerdo en Tokio

    La Unión Europea y Japón se alían contra Trump con la bendición de China

    © REUTERS / Martin Bureau
    Firmas
    URL corto
    Alfredo Jalife-Rahme
    2160

    La Unión Europea y Japón firmaron un histórico acuerdo comercial, que representa la tercera parte del PIB global, con el fin de eludir las medidas proteccionistas de Trump. El acuerdo parece contar con la bendición de China, cuyos medios lo han saludado con entusiasmo, mientras EEUU se pone a la defensiva.

    El acuerdo de Japón y la Unión Europea otorga un "acceso inédito de los productos agrícolas europeos al mercado nipón", a cambio del levantamiento progresivo de derechos de aduana sobre los vehículos y sus repuestos de Tokio. Es la segunda vez que Japón se rebela contra Trump: primero al recoger los detritos de la Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) y ahora mediante su temeraria alianza comercial con Europa y, en forma subrepticia y triangulada, con China.

    Mientras Xi Jinping emprende una gira por cinco países árabes y africanos para promover la Ruta de la Seda, en escala a la relevante cumbre de los BRICS en Sudáfrica, The New York Times, connotado rotativo anti-Trump, publicó un artículo titulado 'Europa y Asia se mueven para apuntalar los sistemas globales que el mandatario estadounidense ha atacado', después de que el presidente de EEUU había catalogado a la Unión Europea de "enemiga" en una entrevista con CBS.

    The New York Times expone que el mismo día de la Cumbre de Helsinki, al otro lado del mundo, en Pekín, "los líderes de la Unión Europea y China" proclamaron una "declaración conjunta y un compromiso común para mantener vigoroso el sistema global" después de dos años de interminables negociaciones. Agrega que al día siguiente "los europeos viajaron a Japón y firmaron el mayor acuerdo de libre comercio de la historia". La Comisión Europea asestó a Google, una de las principales joyas tecnológicas de EEUU, una de las mayores multas de la historia por 5.000 millones de dólares por sus prácticas monopólicas.

    Radio: China y la UE hacen piña contra EEUU

    El atribulado presidente Trump amenazó con impuestos devastadores a la industria automotriz de la Unión Europea y arremetió contra la multa a Google en un tuit feroz en el que condenó a Europa de "tomar ventajas de EEUU", pero "por no largo tiempo".

    ​Según The New York Times, además de la multa a Google, "la Unión Europea prepara enormes tarifas para contrarrestar las tarifas automotrices de Trump basadas en 'seguridad nacional', un asunto importante para Alemania".

    El medio no pierde de vista que existen 'advertencias': EEUU es "el principal poder económico y militar del mundo y los europeos en particular tienen la esperanza de que el sucesor de Trump eventualmente regrese a abrazar el sistema global" cuando "Europa todavía alberga una ambivalencia considerable de acercarse demasiado a China, quien habla más de abrir el comercio de lo que lo practica".

    Concluye que, si bien es cierto que "la Unión Europea y China no son aliados naturales en el comercio, Trump ha conseguido unirlos". ¿Por qué están tan convencidos en Europa que la despedida de Trump facilitará las relaciones?

    Sigue aquí: China pone en juego su principal arma en su guerra comercial contra EEUU

    Pareciera que China no busca la confrontación comercial con Trump, pero tampoco deja de mover sus fichas. Según las declaraciones al Global Times de Cui Hongjian, director del Departamento de Estudios Europeos del Instituto de Estudios Internacionales, "China y Europa comparten las preocupaciones y la presión de EEUU y han acordado unir esfuerzos para equilibrar el impacto. Pero identificar a EEUU como una amenaza común esta en contra del principio de cooperación entre China y Europa", además de que "Europa y China enfrentan presiones muy diferentes de EEUU".

    El rotativo chino Global Times comenta que "aunque China y Europa rechazan identificar a EEUU como su rival común, Trump ha identificado a China, Europa y Rusia como enemigos de EEUU".

    Otro notable punto de vista es el expresado por Wang Yiwei, Director del Instituto de Asuntos Internacionales de la Universidad Renmin de China en Pekín, quien pone límites a la rebeldía de Europa: "muchos miembros de Europa mantienen lazos estrechos con EEUU en los rubros de seguridad y comercio, por lo que es imposible solicitar de Europa mantener una opinión unificada para oponerse a EEUU" cuando "China y Europa tienen diferentes puntos de vista sobre el país norteamericano".

    Además: "EEUU, dispuesto a destruir cualquier cosa para impedir que China lo alcance"

    Wang señala que los "deseos de Europa son infundados en caso de creer que EEUU regresará a la 'normalidad' después de que Trump deje la Casa Blanca" cuando "China cree que los movimientos proteccionistas y unilaterales de Trump tendrán un impacto en las acciones y en el pensamiento político de EEUU a largo plazo".

    En otro artículo, Global Times pregona que el acuerdo entre Japón y la UE es un modelo a seguir por China: "es más probable que los arreglos bilaterales ayuden a que Pekín gane más poder de negociación con menos participantes que en otros acuerdos comerciales multilaterales", por lo que "China debe prepararse a abrazar la nueva era de colaboración regional" cuando "los tratos bilaterales permitirán que continúe el progreso del libre comercio sin la participación de EEUU".

    Noticia relacionada: "Guerra comercial de EEUU defiende intereses de entorno de Trump"

    Global Times considera que ahora el mundo se une contra la guerra comercial que inició EEUU y que es probable que pierda. Recuerda que EEUU suele iniciar guerras de toda índole que luego acaba por perder: "la Administración Trump inició una guerra comercial prolongada que EEUU está destinado a perder. Como las previas tradicionales guerras que ha lanzado, EEUU confía al inicio de que puede rápidamente aplastar a los oponentes con la ventaja de su fuerza. Pero cuando la agresión se torna en una larga guerra desgastante, será arrastrado a una estrategia desfavorable".

    Por su parte, Trump recibirá en la Casa Blanca al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para intentar negociar un acuerdo amigable.

    Con su legendaria mentalidad militarista Trump ha amenazado con propinar un "castigo tremendo" cuyo objetivo principal será golpear las importaciones automotrices de la Unión Europea.

    Según Bloomberg, Juncker trae dos principales propuestas para mitigar la escalada comercial: 1. "la reducción de los impuestos automotrices entre los principales países exportadores de automóviles"; y 2. "abordar un acuerdo limitado de libre comercio".

    Más aquí: China llama a oponerse al proteccionismo en respuesta a EEUU

    Independientemente de la filípica de Trump contra Alemania y la OTAN, el Director del Consejo Económico de la Casa Blanca y anterior comentarista de CNBC, Larry Kudlow, declaró que la visita de Juncker traerá consigo importantes ofertas comerciales que pueden llevar a la disminución de las tarifas de ambos, lo cual ya se había acordado de cierta manera en los encuentros bilaterales de Trump respectivamente con Trudeau, Macron y Merkel: "abolir las tarifas, las barreras no-tarifarias y los subsidios".

    El economista israelí-estadunidense David P. Goldman, quien escribe bajo el seudónimo 'Spengler' en el portal filipino Asia Times, con sede en Hong Kong, aconseja a Larry Kudlow usar "una estrategia diferente con China" que "podría implicar un golpe menor a su crecimiento, pero sobrevivirá a una guerra comercial con EEUU" y "Europa tendrá un pedazo mayor de un mercado que todavía tiene mucho espacio para expandirse".

    Goldman explaya en forma persuasiva que la dependencia de exportaciones de China a EEUU "está disminuyendo, no creciendo" cuando la "mayoría de las exportaciones de China se dirigen a Asia", por lo que Pekín "sobrevivirá una guerra comercial con EEUU en un mercado asiático expandido".

    Te puede interesar: EEUU quiere imponer la ley de la jungla y desmontar la Organización Mundial del Comercio

    ¡Como cambian los tiempos en tan solo dos años de Obama a Trump! La alicaída Asociación Transpacífico (TPP), abogada por Obama y apuntalada por Japón, tenían por objetivo contener y aislar a China. Hoy, con Trump, China bendice el acuerdo bilateral de Japón y Europa contra el proteccionismo de EEUU.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Nuevo giro en la guerra comercial: China busca una alianza con Alemania contra EEUU
    Más de 40 países preocupados por posibles aranceles de EEUU a automóviles
    "Si esto es una guerra comercial, comenzó en 2008, no con Trump"
    Etiquetas:
    guerra comercial, aranceles, exportaciones, UE, EEUU, China