12:13 GMT20 Septiembre 2020
En directo
    Europa
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    ROMA (Sputnik) — El gobierno italiano decidió cerrar desde el lunes todas las discotecas, salas de baile y otros establecimientos similares debido a una nueva aceleración de la propagación del coronavirus, informó el Ministerio de Salud tras una videoconferencia de los líderes regionales y representantes del Consejo de Ministros.

    Anteriormente, las autoridades de dos regiones del sur, Calabria y Basilicata, emitieron órdenes similares.

    En la víspera, Italia registró el aumento más grande desde el 23 de mayo del número de casos de coronavirus, con 629 episodios registrados en un día.

    El 16 de agosto, el Ministerio de salud de Italia reportó 429 nuevo casos, lo que elevó el número total de contagiados a 253. 915.

    Además, se pretende frenar la nueva ola de contagios mediante la orden de uso obligatorio de máscaras desde las 18.00 hasta las 6.00 horas, incluso al aire, libre en establecimientos y plazoletas "cuyas características predisponen a la creación de multitudes".

    Se trata principalmente de bares, cuyos clientes salen con bebidas a la calle, así como de otros lugares donde suelen reunirse los jóvenes.

    Esas medidas se extenderán al menos hasta el 7 de septiembre, al igual que las prescripciones anteriores sobre el cumplimiento de la distancia social y el uso de mascarillas en los espacios cerrados.

    En las últimas 24 horas al menos cuatro personas perecieron en Italia por COVID-19, y con ellas el número total de muertes alcanzó la cifra de 35.396. La víspera también se reportaron cuatro muertes provocadas por la pandemia.

    Durante casi todo el mes de julio, el número de nuevos contagiados en el país se mantuvo en el rango de 300 casos por día, lo que correspondía al nivel del período inicial de la epidemia (finales de febrero y principios de marzo). Recientemente, sin embargo, el número de casos detectados ha vuelto a aumentar.

    Muchos casos corresponden a jóvenes que acaban de regresar de vacaciones en el extranjero o a miembros de ciertas diásporas que viven en forma compacta.

    Por ese motivo las autoridades italianas prohibieron la entrada y el tránsito de personas provenientes de 16 países que se encuentran fuera del espacio Schengen, y también introdujeron pruebas obligatorias de coronavirus para los visitantes de Croacia, España, Grecia y Malta.

    Etiquetas:
    COVID-19, Italia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook