06:42 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
    Militantes de las FARC

    Colombia, inicio del fin del conflicto

    © AP Photo / Rodrigo Abd
    Firmas
    URL corto
    Por
    Proceso de paz en Colombia (261)
    0 21
    Síguenos en

    Todo parece indicar que está próximo el desenlace del conflicto más largo de América Latina y del mundo occidental. Los historiadores no se ponen de acuerdo en cifrar su edad en 55 o 60 años, pero lo que nadie duda es que la guerra en Colombia ya ha durado más de la cuenta.

    Tras un dilatado proceso de conversaciones en La Habana desde 2012, las delegaciones encabezadas por Humberto de la Calle (gobierno) e Iván Márquez (FARC-EP) ya están cercanas a alcanzar la anhelada paz, debatiendo el último punto de su agenda, Fin del Conflicto, tras llegar a distintos acuerdos sobre víctimas, garantías políticas, narcotráfico, minas antipersonas y desarrollo agrario, entre otros temas.

    No ha sido fácil llegar a este momento, pues más de cinco décadas de confrontación hacen demasiado daño a un país. “Es un conflicto muy degradado en métodos, en su impacto en la población por el exceso de violencia que ha tenido”, comentaba a Sputnik Novosti Jorge Enrique Botero, periodista y escritor colombiano experto en el tema.

    “Es un conflicto que va más allá de lo militar, es un conflicto social y que tiene mucho de político ya que es fruto de la exclusión política a la que han sometido las clases dominantes a las otras fuerzas”, analizaba Botero.

    En esta última ronda de negociaciones, el Gobierno y las FARC-EP se han propuesto dirimir diferencias pendientes y definir detalles sobre el acuerdo final.

    De momento, ya ambas partes se comprometieron a la creación de un mecanismo tripartito de monitoreo y verificación del acuerdo sobre el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo. La solicitud ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) para que sean los veedores, habla de la seriedad del compromiso adquirido.

    En un comunicado conjunto dado a conocer este viernes en la capital cubana, las delegaciones reiteraron la voluntad de concluir próximamente los diálogos, aunque no precisan una fecha.

    Si bien por parte del Gobierno se había mencionado el 23 de marzo como el día de la firma del Acuerdo de paz, las FARC-EP consideran apresurado marcar una fecha. Entre las medidas tomadas para facilitar la creación de un escenario de cierre, está conformar una Comisión Ejecutiva integrada por plenipotenciarios, con el fin de facilitar las aproximaciones en el nivel estratégico, tomar las decisiones y supervisar el trabajo de las delegaciones, con un cronograma que incluya tanto los temas restantes como los pendientes.

    Esto significa que las delegaciones trabajarán en adelante de manera continua hasta lograr un Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera.

    Una vez conseguida la ansiada paz, tal vez lo más difícil esté por venir, y es eliminar las huellas de décadas de conflicto en la sociedad colombiana. “La violencia se incorporó a la cotidianeidad”, analizaba Botero. “Culturalmente Colombia es un país violento, y el día que cese la violencia el país no se va reconocer”.

    Le tocará entonces a los colombianos reconstruirse por dentro y por fuera. No solo llegar a una verdadera reconciliación, sino nivelar abismos en la repartición de la riqueza y lograr un bienestar y una justicia social imprescindibles para ahuyentar para siempre el fantasma de la guerra.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Les invitamos a comentar la publicación en nuestra página de Facebook o nuestro canal de Twitter.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Tema:
    Proceso de paz en Colombia (261)
    Etiquetas:
    conflicto armado, FARC, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik