14:57 GMT +311 Diciembre 2019
En directo
    Minuto de silencio en París en memoria de las víctimas de la masacre en Niza

    Francia: guerra contra Daesh y lucha electoralista

    © REUTERS / Pascal Rossignol
    Firmas
    URL corto
    Por
    Amenaza terrorista en Europa (179)
    0 30
    Síguenos en

    El atentado contra Charlie Hebdo provocó una ola de solidaridad con el Gobierno a la que se sumaron todas las fuerzas políticas. Sin embargo, el 13N empezó a resquebrajar el apoyo interideologías. La matanza de Niza ha supuesto el hachazo definitivo a la unión contra el terrorismo y ha disparado las críticas contra François Hollande y su gabinete.

    El expresidente Nicolas Sarkozy permaneció en silencio hasta el domingo siguiente al atentado, pero desencadenó las críticas más feroces contra la política antiterrorista del Gobierno.

    Tema: Atentado en Niza (2016)

    Terroristas de Daesh
    © AP Photo / Lefteris Pitarakis
    "Todo lo que se debería haber hecho desde hace 18 meses no se ha llevado a cabo", dijo el presidente de la formación de centro derecha, Los Republicanos, que enumeró las medidas que a su juicio deberían haberse implementado: "abrir centros de desradicalización, expulsar del país a los extranjeros fichados con la letra "S", (que designa a los sospechosos de estar ligados a redes terroristas islamistas), equipar con una tobillera electrónica a los fichados "S" franceses o recluirlos en un centro de detención".

    Asimismo, el exjefe de Estado señaló la absoluta necesidad de reorganizar y unificar los servicios de inteligencia y de crear una eficaz unidad de inteligencia en las cárceles, donde, dijo, hay que aislar a cada individuo condenado por terrorismo o colaboración con Daesh (autodenominado Estado Islámico).

    Más aquí: "Francia vivirá con la amenaza de atentados durante muchos años"

    Sarkozy manifestó también que los prefectos (delegados del Gobierno en las regiones) deberían tener el poder de expulsar a los imanes radicales y cerrar los lugares de culto salafista.

    Colaboración con Rusia

    Para el jefe de Los Republicanos, las cosas están claras con respecto a los yihadistas que actúan en Francia: "o son ellos, o nosotros". También fustigó el hecho de que cada vez que se produce un atentado se justifique al autor calificándolo de "desequilibrado". "Estamos en guerra y hay que llamar al enemigo por su nombre", insistió. En el aspecto exterior, Sarkozy reiteró la necesidad de aumentar la colaboración con Rusia.

    En un inusual comunicado conjunto, el primer ministro, Manuel Valls, y el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, respondieron ipso facto a Sarkozy rebatiendo sus críticas punto por punto y asegurando que nunca hasta ahora ningún Gobierno había hecho tanto en contra el terrorismo como el socialista.

    El Elíseo y Matignon —sede del presidente y del primer ministro respectivamente— están furiosos a causa del aluvión de críticas lanzadas por la oposición. Pero la inminencia de las primarias en los partidos socialista y en los republicanos, añadido a la ya comenzada precampaña para las presidenciales del año 2017, ha hecho aumentar las pujas para demostrar quién es el partido que mejor responde al problema número uno de Francia. Y los ataques no esperaron ni 24 horas tras la matanza de Niza.

    La cuchillada más sorprendente vino del siempre moderado y "centrista" Alain Juppé, que afirmó que "si se hubieran utilizado todos los medios, el drama de Niza no se hubiera producido". El alcalde de Burdeos y favorito provisional de las primarias de la derecha, criticó la ineficacia del estado de emergencia, la falta de medios empleados contra el terrorismo islámico y sentenció "hay que hacer más y mejor", pero sin dar pistas, como hizo después Sarkozy.

    Los diputados y responsables políticos de Niza y la región Alpes-Costa Azul se sentían más libres y justificados para ser algo más agresivos en los primeros momentos luego del atentado. El presidente de la región y exalcalde de Niza, Christian Estrosi, chupó cámara desde el momento del atentado, pues se encontraba en la zona del ataque. "Aunque no es el momento de polemizar" —aseguró— "me hago muchas preguntas. ¿Por qué horas antes del atentado Hollande anunció que se levantaba el estado de emergencia?" Estrosi censuró también el dispositivo de seguridad de la fiesta en el paseo de los Ingleses, en la ciudad que él ha regido durante años. Aseguró, además, que el día antes de la masacre, envió al presidente Hollande una advertencia sobre la poca seguridad prevista para la fiesta del 14 de julio de Niza. Valls respondió más tarde que Estrosi nunca pidió anular el evento.

    Más: La fiesta nacional de Francia, ensangrentada por la tragedia en Niza

    Fillon, ex primer ministro de Sarkozy y también con fama de frío, aportó su carbón al fuego de los ataques contra Hollande afirmando que había que utilizar todos los elementos que el derecho francés proporciona para luchar contra el terrorismo.

    Charles de Gaulle, portaaviones francés
    © AFP 2019 / Anne-Christine Poujulat
    El premio a la escalada verbal hay que atribuírselo sin duda a Henri Guaino, diputado de centroderecha y exredactor de los discursos de Sarkozy, para quien el atentado se hubiera podido evitar con métodos de guerra: "me dicen que es difícil parar un camión. Si estamos en guerra, hay militares y armas de guerra, y se puede poder frenar a un camión que no hace caso de los controles. Si a la entrada del paseo de los Ingleses se hubiera apostado un militar con un lanzagranadas, el camión se habría detenido".

    Guaino, que también compite con Juppé, Sarkozy, Fillon y otros varios/as a las primarias de centroderecha, dijo hace pocos días que para su campaña se inspiraría en Donald Trump.

    Complacencia con los Hermanos Musulmanes

    Marine Le Pen, jefa del Frente Nacional (FN), el partido que encabeza los sondeos para la primera vuelta de las presidenciales del año que viene, fue la primera en reaccionar. A las seis de la mañana del viernes ya lanzaba su tuit: "la guerra contra el fundamentalismo debe empezar ya". Para Le Pen, "hay que tomar las medidas necesarias para prevenir, reprimir y erradicar el azote del terrorismo fundamentalista". Según ella, la guerra de la que habla Hollande todavía no ha comenzado en serio.

    El número dos del FN, Florian Philippot, fue algo más concreto que su jefa y se manifestó contra lo que él considera como complacencia del Gobierno con los Hermanos Musulmanes y con la Unión de Organizaciones Islámicas de Francia (UOIF), una entidad musulmana radical tolerada en el país.

    De poco han servido los llamamientos a la unidad de la nación que desde la noche de la matanza lanzaron Hollande y Manuel Valls. Para el jefe del Partido Socialista (PSF), Jean-Christophe Cambadélis, "es indigno polemizar esperando ganar votos a espaldas de los muertos". Para su colega, Sébastien Pietrasanta, ponente de la comisión parlamentaria que ha dejado en evidencia, hace unos días, la descoordinación de los servicios de inteligencia franceses, las declaraciones de ciertos responsables de la derecha demuestran que "son buitres y no hombres de Estado".

    Así pues, la primera etapa política del día después del 14J acaba en un 'sprint' a codazos políticos buscando ir a rebufo del camión del asesino, para llegar a la meta electoral del año que viene.

    Lea también: Niza: dos días después de la tragedia

    La opinión pública, por su parte, también se manifiesta. Según un sondeo de la empresa IFop, seis de cada diez franceses no tienen confianza en la política antiterrorista del presidente Hollande. Más del 80% están dispuestos a renunciar a parte de sus libertades para frenar al terrorismo islamista.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Les invitamos a comentar la publicación en nuestra página de Facebook o nuestro canal de Twitter.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Tema:
    Amenaza terrorista en Europa (179)

    Además:

    El mundo se solidariza con Francia tras el atentado
    Atentado en Niza, 14 de julio
    Primeras imágenes tras el atentado en Niza: "Quería matar al mayor número posible de personas"
    Etiquetas:
    oposición, atentado, terrorismo, Daesh, Unión Nacional (Francia), Hermanos Musulmanes, Nicolas Sarkozy, Marine Le Pen, François Hollande, Niza, Francia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik