En directo
    Europa
    URL corto
    Protestas en Bielorrusia tras las elecciones (165)
    0 42
    Síguenos en

    MINSK (Sputnik) — El ministro de Salud en funciones de Bielorrusia, Vladímir Karánik, confirmó la muerte de dos participantes de las manifestaciones en el país.

    "En concreto, una persona [murió] en un evento en Minsk, y una persona, trasladada desde el centro de detención temporal. No hay otros", respondió a la pregunta sobre el número de fallecidos durante las protestas.

    Uno de los fallecidos es Alexandr Taraikovski. En principio, el Ministerio del Interior afirmaba que el hombre, de 34 años, falleció mientras intentaba arrojar contra los agentes de seguridad un explosivo que detonó en sus manos.

    Sin embargo, el 15 de agosto se publicó el vídeo de la muerte de Taraikovski: el hombre, con las manos arriba, anda hacia una fila de los agentes de seguridad con escudos levantados, y tras una chispa de disparo cae al suelo. Al comentar este vídeo, el ministro del Interior, Yuri Karaev, dijo que "tal vez fue disparado por un arma no letal".

    Al segundo fallecido, según el medio Tut.by, se llama Alexandr Vijor, detenido en Gómel durante una manifestación el 9 de agosto. Según el Comité de Investigación de Gómel, el joven fue arrestado por 10 días, y mientras estaba en custodia empeoró su estado de salud. Falleció hospitalizado. Al examinar el cadáver del hombre, el Comité afirmó que no encontró lesiones que pudieran provocar su muerte.

    El 9 de agosto pasado Bielorrusia celebró elecciones presidenciales. De acuerdo con el escrutinio oficial, ganó el mandatario actual, Alexandr Lukashenko, con más del 80% de los votos, mientras que su principal rival, Svetlana Tijanóvskaya, reunió un 10% de los apoyos.

    Tras el anuncio del escrutinio, la oposición declaró que no lo reconoce y aseveró que Tijanóvskaya en realidad logró entre el 70 y el 80% de los votos. En contra de la victoria de Lukashenko estallaron masivas protestas que derivaron en disturbios que se reprimieron con gas lacrimógeno, balas de goma, cañones de agua, granadas aturdidoras e incluso fusiles con acción de bombeo.

    Según el Ministerio del Interior, en los primeros días de las protestas centenares de personas sufrieron heridas, incluidos más de 120 agentes del orden público, y más de 6.700 personas fueron detenidas.

    Luego los agentes de seguridad dejaron de usar la fuerza para dispersar a las manifestaciones, pero las protestas continuaron en las calles y también trascendieron a algunas de las cadenas de televisión públicas y compañías industriales: este 17 de agosto se declararon en huelga los empleados de la Planta de Tractores de Minsk, la empresa de la industria metalúrgica BMZ, la Fábrica de Automóviles de Minsk, y el mayor productor de fertilizantes de potasio Belaruskali, entre otras.

    Lukashenko sostiene que la situación en Bielorrusia se debe a una "injerencia externa" que sigue las pautas de "revoluciones de colores". El 15 de agosto Lukashenko afirmó que acordó con el presidente ruso, Vladímir Putin, que Rusia ayudará a Bielorrusia a garantizar su seguridad si Minsk se lo pide, incluido en el marco de la cooperación entre los dos países dentro de la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva. Putin confirmó el 16 de agosto su disposición de proporcionar la asistencia necesaria.

    Tema:
    Protestas en Bielorrusia tras las elecciones (165)
    Etiquetas:
    muertes, manifestaciones de protesta, protestas, Bielorrusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook