En directo
    Europa
    URL corto
    Tensiones entre Francia y el islam (81)
    1013117
    Síguenos en

    Las personas más influyentes de Rusia se pronuncian contra las declaraciones del presidente francés, Emmanuel Macron. Y no todos ellos son musulmanes.

    El campeón ruso de peso ligero de la UFC Khabib Nurmagomédov afirmó en su Instagram que Macron insulta los sentimientos de más de 1.500 millones de creyentes musulmanes "bajo el lema de la libertad de expresión". Está seguro de que las provocaciones contra los musulmanes les "saldrán mal" a los franceses.

    "Las autoridades francesas apoyan la publicación de caricaturas contra el profeta Mahoma. (Macron) llama a las acciones que son ofensivas para casi 2.000 millones de musulmanes en el mundo 'libertad de expresión'. Además, Macron decidió que cambiaría la religión y crearía un 'islam ilustrado' en Francia. No sé en qué estado se encontraba Macron cuando hizo esta declaración, pero las consecuencias de tal reacción podrían ser muy trágicas", advierte el jefe de Chechenia, Ramzán Kadírov, quien al igual que Khabib, es creyente musulmán.

    El error principal de las autoridades de Francia consiste en no entender que la burla contra la fe no tiene nada que ver con la civilización, subraya la directora de RT y Sputnik, Margarita Simonián, bautizada en la infancia como ortodoxa.

    "La defensa feroz del derecho a insultar no forma parte de los valores de la civilización, sino de los valores del ultraliberalismo. Al mismo tiempo, el código ético del liberalismo es siempre hipócrita. El ultraliberalismo acoge con agrado el insulto de determinados grupos y sus valores, pero castiga de forma agresiva y severa por burlarse de los valores inherentes a él. El liberalismo exagerado no es lo mismo que la civilización. La civilización busca su propio camino difícil, evitando los extremos y los choques arriesgados", escribió Simonián en su cuenta de Facebook.

    La comunidad musulmana rusa teme que las acciones de Macron puedan tener consecuencias impredecibles.

    "Todos lamentamos la muerte del profesor de historia Samuel Paty en Francia. No importa qué acto cometa una persona, nadie puede administrar el linchamiento de esta persona. Esto está prohibido por los cánones del islam. Si el acto de Paty ofendía a alguien, era necesario acudir a las autoridades sobre la base de la legislación de la República Francesa", dijo el presidente de la Asamblea Espiritual de los Musulmanes de Rusia, el muftí Albir Hazrat Krganov.

    Al mismo tiempo, subrayó Krganov, la presión sobre las organizaciones musulmanas que Macron permite personalmente está causando una gran preocupación en el mundo islámico. Rusia, igual que Francia, sufrió en su historia ataques de musulmanes radicales, pero nunca se permitió presionar el islam. "Terribles ataques terroristas han tenido lugar en Rusia. Pasamos por Budennovsk, Kizliar, Buinaksk, Nord-Ost, Beslán. Las acciones de los bandidos fueron condenadas tanto por el Estado laico como por las organizaciones religiosas. Y después de eso, las autoridades no empezaron a presionar a las organizaciones islámicas y seguir una línea tan incomprensible, como lo están haciendo ahora en Francia", recuerda Krganov.

    Policías cerca de la basílica de Notre Dame de Niza
    © REUTERS / Eric Gaillard/Pool
    Algunas de las acciones de las autoridades francesas le parecen una provocación directa. "Pronto los musulmanes celebrarán el cumpleaños del profeta Muhammad durante 10 días, la paz y las bendiciones de Alá sean con él. En Francia, decidieron proyectar dibujos animados de Charlie Hebdo contra el profeta en las paredes de las instituciones estatales, como 'un símbolo de la libertad de expresión y un signo de la memoria del historiador Samuel Pati'. Esta es una decisión imprudente e improductiva, un gran fracaso en la política confesional de Francia", afirmó el presidente de la Asamblea Espiritual de los Musulmanes de Rusia.

    A él le extraña el descontento de las autoridades francesas con los fondos extranjeros que están ayudando a las comunidades musulmanas del país. "Pero, ¿qué les impidió abrir su propio fondo estatal francés para ayudar a las comunidades? Durante los últimos años, se pudieron realizar muchos proyectos sobre waqfs (obsequios a comunidades musulmanas), instituciones educativas, etc.", señaló Krganov. Sin embargo, no se ha hecho nada por el estilo para integrar a los musulmanes en la sociedad francesa.

    Según el muftí, la discordia actual en Francia es consecuencia de la política errónea de las élites francesas y, más ampliamente, europeas. "El apoyo de las autoridades europeas a la Primavera Árabe, la exportación de 'la democracia' a Irak, Siria, Libia y otros países provocaron el caos en estos países y obligaron a sus habitantes a huir a Europa. Esto provocó una reacción mixta de la población local. La migrantofobia, que significa también islamofobia, se ha extendido no solo a Francia, sino también a Alemania y muchos otros países de la UE", recuerda Krganov.

    En lugar de resolver problemas en las relaciones interreligiosas e interétnicas, se están escuchando declaraciones oficiales abiertamente provocativas de París sobre la creación de una especie de "islam ilustrado europeo". 

    "Pero solo hay un islam: el que se origina en la época del profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y sus compañeros", enfatizó Krganov.

    Expertos laicos de Rusia tampoco creen en el éxito del proyecto de Macron para crear "islam ilustrado europeo". 

    "Durante 20 años, Europa ha intentado crear una especie de islam europeo (danés, sueco, francés). Y al final, nada, porque no funcionará nunca", asegura Alexéi Malashenko del Instituto del Diálogo de Civilizaciones.

    "'Afrancesar, europeizar', ¿a quién? ¿A chechenos, argelinos, turcos? Tal vez sea posible adaptar a los musulmanes, ¿y qué? Puede parecer trágico, pero hay que vivir con la conciencia de diferencias insuperables. Cuanto más intentos de 'afrancesar' de Macron, más atentados habrá", pronostica Malashenko.
    Tema:
    Tensiones entre Francia y el islam (81)
    Etiquetas:
    islam, Francia, Emmanuel Macron, Margarita Simonián, Khabib Nurmagomedov, Ramzán Kadírov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook