Widgets Magazine
En directo
    Manifestación de protesta en Ecuador

    Ecuador: la nueva oposición que afronta Correa

    © AP Photo / Dolores Ochoa
    Firmas
    URL corto
    Patricia Lee Wynne
    0 34

    Con la marcha indígena y el paro general de este jueves 13 de agosto, el gobierno del presidente ecuatoriano Rafael Correa y de la Alianza País se enfrentan a un movimiento opositor que no son los partidos tradicionales, sino los indígenas, los movimientos sociales y los trabajadores.

    En junio se cumplieron 25 años del primer levantamiento indígena en Ecuador, que colocó en el centro de la escena a los verdaderos dueños de las tierras americanas. Un cuarto de siglo después, la "Marcha por la dignidad, la democracia y contra el extractivismo", vuelve a recorrer el país exigiendo el cumplimiento de las demandas insatisfechas desde entonces.

    Para el presidente Correa, se trata de una "nueva Guerra Fría" que amenaza a los gobiernos de izquierda de la región latinoamericana y "trata de aniquilarlos", según El Universo de Quito. Para la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), Correa y su Alianza ofrecieron “una revolución, pero lo que han construido es un ropaje engañoso para encubrir un nuevo sistema de dominio y de opresión para favorecer a las grandes empresas", según escribe en su página web. 

    La Conaie se opone a la nueva reforma constitucional presentada por Correa, ya que la Constitución actual fue aprobada en 2008; exige la desprivatización y redistribución del agua, la reforma agraria, la terminación de los proyectos de megaminería y rechaza el Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado en 2014 con la Unión Europea.

    Katy Betancur Machado, responsable del movimiento de mujeres de la Conaie, dijo a Sputnik desde la marcha, en las afueras de Quito, que este “levantamiento” no tiene nada que ver con la oposición de los sectores de derecha”. Por el contrario, se trata de sostener las banderas indígenas abandonadas por el actual Presidente, quien en junio declaró que quiere un “capitalismo moderno”. “Si bien en la Constitución de 2008 logró declarar que Ecuador es un estado plurinacional, eso no se ha llevado a la práctica y hemos retrocedido en temas como la educación y la salud bilingüe”.

    “El gobierno quiere ingresar a nuestro territorio, como sucede en el Parque Nacional Yasumi”, donde el gobierno autorizó la exploración de petróleo, a pesar de ser una reserva natural protegida por la UNESCO porque allí habitan tribus no contactadas. “En la Constitución se habla de los derechos de la naturaleza, y el gobierno está sacando petróleo por encima de los derechos de la tierra y de los indígenas”, agrega.

    El desencanto con Correa alcanza a otros sectores que lo apoyaron.  “El Gobierno de Alianza País ha desperdiciado la oportunidad del período de bonanza para reorientar la economía hacia un modelo productivo y soberano”, según una carta firmada por intelectuales de América Latina en apoyo a la marcha indígena.

    Contra viento

    Tras los gobiernos de corte liberal de los años noventa, los países de América Latina ingresaron, en el siglo XXI, a una era de gobiernos de corte progresista, que contaron con el viento en popa de los altos precios de las materias primas. Gracias a ello, millones de latinoamericanos salieron de la pobreza, se avanzó en materia de derechos humanos y se consiguieron leyes favorables a las mujeres, a los indígenas y a las minorías. En Ecuador, gracias a los enormes ingresos petroleros de los últimos ocho años (57 mil millones de dólares), la pobreza se redujo del 37.6% en  2006 al 22,5% en 2014.

    Pero con la caída mundial de los precios de las materias primas y del petroleo, este ciclo virtuoso se terminó. El crecimiento se frenó bruscamente en Ecuador, que pasó de 3.5%, estimado por el FMI, en 2014, a 1.9% en abril de 2015. En un país con un producto per cápita de solo 6002 dólares, según datos del Banco Mundial en 2013, esto significó el reverdercer de los movimientos indígenas y sociales.

    Katy Betancur aclara que el movimiento no busca ni la renuncia del Presidente, ni anticipar las elecciones.  “Correa ha secuestrado el término de socialismo, de revolución, de izquierda. Según él, los que no lo apoyan, son de derecha, pero esta es una lógica absurda”, dice. “Quiero que usted escriba que no defendemos bancos ni empresas, defendemos nuestros territorios y nuestra supervivencia”. 

     

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Les invitamos a comentar la publicación en nuestra página de Facebook o nuestro canal de Twitter.

    Además:

    En Ecuador no hay diálogo con el gobierno, dice dirigente opositor
    Nuevas marchas en Ecuador, con Correa denunciando conspiración
    Presidente de Ecuador denuncia "golpe blando" tras marchas opositoras
    Etiquetas:
    oposición, pueblos indígenas, Alianza País, Katy Betancur Machado, Rafael Correa, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik