06:31 GMT +315 Diciembre 2019
En directo
    Evo Morales, presidente de Bolivia

    Evo y Bolivia, razones para el éxito

    © AFP 2019 / Johan Ordonez
    Firmas
    URL corto
    Por ,
    0 91
    Síguenos en

    A nueve años de su llegada al poder, Evo Morales y el Movimiento Al Socialismo(MAS) en cada ocasión se ratifican como la principal fuerza política de Bolivia, con un apoyo popular sin precedentes.

    Sin ir muy lejos, en las recientes elecciones regionales se demostró el soporte mayoritario de los bolivianos a su proyecto social, al otorgarle gran parte de las gobernaciones y alcaldías que se mantuvieron en manos de los partidarios de Morales.

    "El país definió el tipo de economía, el tipo de Estado y el tipo de sociedad que quería para los próximos cinco años", aseguró entonces el vicepresidente Álvaro García Linera.

    Aunque los detractores del partido gobernante destacaban que la oposición conservó enclaves importantes como la ciudad de Santa Cruz y obtuvo otros como El Alto, Cochabamba y la gobernación de La Paz, la realidad es que lo que se juzgaba eran solo los liderazgos locales.

    Lo cierto es que, votos de más o de menos, para nadie es un secreto que durante su gestión, Evo ha ido conquistando  apoyos  al punto de llegar a un 76 % de aprobación, según encuesta reciente de la consultora Ipsos, un porcentaje que supera los resultados de las propias elecciones generales de octubre pasado.

    Otro sondeo reciente de la Asociación de Comunicación Política (ACOP) ubica a  Morales entre los presidentes más populares del mundo, solo superado por sus homólogos de Rusia, Vladímir Putin, y de Ecuador, Rafael Correa.

    Pero ¿cuáles han sido las claves del éxito del mandatario indígena y su proyecto?

    Bien reconocen los bolivianos que bajo la gestión de  Morales el país se ha declarado libre de analfabetismo, ha reducido la extrema pobreza del 28 al 18 %, garantiza la atención médica a los más necesitados, y redistribuye mejor las ganancias.

    Uno de sus principales éxitos es la nacionalización de los hidrocarburos y las más importantes empresas del país, lo que ha permitido que la economía boliviana se haya desarrollado notablemente.

    Así, Bolivia, que por décadas encabezó el listado de los países más pobres de Latinoamérica, ha pasado en dos lustros a ser una de las economías más pujantes de la región. En 2013 alcanzó un crecimiento récord del PIB del 6,83 por ciento, superando todas las previsiones. En la última década, las reservas internacionales bolivianas se han multiplicado por nueve y pasaron de $1.714 millones de dólares en 2005 a $15.494 millones actualmente.

    “Los éxitos del modelo son decisivos. Frente a otros países que llevan procesos similares al nuestro, el boliviano es de los más sólidos en la creación de excedentes y su distribución”, asegura

    Para Hugo Moldiz, analista político y actual Ministro de Gobierno, estos triunfos se han debido a “la aplicación de un modelo económico que, a diferencia de la revolución cubana, lo que ha hecho es priorizar la construcción de la base material de la revolución, sin cambiar todavía las relaciones de producción. Frente a otros países que llevan procesos similares al nuestro, el boliviano es de los más sólidos en la creación de excedentes y su distribución”, asegura.

    “Un modelo de economía plural que le permite al empresario seguir ganando plata quizás como no lo había hecho hasta ahora, pero que al mismo tiempo sabe que la primera obligación que le fija el estado antes de importar es abastecer el mercado interno. De esa manera ha generado muchos  excedentes económicos que se están redistribuyendo e invirtiendo como nunca”, explicó Moldiz recientemente en entrevista exclusiva con Sputnik Nóvosti.

    Estos resultados logrados gracias a esa política de nacionalizaciones y la aplicación del nuevo modelo, son algunos de los motivos por los que la mayoría de los bolivianos se inclinan por mantener la estabilidad política, económica y social que goza el país.

    Pero más allá de razones contantes y sonantes, Evo Morales ha puesto en alto la dignidad y soberanía de su pueblo. Su liderazgo trascendió en los últimos años las fronteras bolivianas y se convirtió en referencia mundial, sobre todo en la defensa de los derechos indígenas y del medio ambiente. Entre sus resultados destacan el reconocimiento por Naciones Unidas del Derecho al Agua Potable y el Saneamiento Básico como Derechos Humanos Esenciales además de la Declaración del Día Internacional de la Madre Tierra.

    © Sputnik .
    Entrevista exclusiva de Evo Morales a RT desde la Cumbre de la CELAC

    “El principal logro del proceso es haberle dado la palabra y la voz a los más humildes. Haber vuelto personas a los que no eran considerados por la historia. Es un logro intangible que va más allá de la materialidad, es un proceso de autoestima individual y colectiva  que dignifica al ser humano”, asegura Moldiz.

    Un largo trecho le queda por recorrer al MAS y a Evo hasta el final de su tercer mandato en 2020, donde no faltarán retos y escollos. De momento, y a pesar de  contratiempos, ha conseguido vencer algunos tópicos y demostrar que la izquierda puede ser eficiente, que revolución y economía no tienen que estar reñidas, y que los intereses del estado y el individuo no son antagónicos. Bolivia sigue rompiendo mitos.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Les invitamos a comentar la publicación en nuestra página de Facebook o nuestro canal de Twitter.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Además:

    Evo Morales respalda el plan ruso para Ucrania
    Evo Morales condena campañas de difamación contra medios independientes
    Evo en tiempos de Pachakuti
    Evo Morales espera que el deshielo entre Cuba y EEUU ponga fin al bloqueo económico
    Etiquetas:
    Movimiento Al Socialismo (MAS), Hugo Moldiz, Álvaro García Linera, Evo Morales, Bolivia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik