En directo
    Europa
    URL corto
    0 124
    Síguenos en

    BRUSELAS (Sputnik) — La Unión Europea está lista para apoyar con medidas económicas los cambios en Bielorrusia, como ya lo hizo con respecto a Ucrania, declaró en un discurso la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

    "Desde 2014, la UE asignó 15.000 millones de euros para acompañar la estabilización en Ucrania. Gracias a nuestro apoyo, Ucrania hoy es un país mucho más fuerte (...). Podríamos ofrecer eso a Bielorrusia", dijo la jefa de la Eurocomisión a los participantes de la Conferencia Riga 2020.

    Según Von der Leyen, la UE mantendrá ese mismo enfoque respecto a todos los países que "elijan el camino de las reformas democráticas".

    "El pueblo de Bielorrusia exige unas elecciones libres y justas (...), la democracia en Bielorrusia representa una meta, y es algo que queremos apoyar. Es por eso que los jefes de los Estados europeos han pedido a la Comisión Europea que prepare un plan de apoyo económico", destacó.

    Según la funcionaria, "la UE está dispuesta a apoyar el cambio democrático", ya que "Europa tiene una enorme influencia económica".

    OSCE, lista para compartir su experiencia

    Por su parte, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ratificó su disponibilidad para facilitar a Bielorrusia sus herramientas y experiencia para fortalecer los derechos humanos.

    "La Oficina de OSCE de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos otra vez ofrece su experiencia y herramientas para ayudar a consolidar los derechos humanos e instituciones democráticas en Bielorrusia en beneficio de todos los ciudadanos del mundo", recoge una nota.

    La OSCE expresó su preocupación por la detención de los manifestantes en el país y por el aumento de casos penales.

    El organismo ademas llamó a las autoridades bielorrusas a poner fin a la impunidad de las personas culpables de violar los derechos humanos.

    En Bielorrusia continúan las protestas desde las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto, que otorgaron el sexto mandato a Alexandr Lukashenko, en el poder desde 1994.

    Según el recuento oficial, Lukashenko obtuvo el 80,1% de los votos, seguido de la opositora Svetlana Tijanóvskaya, con el 10,12%.

    La oposición bielorrusa denunció numerosas irregularidades electorales y exige una repetición de los comicios, opción que Lukashenko descartó.

    Varios países, entre ellos EEUU, miembros de la Unión Europea, el Reino Unido y Ucrania, no reconocen como legítima la reelección de Lukashenko.

    En cambio Rusia, China, varias naciones del espacio postsoviético, Cuba, Venezuela, Nicaragua y Turquía, entre otros, dieron por válidos los resultados de la votación.

    El 2 de octubre, la UE formalizó medidas restrictivas contra 40 funcionarios bielorrusos que, según Bruselas, son responsables de la violencia durante las protestas y de la falsificación de los resultados de las elecciones presidenciales.

    Un mes después la UE aprobó una segunda tanda de sanciones, que afectan al presidente Alexandr Lukashenko, su hijo Víctor y otras 13 personas.

    Etiquetas:
    democracia, cambios, Ucrania, Bielorrusia, UE, Ursula von der Leyen
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook