Widgets Magazine
En directo
    El perro policiaco cerca del logo de la Conferencia de Seguridad de Múnich

    "Colapso del orden liberal": las advertencias de la Conferencia de Seguridad de Múnich

    © REUTERS / Ralph Orlowski
    Firmas
    URL corto
    Alfredo Jalife-Rahme
    Hermenéutica Geopolítica (77)
    3300

    La 54 edición de la Conferencia de Seguridad de Múnich (CSM), celebrada entre el 16 y el 18 de febrero, abordó el "colapso del liberalismo" y alertó con pesimismo de que el mundo se encuentra al borde del "precipicio" nuclear.

    Este escenario va acompañado de un sustancial incremento del presupuesto militar por parte del presidente Trump y del ascenso irresistible de los nacionalismos.

    Con antelación, la CSM había publicado su pesimista reporte '¿Al borde o hacia atrás?', que vaticina "una nueva era de incertidumbre en el horizonte" cuando la "seguridad internacional en el año 2017 estuvo marcada por señales de erosión continua del orden internacional liberal y una política exterior de EEUU cada vez más impredecible".

    También llamó la atención que los políticos alemanes lanzaran sus dardos habituales, ya no solamente contra Rusia y China, sino también contra EEUU, severamente criticado por el "sabotaje" de Donald Trump, quien puede "perder el papel establecido de EEUU como garante de la seguridad internacional" en su accionar unilateral y "empujar una visión 'estadounicéntrica' a expensas de sus aliados tradicionales", en particular Alemania: principal superpotencia geoeconómica que prácticamente se encuentra empatada con Rusia, según el 'ranking' de la CIA del PIB, medido por la paridad del poder adquisitivo.

    Además: Rusia amplía la cooperación militar con Alemania "pese al chantaje de EEUU"

    Después del colapso de la URSS en 1991, el orden financiero anglosajón impuesto por EEUU —hoy inmerso en el aislacionismo 'trumpista' acompasado por el Brexit— naufraga después de la grave crisis de 2008 y de la quiebra del banco Lehman Brothers.

    Algunos de los principales temas fueron el primer año de Trump, "el nuevo momento en la política de defensa europea y el potencial impacto del Brexit", además del "estatuto del desarme global nuclear, los esfuerzos de no-proliferación y la temática ambiental y de seguridad climática", donde brilló el tema de moda: la ciberseguridad.

    Sus organizadores se ufanan de la concurrencia de relevantes think tanks del mundo anglosajón.

    El presidente de la Conferencia, Wolfgang Ischinger, anterior embajador alemán en EEUU y Gran Bretaña, expuso en 2017 que "el mundo se ha acercado al borde [sic.] de un conflicto importante". A ello se refiere el título sugerente de 'Al borde'.

    El reporte señala las "tensiones en varias partes del mundo que se han incrementado": entre Rusia y la OTAN, entre EEUU y Corea del Norte, entre el golfo Pérsico y Arabia Saudí e Irán y, por último, el peligro de perder el control de las armas nucleares en los principales tratados.

    Lea más: Rusia explica bajo qué condiciones reducirá su arsenal nuclear

    El reporte fustiga el abordaje de Trump, que "favorece lazos bilaterales que sirven sus propios intereses", en detrimento del multilateralismo. Además se ataca la "falta de interés de la Casa Blanca en fomentar la diplomacia", algo que pone de relieve su "influencia debilitada" y su apuesta por una mayor militarización frente al recortado presupuesto del Departamento de Estado.

    Mathias von Hein, de Deutsche Welle, se pregunta si la CSM marca "el fin de la diplomacia" ante tanta recriminación cacofónica: "Después de 3 días de discusiones queda muy claro que todo apunta a mayores conflictos" frente a la fase de "narrativas contradictorias, aisladas y, aparentemente, irreconciliables" en las que destacan las "relaciones difíciles entre los países occidentales [sic.]" y su letanía de "imperdonables reproches recíprocos".

    El canciller ruso, Serguéi Lavrov, fustigó a Europa por "regresar a la era nazi" y desechó los "lamentos" de la supuesta interferencia en la elección de EEUU como "habladurías".

    En forma ominosa, el Consejero de Seguridad Nacional de EEUU, el general H.R. McMaster, alegó que la supuesta interferencia rusa era "incuestionable", lo cual ha enfriado aún más las relaciones entre las dos superpotencias que viven ya una segunda 'guerra fría'.

    A propósito, el general H.R. McMaster ha llegado hasta a exagerar la intromisión de Rusia y Venezuela en las elecciones en su frontera sur.

    No se lo pierda: "Ahora vamos a por México": senador ruso 'trolea' a un asesor de Trump

    El reporte cita a un experto de política exterior de EEUU de la Universidad de Princeton, John Ikenberry: "El país más poderoso del mundo ha empezado a sabotear el orden que creó". Este determinista teorema anglocéntrico es muy debatible, ya que Rusia y China han alcanzado a EEUU en los 4 rubros —militar, económico, tecnológico y cultural— que solía citar Zbigniew Brzezinski como pilares del poderío unipolar y eterno de Washington.

    En lo militar: Rusia posee hoy una mayor fuerza convencional que EEUU y en el segmento nuclear posee mayor número de ojivas.

    En el rubro económico: China es la máxima potencia económica del planeta por delante de la Unión Europea y del mismo EEUU cuando se mide el PIB por la paridad de compra.

    En el ámbito tecnológico: China compite con EEUU en las supercomputadoras y en la estratégica Inteligencia Artificial, mientras que Rusia exhibe músculo en ciberseguridad.

    Dejo de lado la discusión sobre la "cultura", que Brzezinski confundió con el trivial "entretenimiento".

    El reporte de la CSM evidenció la "brecha de la interconectividad y la digitalización" en Europa, que requiere de una mayor inversión para cerrarla.

    Europa se cuestiona hoy "cuál será su destino sin EEUU" cuyo "paraguas nuclear" podría "envalentonar a Rusia". Esta es la razón por la que Bruselas sopesa una mayor seguridad coordinada entre Francia y Alemania, que baraja duplicar su gasto militar.

    Lea también: El doble rasero de la inteligencia alemana: "Es Moscú el peligro para Europa"

    El reporte conjuga el "cambio climático, los conflictos y la migración" como retos de cara al futuro. Tampoco pasa por alto la salida de EEUU del acuerdo de París, que trataba el cambio climático como una amenaza de seguridad.

    En la reciente 'Estrategia de Seguridad Nacional', Trump excluye la lucha contra el terrorismo, que inició 'baby' Bush a raíz del 11 de septiembre de 2001, para concentrarse en sus dos grandes competidores: Rusia y China.

    Más aquí: Estados Unidos se olvida de un enemigo feroz y no es ni China ni Rusia

    Para el Grupo de Múnich, "el impacto del cambio climático en las relaciones internacionales va más allá de los desastres naturales" ya que "afecta los sistemas económicos, de seguridad y políticos en todo el mundo" y es una "amenaza multiplicadora", en especial para los países que no pueden lidiar con ello debido a sus "capacidades limitadas".

    El ministro de Exteriores alemán saliente, Sigmar Gabriel, aceptó que EEUU había dejado de ser la única superpotencia incuestionable frente a Rusia y China.

    La lastimosa orfandad europea quedó de manifiesto cuando Gabriel advirtió que "nadie debe tratar de dividir a la Unión Europea: ni Rusia ni China, pero tampoco EEUU".

    La militarización no es solo estadunidense, sino que también es marcadamente europea en su "nueva era", según el reporte de la CSM.

    Ischinger, presidente de la CSM, presentó también un reporte del 2017 sobre defensa europea llamado 'Más europeo, más conectado, más capaz. Construyendo las Fuerzas Armadas Europeas del futuro', que prevé un vigoroso rearme en Europa.

    Lea más: El hipotético Ejército europeo, ¿formado por mercenarios y dirigido contra Rusia?

    El reporte europeo estima que de aquí a 2024 el gasto militar alcanzará la mirífica suma de US$378,000 millones: un incremento del 50% que provendrá primordialmente de Alemania, Italia y España.

    Una de las mayores debilidades de la defensa europea es su carencia de tanques. A nivel continental, Alemania es la primera superpotencia geoeconómica, pero Francia es su única potencia nuclear.

    ¿Llegará Alemania al punto de comprar armas nucleares de algunos de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y/o de los otros países nucleares?

    La revista estadunidense Newsweek se pregunta si los países de la OTAN llegarían a una guerra contra Rusia con base en el reporte de la CSM, en medio del "colapso del liberalismo.

    Lea puede interesar: EEUU rodea a Rusia y apunta a China

    Tampoco existe la opción de ir hacia atrás, hacia la aberrante unipolaridad solipsista de EEUU. Por el contrario, una salida racional sería la adopción de un nuevo orden tripolar basado en EEUU, Rusia y China.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Tema:
    Hermenéutica Geopolítica (77)

    Además:

    La Conferencia de Seguridad de Múnich, al detalle
    "EEUU no sabe cuál es su lugar en el mundo"
    La 'Gran Eurasia', según The Washington Post
    Sebastian Kurz: "China asume el papel de EEUU en el ámbito internacional"
    ¿Figuraría Rusia entre los líderes del mundo multipolar?
    Etiquetas:
    orden mundial, Acuerdo de París, geopolítica, seguridad, Conferencia Internacional de Seguridad de Múnich, Europa, China, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik