En directo
    Europa
    URL corto
    0 25
    Síguenos en

    Un grupo de investigadores ha descubierto en Serbia restos de más de una docena de albanokosovares que fueron asesinados durante la guerra en Kosovo librada entre 1988 y 1999. Es solo una pequeña parte de las miles de personas que desaparecieron en aquel conflicto armado.

    La fosa fue encontrada en una remota mina a cielo abierto en la localidad de Kizevak, situada en el sur de Serbia. Para poder descubrir este lugar los investigadores utilizaron imágenes por satélite. Los datos recopilados sugieren que finalmente podrían desenterrar cerca de 17 esqueletos, comunicó Veljko Odalovic, jefe de la Comisión para Personas Desaparecidas de Serbia.

    Bombardeos de Yugoslavia por la OTAN en 1999
    © AP Photo / Dimitri Messinis
    Sin embargo, debido a las restricciones impuestas por la expansión de la pandemia de coronavirus y las limitaciones estacionales que suelen imponerse en el país cada vez que llega el invierno, el estudio podría tomarse más tiempo de lo previsto, comunicó a Reuters la forense Susana Matejic. 

    Este descubrimiento es resultado de un esfuerzo internacional realizado por las autoridades de Serbia, las de Kosovo, el Comité Internacional de la Cruz Roja y una serie de misiones desplegadas por la UE para encontrar a las víctimas de aquel conflicto armado.

    De hecho, no es la primera vez que en el país se produce un descubrimiento similar. La mayor fosa común con esqueletos de más de 800 albanokosovares fue hallada en 2001 en un recinto policial cerca de Belgrado.

    Se cree que en la guerra en Kosovo perdieron la vida más de 13.000 personas. La mayor parte de las víctimas eran albanokosovares. El paradero de los restos de algunas de ellas sigue estando desconocido y todavía continúa su búsqueda. Las difíciles relaciones entre Belgrado y Pristina son el mayor obstáculo de las pesquisas. 

    El representante de Kosovo para las personas desaparecidas, Ibrahim Makolli, subrayó que encontrar a los responsables de su muerte debería ser una prioridad.

    "Deberían recibir el castigo que merecen", señaló.

    Serbia y Kosovo formaban parte de Yugoslavia, país que sufrió una serie de bombardeos por parte de la OTAN el 24 de marzo de 1999. Más de 2.000 personas, entre ellas niños, murieron a causa de aquellos ataques que dejaron a Yugoslavia en ruinas.

    Kosovo declaró su independencia de Serbia en el 2008, pero Belgrado se niega a reconocerla.

    Etiquetas:
    Kosovo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook