23:40 GMT +320 Septiembre 2018
En directo
    Emmanuel Macron, presidente de Francia

    Macron también desempacó su misil para amenazar a Siria

    © AFP 2018 / Charly Triballeau
    Firmas
    URL corto
    Luis Rivas
    859

    Emmanuel Macron desempaca sus misiles de crucero MDcN, la nueva joya francesa de la industria de la guerra. El presidente francés dice haber decidido golpear objetivos en Siria "por deber moral". Y su país se prepara, entre apoyo, temor y críticas.

    Las declaraciones del presidente francés se basan en el "muy probable" origen sirio de la utilización de presuntas armas químicas sobre civiles. Sin la confirmación de ninguna entidad internacional, es decir, sin pruebas fehacientes, Francia se dirige hacia una guerra supuestamente preventiva. Y siguiendo con las presunciones, no será la primera vez que un conflicto armado se inicie en base a una "fake news", término que en inglés aparece a los oídos como una expresión más elegante que la vulgar mentira.

    Los críticos en Francia a la iniciativa militar que Macron dice estudiar y preparar con sus mandos militares recuerdan el "tubito" de peligrosísimo gas que todo un Secretario de Estado norteamericano blandió en la ONU para justificar una guerra como la de Irak.

    En Francia una mayoría de ciudadanos todavía se enorgullece de la actitud del expresidente Jacques Chirac, que se negó a seguir la trampa norteamericana y se desmarcó de un conflicto que destrozó el país árabe y entre cuyas consecuencias destaca la aparición de ISIS (el autodenominado Estado Islámico, proscrito en Rusia).

    No te lo pierdas: ¿Pretenden aplicar los países occidentales el guion libio-iraquí en Siria?

    Los dirigentes franceses invocan a la moral para justificar sus acciones en el exterior. Chirac y su entonces Ministro de Asuntos Exteriores, Dominique de Villepin, se ganaron un aplauso en el Consejo de Seguridad. Pero ya hoy hasta los infantes saben que detrás de cada decisión se encuentran los intereses económicos y estratégicos, y es lógico.

    En 2013 Francia defendía unos intereses que no cuadraban con los de su aliado norteamericano. Pero, además de sostener su papel en Oriente Próximo, Francia subrayó su papel de independencia hacia Washington.

    Diez años más tarde, el presidente François Hollande ya había ordenado la puesta en marcha de sus portaviones y cazas para atacar objetivos sirios. Se creía embarcado en una coalición militar "del bien", acompañado por el Nobel de la Paz, Barack Obama. Pero el presidente norteamericano se retiró en el último segundo y dejó a Francia y a Hollande en la soledad del guerrero moral. Y, en solitario, ni Francia ni Hollande se atrevieron a ir a la guerra.

    Te puede interesar: La razón por la que EEUU no ataca a los terroristas con sus "misiles inteligentes"

    Pocos dirigentes internacionales son motivo de burla e insultos en Francia como Donald Trump. Pero cuando el primer dirigente norteamericano tuitea que va enviar "bonitos" misiles a Siria, en París se sienten obligados a actuar al lado de su aliado, repetimos, como un "deber moral".

     

     

    Al tiempo que Macron anunciaba los tambores de guerra, el Príncipe Mohamed Ben Sultán, nuevo hombre fuerte de Arabia Saudí, visitaba en palacio del Elíseo. Ryad y sus aliados en el Golfo bombardean posiciones yemeníes desde hace meses en una guerra —como todas— cruel, donde las principales víctimas —como en casi toda las guerras— son los civiles.

    No se trata de entrar en la dinámica del "y tú más", pero una de las grandes diferencias en la percepción del sufrimiento de los civiles en un conflicto del siglo XXI es la utilización de las imágenes. ¿Alguien puede dudar de que París opte por golpear objetivos en Siria si no existieran imágenes de niños supuestamente gaseados por armas activadas supuestamente por el Ejército sirio?

    Emmanuel Macron se alía con Donald Trump en una represalia edificada sobre presunciones, pero no es acompañado en esa guerra "moral" ni por Berlín, ni por Roma, por citar solo algunos de los miembros de esa Unión Europea que el presidente francés pretende reimpulsar. ¿Son los alemanes, los italianos o los griegos menos "morales" que los franceses?

    Más aquí: Macron y Trump acuerdan seguir la lucha contra ISIS hasta el final

    Tampoco en su país Macron cuenta con el apoyo de la mayoría de las fuerzas políticas. Aparte de su grupo, solo algunos exponentes del moribundo Partido Socialista le animan al ataque. El primero, su predecesor, François Hollande, el que en su día se echó para atrás cuando vió que no podría hacerse la foto de la victoria en Damasco con Barack Obama.

    Los expertos militares franceses que se expresan en los medios de comunicación reiteran que, como dijo el propio Macron, se golpearán solo zonas desde donde se cree hayan sido lanzados los vectores que cargan el supuesto gas venenoso. Se habla de "ataque moderado" y, por supuesto, se reitera que se evitarán accidentes colaterales, es decir, que militares o instalaciones rusas puedan sufrir el impacto de los misiles franceses.

    Una acción que París quiere utilizar como caución moral. Una demostración, a pequeña escala, de la "grandeur" militar que Macron ha anunciado en sus discursos pre y post presidencia.

    Además: Francia, impotente para frenar el terrorismo islamista

    Una iniciativa insuficiente para atraer el aplauso de una ciudadanía más preocupada por la crisis social, las huelgas y el futuro de sus jóvenes. Una decisión que compromete a Francia en la obsesión de Washington y de la OTAN por implicar a Europa en guerras discutibles y perpetuar la dependencia militar europea de la industria militar norteamericana.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Consejos para no caer en la trampa de las 'noticias falsas'
    Lavrov cuestiona la rapidez con la que Macron y Trump se intercambiaron pruebas del ataque químico
    Los errores que cometieron los autores de las noticias sobre el presunto uso de armas químicas en Siria
    Mattis: EEUU tiene autoridad para atacar Siria y el Pentágono no necesita aval del Congreso
    Etiquetas:
    ataque químico, presencia militar, defensa, armas químicas, Emmanuel Macron, Donald Trump, Francia, Siria, EEUU