En directo
    Europa
    URL corto
    La nueva cepa británica del coronavirus (97)
    0 60
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, anunció un drástico endurecimiento de las restricciones contra el COVID-19 en el sureste de Inglaterra, incluido el gran área metropolitana de Londres.

    La decisión incluye la cancelación de medidas de gracia previamente anunciadas para los días en torno a la Navidad, una opción que el mandatario conservador había rechazado implementar esta misma semana porque, según dijo, "sería inhumano".

    "Cuando el virus cambia el método de ataque, debemos cambiar el método de defensa", justificó Johnson en una rueda de prensa en Downing Street.

    La acción está motivada por la alta transmisibilidad de una nueva cepa del SARS-CoV-2, que se detectó en el condado de Kent, se propagó con rapidez por el resto del sureste y ha llegado a penetrar en otras zonas del país, según los asesores científicos del Gobierno británico.

    Johnson anunció un nuevo nivel máximo de restricciones en Inglaterra —la banda 4, además de las tres inferiores establecidas hace seis semanas—, equivalente en la práctica al confinamiento domiciliario, que entrará en vigor el 20 de diciembre en las regiones más afectadas por el virus.

    Además, se cancelan las exenciones de las restricciones sociales y de viaje que iban a ser efectivas del 23 al 27 de diciembre en todo el Reino Unido.

    "Sé lo frustrante que esto va a ser, pero (…) cuando la ciencia cambia, debemos cambiar nuestra respuesta", reiteró Johnson.

    Esos días de festividades, los residentes en zonas de Inglaterra en nivel 4 deberán limitar las reuniones a un núcleo convivencial, en vez de los miembros de tres hogares que el Gobierno prometió originalmente.

    La revisión del plan oficial afecta también a los niveles 2 y 3, donde se permitirá juntarse bajo el mismo techo a los allegados de tres núcleos distintos solo un día de los cinco inicialmente previstos. 

    La nueva variante del coronavirus es un "70% más trasmisible", según señaló el primer ministro en la rueda de prensa televisada.

    Sir Patrick Vallace, que dirige el comité científico de emergencia (SAGE, por sus siglas en inglés), añadió que no hay "pruebas" que sugieran que esta cepa sea inmune a las vacunas desarrolladas contra el COVID -19 ni que agrave la salud del contagiado en mayor medida que las variaciones anteriores.

    El líder laborista Keir Starmer criticó la constante "confusión e indecisión" del primer ministro en su estrategia para contener la pandemia.

    "En este momento de crisis nacional, los británicos quieren un liderazgo decisivo y claro. De Boris Johnson solo obtienen confusión e indecisión", reprochó el jefe de la oposición en su cuenta de Twitter.

    ​El 19 de diciembre se confirmaron 27.052 nuevos casos positivos, que elevan el total de infectados por encima de los dos millones desde finales de enero.

    Esa misma jornada de diciembre, la tasa de decesos se situó en 534 personas que dieron positivo de coronavirus en los 28 días anteriores, mientras que el total de defunciones confirmadas alcanzó ya los 66.965, según cifras ministeriales.

    Los últimos datos de hospitalizados con COVID-19 indican que el 17 de diciembre ingresaron 1.907 pacientes, con un total en el país de 18.771.

    Tema:
    La nueva cepa británica del coronavirus (97)
    Etiquetas:
    coronavirus, restricciones, Boris Johnson, Reino Unido, Inglaterra
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook