09:49 GMT +322 Noviembre 2019
En directo
    La protesta de los agricultores franceses

    Francia se posiciona ante el fin de las sanciones a Rusia

    © AFP 2019 / Xavier Leoty
    Firmas
    URL corto
    Por
    Sanciones de Occidente contra Rusia (745)
    0 255
    Síguenos en

    Francia vivía una enésima protesta de sus agricultores y ganaderos. Ciudades y puerto bloqueados, carreteras cortadas por tractores y columnas de humo negro producido por la quema de neumáticos.

    A miles de kilómetros, el Ministro de Economía, Emmanuel Macron, anunciaba el "objetivo" francés de levantar las sanciones a Rusia en seis meses.

    Macron no podía no tener en cuenta las protestas de los agricultores franceses, penados por las sanciones impuestas por la Unión Europea a Moscú. Por supuesto, las intenciones de París no están solamente originadas por la situación de los productores de carne de cerdo, de vaca o de hortalizas, pero en los tiempos de la primacía de la comunicación política nada se deja de lado.

    Esta vez no ha sido el responsable de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, quien se manifiesta sobre el asunto de las sanciones. Emmanuel Macron, figura ascendente de una nueva política francesa menos ideologizada y más pragmática, fue el encargado de pronunciarse oficialmente por la esperanza de la eliminación definitiva del embargo comercial europeo a Rusia.

    Macron, considerado un "liberal" (grave insulto en Francia) por la izquierda francesa, estaba en Moscú para "vender" una Francia moderna e innovadora en tecnología punta. Para el joven – 39 años- ministro de Economía, Finanzas e Innovación y, Moscú es una etapa como pueda ser Silicon Valley, salvo que a orillas del Moscova hay que entrar en política diplomática y subrayar la soñada independencia francesa, constreñida por su alianza con Estados Unidos y por sus obligaciones hacia sus socios de la Unión Europea.

    Que el jefe de la diplomacia norteamericana, John Kerry, sugiriera en Davos la posibilidad del fin de las sanciones a Rusia, facilitaba la libertad de palabra de Macron. Pero, aun así, Francia quería ser la primera en anunciar algo que su gobierno desea y necesita.

    Manuel Valls, el Primer Ministro francés, también abordó el asunto del fin del embargo en noviembre pasado, en plena resaca post-atentados y en la ola del acercamiento diplomático-militar entre París y Moscú contra el Estado Islámico en Siria.

    Francia quiere ser el primer país en acudir a la ventanilla de negocios con Rusia cuando se eliminen los obstáculos políticos que impiden las relaciones comerciales libres con Moscú.

    ¿Las declaraciones de Macron entierran los efectos del fiasco francés con la cancelación de la venta de los portahelicópteros Mistral a Rusia? Ya se verá, pero empresas francesas como Renault o Total no han dejado enfriarse a sus equipos comerciales en Rusia mientras dura el embargo. Otros "monstruos", como la empresa eléctrica y nuclear EDF suspiran ya con una alianza con la rusa Rosatom, a la que las peticiones de construcción de centrales nucleares en el extranjero le desbordan este año.

    El responsable económico francés estaba obligado a señalar, sin embargo, que el fin del embargo estaba sujeto al fiel cumplimiento de los Acuerdos de Minsk, firmados por Alemania, Francia, Ucrania y Rusia en febrero de 2015 que, en líneas generales, estipulan un alto el fuego, la retirada de armas pesadas, diálogo con las milicias de Donetsk y Lugansk y elecciones locales.

    Infografía: Las pérdidas de la UE por las sanciones contra Rusia

    Pero cuando se habla de respetar lo firmado en la capital bielorrusa se olvida a veces que son dos las partes comprometidas. También se espera de Ucrania la reforma de su Constitución y la concesión de una autonomía a la zona en conflicto, algo que los sectores más ultranacionalistas de Kiev consideran una traición.

    Sea como fuere, Francia, necesitada de resultados con los que reflotar su economía, no quiere perder parte del mercado ruso que se abrirá de nuevo, según dice Macron, el próximo verano. En los últimos tres meses, ya son cuatro los ministros de Hollande que han pasado por Moscú para atemperar el horroroso "efecto Mistral".

    A un año y medio de las elecciones presidenciales, el Presidente/candidato Hollande sabe que no puede renovar mandato si desde los agricultores a los grandes "capitanes" de la industria nacional le siguen reprochando una situación económica a la que las sanciones contra Rusia contribuyen en alguna medida. La reconquista del electorado francés depende también de "la campaña de Rusia".

     


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Les invitamos a comentar la publicación en nuestra página de Facebook o nuestro canal de Twitter.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Tema:
    Sanciones de Occidente contra Rusia (745)

    Además:

    Opinión: "Francia y EEUU anuncian que las sanciones antirrusas son inútiles"
    Diputado francés presenta resolución para levantar las sanciones a Rusia
    Etiquetas:
    protestas, agricultores, sanciones, Emmanuel Macron, Francia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik