En directo
    Europa
    URL corto
    Por
    0 70
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Bielorrusia se incorporó al grupo de las naciones con energía nuclear con la inauguración formal de su primer reactor en la localidad de Ostrovets, en el noroeste del país. El proyecto posibilitaría reducir la dependencia del combustible fósil, como apostilló el jefe de Estado, Alexandr Lukashenko.

    Las obras están a cargo de la compañía rusa Rosatom, líder mundial en el sector de la energía nuclear. Está previsto que el segundo reactor VVER-1200 comience a operar en 2022.

    Cuando se complete el proyecto, los dos reactores con una potencia instalada conjunta de 2.400 megavatios, cubrirán el 40% de las necesidades energéticas del país. La central generará 18 teravatios/hora, una capacidad suficiente para sustituir la quema de 4.500 millones de metros cúbicos de gas anuales.

    Una central nuclear rusa (archivo)
    © Sputnik / Oficina de prensa de la Central nuclear de Beloyarsk
    "Es un momento histórico. Bielorrusia se convierte en una potencia nuclear", dijo Lukashenko con orgullo en la ceremonia de inauguración del reactor que tuvo lugar el 7 de noviembre, cuatro días después de que la instalación diera sus primeros kilovatios de electricidad a la red nacional.

    Los reactores cumplen con las rigurosas normas de seguridad y las recomendaciones del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). La entidad que realizó ya siete inspecciones a las obras, saludó a los bielorrusos por la terminación del primer reactor. Para el 2021 están planificadas otras dos misiones.

    Según el Sistema de Información de Reactores de Energía (PRIS) del OIEA, para el 2018 en el mundo estaban operativos 450 reactores nucleares ubicados en 30 países con una capacidad instalada de 396.413 megavatios y otras 55 centrales estaban en etapa de construcción. En Europa, Francia es el país con más plantas nucleares, 58 en total.

    La manzana de la discordia

    La construcción de la central bielorrusa no ha estado exenta de controversias. El país vecino, Lituania, se opone a la obra con el argumento de que no es suficientemente segura, pese a que los numerosos informes de los expertos del OIEA destacan los altos estándares de seguridad de la planta.

    El Gobierno lituano busca también que la Unión Europea prohíba a sus Estados miembros adquirir la electricidad de esta central y cada vez que se anunciaba un avance notable de las obras emitía notas de protesta, la última en octubre, después de la puesta en marcha del primer reactor.

    Desde Bielorrusia califican este comportamiento de Lituania como tentativas de desacreditar su programa nuclear. "Los altos cargos y los políticos lituanos recurren a todo un arsenal de instrumentos para desacreditar la central que van desde advertencias infundadas sobre la seguridad hasta los llamamientos a boicotear la obra", constató Olga Kozlóvich, portavoz del Ministerio de Energía bielorruso. El objetivo principal de Lituania, advirtió la funcionaria, es "formar una matriz de opinión negativa sobre la central".

    Los lituanos se escandalizaron aún más después de que Lukashenko afirmara que su país necesitaba una segunda planta nuclear para no depender del combustible fósil.

    Tarifa competitiva

    Las autoridades de Bielorrusia ya ofrecieron exportar electricidad a los países vecinos (Letonia, Lituania, Polonia, Rusia y Ucrania) a precios competitivos. El propio Lukashenko propuso al Gobierno lituano a dejar a un lado las discrepancias y trabajar juntos para el bienestar de los pueblos de los dos países, un llamado que hasta el momento ha quedado en el aire.

    El Gobierno de Minsk planifica también ampliar la red de puntos de recarga para automóviles eléctricos con más de 600 en todo el territorio nacional en el 2021.

    Con su ingreso en el club de las naciones con programas nucleares con fines pacíficos, Bielorrusia apuesta por el desarrollo de innovaciones tecnológicas en distintas áreas y no solamente en el ámbito de la energía.

    Etiquetas:
    Rosatom, Lituania, planta nuclear, energía nuclear, Rusia, Bielorrusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook