En directo
    La bandera de la organización italiana Movimiento 5 Estrellas (M5S)

    Alarma en Bruselas por la posible victoria del Movimiento 5 Estrellas

    © AFP 2019 / Alberto Pizzoli
    Firmas
    URL corto
    Francisco Herranz
    0 80

    Ya han saltado las alarmas en Bruselas y entre los partidos "tradicionales" italianos. El Movimiento 5 Estrellas (M5S), una organización euroescéptica y antisistema, va camino de ganar las próximas elecciones legislativas programadas para el 4 de marzo.

    Los sondeos les otorgan entre un 25% y un 30%, por delante del Partido Democrático, la principal fuerza de centroizquierda actualmente dirigiendo el Gobierno de Roma.

    Los datos analizados muestran que el Movimiento, fundado por el cómico Beppe Grillo hace casi nueve años, ocupa por el momento el primer puesto en todas las principales regiones y ciudades del sur del país. Esa es una circunstancia, que si se confirmara en las urnas, representaría un dato político muy relevante. Ese fenómeno tendría incluso connotaciones históricas, si se considera el hecho de que en los 72 años que tiene de vida la República Italiana los electores meridionales siempre han premiado predominantemente a los partidos que se sentaban en el Ejecutivo, es decir la Democracia Cristiana (DC), Forza Italia y El Olivo, y sin embargo nunca lo han hecho a una organización antisistema.

    Lea también: Italia, un peligro mayor que el Brexit para la UE

    Es verdad que todavía falta más de un mes para los comicios y que en ese tiempo las cosas pueden cambiar por completo, pero los datos de los institutos demoscópicos más acreditados son elocuentes. Así, el Movimiento 5 Estrellas se situaría ya entre el 34 y el 36% en Cerdeña, entre el 33 y el 35% en Sicilia, entre el 30 y el 32% en Puglia y entre el 29 y el 31% en la Campania. Siendo aún prematuro traducir estos porcentajes a escaños, sea por circunscripciones uninominales o por reparto proporcional, lo que resulta ya evidente es que ese grupo político es el primero en las grandes áreas metropolitanas del sur, o sea, Nápoles, Bari, Palermo y Reggio Calabria, además de las principales regiones.

    Una protesta contra la política de la UE en Italia (archivo)
    © AFP 2019 / Filippo Monteforte
    Cifras contundentes que no asombran a quienes conocen la realidad social y el imaginario colectivo de la llamada "parte pobre" de Italia. El nuevo líder del M5S, Luigi di Maio, que procede de una región sureña como la Campania, es un joven (31 años) que no ha acabado la Universidad, confunde los subjuntivos, y no ha conseguido nunca un empleo estable. Su perfil provoca un sentimiento de identificación por parte de miles de jóvenes y no tan jóvenes a quienes envenenan todo lo que suene institucional y que odian en lo que se han convertido. En esa propensión al voto al Movimiento 5 Estrellas subyace una profunda frustración.

    La cuestión de fondo radica en que Di Maio no superará el punto de referencia del 40% de los votos, lo que le evitaría tener que negociar para formar una coalición. Aunque ya no pide un referéndum para seguir en la zona euro, continúa siendo bastante euroescéptico. El Movimiento, que más que un partido es hoy un estado de ánimo, ha suavizado un ápice su relato antieuropeo.

    ​Di Maio declaró hace pocos días que "ahora no es el momento de salir" de la moneda única, "porque el eje franco-alemán no es tan fuerte". Ahora asegura que la consulta popular "sería un último recurso". Pero eso no significa que a largo plazo no vaya a reconsiderar esa idea. Ha cambiado de táctica pero no de estrategia.

    Una protesta contra la política de la UE en Italia (archivo)
    © AFP 2019 / Filippo Monteforte
    Di Maio está dispuesto a construir una mayoría parlamentaria suficiente si su agrupación obtiene el mayor número de votos de todos los partidos concurrentes. En ese caso, el presidente italiano, Sergio Mattarella, tendría que darle esa posibilidad.

    Para conseguir mejores resultados, Di Maio ha abierto el Movimiento, hasta ahora blindado sólo a los inscritos de largo recorrido, a personalidades externas que "quieran cambiar el país". Eso no ha sentado bien a todos sus compañeros de viaje.

    Le puede interesar: En temas de Defensa, "Italia gasta mucho y gasta mal"

    Su programa electoral incluye grandes inversiones públicas y un subsidio ciudadano para que "nadie esté nunca más por debajo del umbral de la pobreza". Todas estas medidas implicarían un importante incremento del gasto del Estado, una idea que preocupa y mucho a la Comisión Europea, defensora a ultranza de la austeridad presupuestaria. De hecho, la propuesta de Di Maio de romper el techo del 3% en la relación déficit-PIB ya ha sido calificada en Bruselas como "un absoluto contrasentido". Italia es el país de la eurozona que más deuda pública soporta: el 130% del PIB, sólo superada por Grecia.

    Es muy factible, por tanto, que los candidatos seguidores de Grillo sean los más votados. Eso es lo que pronostica el redactor jefe de la sección de Internacional del diario romano La Reppubblica, Daniele Bellasio, quien denuncia que fue "una negligencia" haber dejado sola o casi sola a Italia en la gestión de los flujos migratorios, un asunto en el que incluso el centroderecha hace campaña en contra de Bruselas.

    Como subraya Bellasio en un artículo de opinión publicado en el diario español El País "las divisiones y las debilidades de los partidos "más europeos" no permiten descartar una reafirmación de las fuerzas antisistema y antieuro, que podrían encontrar formas de entenderse después de los comicios". En otras palabras, la amenaza a Bruselas subsiste.

    El gran ausente será Silvio Berlusconi, inhabilitado hasta 2019 por fraude fiscal. A menos que el Tribunal de Estrasburgo diga lo contrario en las próximas semanas, el Cavaliere no podrá presentarse. Sin embargo, su nombre aparecerá en las papeletas gracias a un hábil recurso que permite la nueva ley electoral aprobada en 2017 y pactada entre él y el que fuera primer ministro y secretario general del Partido Democrático, Matteo Renzi, aunque a espaldas del M5S. Con el actual escenario de tres polos: centroderecha, centroizquierda y el Movimiento 5 Estrellas, la normativa, que establece un sistema mixto para favorecer la formación de amplias coaliciones de gobierno, potenciará el riesgo de bloqueo e ingobernabilidad, lo que favorecerá la repetición de los comicios, aumentando así la incertidumbre, también en Europa.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Además:

    TC italiano: partes de la legislación electoral contradicen la Constitución
    "Desfile de soberanías": diputado ruso valora los referéndums en Véneto y Lombardía
    El presidente de Italia disuelve el Parlamento
    ¿Independentistas o separatistas? Seis pueblos que aspiran a la soberanía
    ¿Crisis gubernamental en Italia y Europa tras el referéndum perdido por Renzi?
    Etiquetas:
    eurozona, partido político, elecciones, Movimiento 5 Estrellas (M5S), Silvio Berlusconi, Luigi Di Maio, Italia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik