Widgets Magazine
En directo
    Festival del Habano

    Cuba-EEUU, el puro de la paz

    © AP Photo / Ramon Espinosa
    Firmas
    URL corto
    Natasha Vázquez
    0 61

    La posibilidad de llegar al mercado histórico y natural de Estados Unidos para los puros cubanos, de alguna manera estuvo latente en el recién concluido Festival del Habano.

    El 17 de diciembre pasado, cuando el propio presidente Barack Obama aceptó públicamente un habano poco después del anuncio simultáneo con su homólogo Raúl Castro de la intención de normalizar relaciones, se anticipaba quizás a una nueva etapa también para el tabaco cubano en Estados Unidos.

    La posibilidad de llegar a ese mercado histórico y natural para los puros cubanos, de alguna manera estuvo latente en el recién concluido Festival del Habano, donde participaron casi dos mil personas. Hasta la tierra del considerado mejor tabaco del mundo llegaron una vez más empresarios y fieles fumadores de habanos, para uno de los mayores encuentros de su tipo.

    El más glamoroso de los eventos que se realizan en Cuba, el Festival del Habano, recaudó en su edición XVII más de un millón 700.000 dólares en la tradicional subasta de humidores, los lujosos estuches para conservar los puros.

    Este es el acontecimiento más lujoso de cuantos se hacen hoy en la isla y al que han asistido desde el Premio Nobel de Literatura, el colombiano Gabriel García Márquez, hasta el actor y político estadounidense Arnold Shwarzenegger.

    Las famosas modelos Naomi Campbell y Paris Hilton, heredera del imperio hotelero de su apellido, pusieron esta vez el toque de glamour a la gala final, en una edición que se caracterizo por las expectativas de reconquistar el mercado norteamericano.

    Las famosas modelos Naomi Campbell (izda.) y Paris Hilton en el Festival del Habano
    © AP Photo / Ramon Espinosa
    Las famosas modelos Naomi Campbell (izda.) y Paris Hilton en el Festival del Habano

    Durante siglos, Cuba ha sido famosa por sus puros, entre los que destacan los Cohiba, Montecristo, Partagás, y Romeo y Julieta, entre otras marcas producidas por la empresa Habanos S.A.

    Hace décadas, los norteamericanos eran los principales consumidores de puros cubanos. Actualmente, Habanos S.A. vende en casi todo el mundo, con ingresos anuales superiores a los 400 millones de dólares. El mercado europeo representa el 56 por ciento de las ventas de la empresa, seguido por América Latina (15%), África y Medio Oriente (15%) y Asia (14%). España es el principal importador, seguido por Francia, China, Alemania y Suiza.

    Desde hace más de cincuenta años, la ley del embargo impide a los norteamericanos comprar habanos. Solo recientemente los viajeros estadounidenses pueden entrar a su país una pequeña cantidad de tabaco y otros productos cubanos, como resultado del relajamiento de algunas de estas restricciones.

    De momento, estas medidas –tomadas por la administración Obama tras el anuncio de la normalización de relaciones entre ambos países– fueron calificadas de “simbólicas”, ya que solo permiten la importación por valor de cien dólares, el valor aproximado de una caja de puros.

    “No va a ser grande el aumento de ventas en Cuba, 100 dólares no es mucho, no van a explotar nuestras ventas, pero representa un simbolismo”, dijo José Luis Fernández Maike, vicepresidente de Habanos S.A.

    En otro escenario, Cuba podría convertirse en líder en ventas de tabaco en los Estados Unidos si desapareciera el embargo económico a la isla. 

    “Estimamos que en los primeros años podríamos estar teniendo una cuota de mercado de entre 25-30%”, afirmó Fernández Maike.

    Eso podría suponer unas ventas anuales de entre 70 y 90 millones de unidades de puros habanos, lo que prácticamente duplicaría las cifras actuales. “Cualquier alternativa que permita las ventas en EE.UU tendrá impacto positivo”, aseguró el funcionario.

    No todo será coser y cantar, pues los 55 años de distanciamiento han hecho lo suyo y según algunos expertos, el estadounidense promedio no conoce el producto cubano y lo comparan con el sabor más suave del tabaco centroamericano o dominicano, con lo que no todas las marcas tendrán un éxito inmediato.

    En algunos casos, habrá que lidiar con escollos legales, pues ha habido empresas de otros países que han tomado incluso nombres de marcas cubanas como Montecristo.

    De momento, se van dando algunos pequeños pasos, se conoció que por estos mismos días, el Tribunal Supremo de Estados Unidos falló a favor de la empresa cubana Cubatabaco al negarse a intervenir en un litigio contra la estadounidense General Cigar, sobre el uso del nombre de los puros Cohíba en ese país. La empresa norteamericana vendía en su país tabacos con ese nombre producidos en Dominicana. A partir de ahora no podrá hacerlo más, aunque de momento tampoco llegarán los Cohíbas cubanos.

    El tabaco es solo uno de las muchas oportunidades de negocios que se abrirían es este nuevo escenario. Los agricultores, los fabricantes de automóviles y hasta la mismísima Coca Cola, han expresado su interés en el mercado cubano y presionan para levantar restricciones.

    Esperemos entonces que, más temprano que tarde, Obama y, sobre todo, el Congreso norteamericano, decidan fumar de una vez el “puro de la paz” y deroguen el bloqueo.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Les invitamos a comentar la publicación en nuestra página de Facebook o nuestro canal de Twitter.

    Etiquetas:
    habano, embargo, Festival del Habano de Cuba, Raúl Castro, Barack Obama, Cuba, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik