07:54 GMT21 Septiembre 2020
En directo
    Firmas
    URL corto
    Por ,
    Normalización de las relaciones entre Cuba y EEUU (330)
    0 40
    Síguenos en

    Nos quedó una foto impensable tiempos atrás. Un Raúl Castro y un Barack Obama sonrientes y bromistas que mostraban la mejor cara ante la nueva etapa en las relaciones de La Habana y Washington.

    “Estados Unidos mira hacia el futuro", subrayó Obama en su intervención en la primera sesión plenaria de la VII Cumbre de las Américas. Un “momento histórico” que con el acercamiento entre Cuba y EEUU abre “una nueva era en el hemisferio”.

    Nunca antes las relaciones con América Latina fueron tan buenas, aseguró el mandatario norteamericano.

    “El Presidente Obama es un hombre honesto”, reconocía Raúl, pero sin dejar de recordarle en una clase magistral de historia, los más dos siglos de injerencia que la potencia norteña ha tenido con la región y específicamente con Cuba.

    Desde su propia génesis, esta cumbre estaba llamada a ser diferente. Terminar con la exclusión de Cuba fue una exigencia unánime de los países del subcontinente que obligó a EEUU a ceder.

    “Por primera vez estamos todos. Jamás volveremos a ser el patio trasero de nadie", decía el ecuatoriano Rafael Correa al reconocer que la inclusión de Cuba en la Cumbre "no es un favor, es justicia histórica".

    Pero es pronto para cantar victoria. “EEUU no puede distanciarse de posiciones hegemónicas”, recordaba Correa.

    Y es que en la Cumbre también quedó claro que Latinoamérica no aceptará que, mientras Washington entrega rosas a La Habana, enfile sus “cañones” hacia otros territorios.

    El desafortunado decreto presidencial contra Venezuela calificándola de “riesgo extraordinario” para los Estados Unidos, previo a la cita panameña, fue interpretado como un nuevo intento injerencista. El documento fue casi unánimemente repudiado, al punto de casi obligar al presidente norteamericano a “recoger pita”, al menos parcialmente.

    Muchos mandatarios aprovecharon en sus ocho minutos de discurso para expresar apoyo al gobierno de Nicolás Maduro. “Resulta ridículo que cualquier país de la región represente una amenaza para Estados Unidos”, sostuvo Cristina Fernández de Kirchner.

    “Vivir en paz, cooperando unos con otros para enfrentar los retos y solucionar los problemas que, en fin de cuentas, nos afectan y afectarán a todos, es hoy una necesidad imperiosa”, recordaba Raúl Castro.

    Fue justamente el tema Venezuela el principal escollo para lograr consenso entre los 35 países participantes, y una declaración final, acorde al lema de la Cumbre, “Prosperidad con Equidad: El Desafío de Cooperación en las Américas”.

    Pero incluso sin documento final que archivar, la VII Cumbre de las Américas se ha ganado su puesto en la historia. Los países latinoamericanos dejaron claro que su camino se distancia cada vez más de las políticas de Washington, y que le tocará a la potencia del norte adecuar su estrategia con la región y con un mundo que ha cambiado y que ya no soporta hegemonías y unilateralidad.

     

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Les invitamos a comentar la publicación en nuestra página de Facebook o nuestro canal de Twitter.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Tema:
    Normalización de las relaciones entre Cuba y EEUU (330)

    Además:

    Panamá insta a extender a otras regiones la experiencia de la Cumbre de las Américas
    «La Guerra Fria terminó hace mucho tiempo», comenta Obama en la cumbre de las Américas
    Obama y Castro se dan la mano en la Cumbre de las Américas
    La VII Cumbre de las Américas arranca en Panamá con la participación de Cuba
    Etiquetas:
    relaciones, VII Cumbre de las Américas, Nicolás Maduro, Rafael Correa, Raúl Castro, Barack Obama, Venezuela, Cuba, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook