00:36 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Europa
    URL corto
    1202
    Síguenos en

    Los agricultores alemanes han denunciado una invasión masiva de roedores que ha destruido gran parte de su cosecha debido a la reducción del uso de pesticidas y el caluroso verano. Los afectados exigen a las autoridades una indemnización por los daños sufridos, así como la mitigación de las normas que rigen el uso de pesticidas.

    La asociación agrícola nacional de Alemania explicó que los roedores destruyeron unas 120 mil hectáreas de tierra. Además, se estima que dos tercios de los ingresos de los agricultores se pierdan debido a la invasión de roedores tomando en cuenta que gastaron más dinero para evitar que sus cosechas sean dañadas.

    Según publica el medio The Guardian, las tierras más afectadas fueron Turingia, Sajonia Anhalt y Baja Sajonia. En el centro de Turingia, más del 25%de las siembras de granos se vieron afectadas, y los daños se estiman en unos 450 euros por hectárea.

    Por el momento, los agricultores contemplan como única opción dejar sus tierras sin sembrar durante todo el invierno para matar de hambre a los roedores. No obstante, algunos habitantes consideran que esto solo empeoraría la situación, ya que en este caso los roedores se moverán en masa hacia sus casas y ciudades vecinas.

    Según los expertos, los roedores han adquirido una capacidad para reproducirse que no se había observado desde 1970 y en parte es responsabilidad de las condiciones climáticas, así como de la reducción del uso de los pesticidas y sustancias químicas por decisión de las autoridades federales en los últimos años.

    El jefe de la Asociación Alemana para la Conservación de la Naturaleza y el Medio Ambiente Magnus Wessel instó a las autoridades del país a revisar su sistema de gestión agrícola de manera más eficaz para que se beneficien los agricultores pero al mismo tiempo esta pueda ser amigable con la naturaleza.

    Etiquetas:
    granos, roedores, cosecha, Alemania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook