En directo
    Europa
    URL corto
    0 200
    Síguenos en

    El sueño invernal de serpientes y lagartos ha detenido el avance del proyecto de de la primera planta europea de Tesla, en Alemania.

    El fabricante estadounidense de automóviles eléctricos realizaba la limpieza de terrenos forestales cerca de la capital del país, Berlín, para la construcción de su futura fábrica de coches y baterías. Sin embargo, unos ambientalistas han asegurado que esto pondrá en peligro los hábitats de lagartos y serpientes de la región, por lo que un tribunal de Fráncfort del Óder ordenó que se detuviera la tala de bosques, mientras se realizan nuevas verificaciones del lugar.

    "La Landesumweltamt [autoridad ambiental estatal] y Tesla ahora serán consultados. Deben presentar sus solicitudes esta tarde y luego evaluaremos la situación", afirmó un portavoz del tribunal, citado por Reuters.

    De momento, Tesla no ha comentado lo ocurrido.

    De acuerdo con grupos ambientalistas, la deforestación llevada a cabo para la construcción de la llamada gigafábrica europea de Tesla destruirá los hábitats de lagartos ágiles (Lacerta agilis) y culebras lisas europeas (Coronella austriaca), especies protegidas. Los activistas también han alertado que las obras de construcción pueden molestar a estos reptiles durante su sueño invernal.

    El multimillonario Elon Musk, fundador y director ejecutivo de Tesla, anunció en noviembre del 2019, sus planes para construir su primera fábrica europea en Gruenheide, en las afueras de Berlín. Según el magnate, la planta alemana debería entrar en funcionamiento el 1 de julio de 2021. Para comparación, la gigafábrica de Tesla en Shanghái se erigió en solo 11 meses.

    El sitio de construcción de la 'gigafábrica' de Tesla en Gruenheide, cerca de Berlín, Alemania
    © REUTERS / Hannibal Hanschke
    El sitio de construcción de la 'gigafábrica' de Tesla en Gruenheide, cerca de Berlín, Alemania

    El empresario también ha dicho que la compañía está considerando construir la fábrica de baterías más grande del mundo en el lugar.

    La planta, sin embargo, se ha convertido en un foco de tensión entre ambientalistas y algunos políticos que temen que la cuestión pueda afectar la imagen de lo atractivo que es el país para las empresas, detalló BBC.

    La paralización del avance de la planta también sacó a la luz los riesgos a los cuales se somete Tesla en Alemania, ya que, de momento, no ha recibido el permiso oficial para construir la fábrica.

    El Ministerio de Medio Ambiente de Alemania ha otorgado a la compañía el permiso apenas para comenzar los preparativos del sitio, "bajo su propio riesgo". La autorización para comenzar la construcción depende de la aprobación de las autoridades locales, las cuales deben consultar a los grupos ambientalistas y a la comunidad del área.

    Tesla celebró un proceso de consulta con los residentes y grupos locales en octubre, en el marco del cual se presentaron más de 400 quejas y observaciones a la compañía.

    Entre otras cosas, a los lugareños les preocupaba que la fábrica, especialmente una vez que comenzara a construir celdas de batería, consumiera los recursos hídricos locales, por lo que exigían garantías de Tesla de que el uso sería limitado. La compañía acordó reducir el consumo de agua a 1,4 millones de metros cúbicos, en lugar de los 3,3 millones de metros cúbicos planeados.

    Etiquetas:
    fábrica, Alemania, vehículos eléctricos, Tesla
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook