En directo
    Europa
    URL corto
    Por
    Protestas en Bielorrusia tras las elecciones (165)
    0 180
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Bielorrusia registró protestas violentas tras conocerse los primeros resultados de las elecciones presidenciales del 9 de agosto, que daban como virtual ganador al actual mandatario Alexandr Lukashenko con una abultada mayoría frente a los otros cuatro candidatos.

    Las manifestaciones estallaron en Minsk y otras ciudades del país. La noche más dramática se vivió en la capital, que dejó casi 40 policías heridos, medio centenar de civiles lesionados y unos 1.000 detenidos, según un informe del Ministerio del Interior.

    El detonante de las protestas fueron los resultados de los sondeos a boca de urna, que otorgaban a Lukashenko el 79,7% de los sufragios y a la opositora Svetlana Tijanóvskaya el 6,8. Los otros tres candidatos —Ana Kanopátskaya, Andréi Dmitriev y Serguéi Chérechen— acumulaban juntos menos del 4,5% de las boletas.

    El balance preliminar oficial confirmaba la ventaja del actual presidente con el 81,35% de los votos, seguido de Tijanóvskaya con el 8%.

    Grupos de manifestantes levantaron barricadas con contenedores de basura y atacaron a los policías con barras metálicas y piedras, escenario típico de las denominadas "revoluciones de colores".

    Este 10 de agosto Minsk despertó en normalidad y solo los restos de las barricadas testifican los acontecimientos violentos que se produjeron la noche anterior.

    La injerencia europea

    Lukashenko acusó a Polonia, la República Checa y el Reino Unido de coordinar las protestas en Bielorrusia: "Hemos detectado llamadas desde Polonia, el Reino Unido y la República Checa, controlaron a nuestras, perdón, ovejas: no entienden lo que hacen y por eso dejan que los controlen", denunciaba este lunes el líder bielorruso en una reunión con el jefe de la misión de observadores de la Comunidad de Estados Independientes, Serguéi Lébedev.

    Según el mandatario bielorruso, desde esos tres países europeos siguen ordenando a la gente a salir a la calle y negociar con las autoridades la entrega voluntaria del poder. Lukashenko fue más allá y aseguró que también en Rusia y Ucrania hay ciertas fuerzas involucradas.

    Desde el Gobierno polaco negaron las acusaciones de estar detrás de las protestas, calificándolas de infundadas. El titular de Exteriores del país, Jacek Czaputowicz, no descartó que la Unión Europea debata la aprobación de sanciones contra Lukashenko, en tanto el primer ministro, Mateusz Morawiecki, exigió una reunión urgente del Consejo Europeo.

    El Reino Unido y República Checa aún no se han pronunciado sobre las graves imputaciones.

    En línea con Polonia, la presidenta de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, calificó los disturbios violentos en Bielorrusia como "represalias crueles contra los manifestantes pacíficos", mientras el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, demandó a Lukashenko garantizar:

    • la libertad de expresión;
    • la libertad de reunión;
    • los derechos humanos fundamentales.

    Otras reacciones

    Pekín expresó su respeto por la elección del pueblo bielorruso en las urnas y deseó al país un mayor progreso bajo el timón de Lukashenko.

    "China, como socio estratégico global, siempre ha respetado y respeta la elección del pueblo bielorruso. Confiamos en que bajo la dirección del presidente Lukashenko Bielorrusia logre nuevos resultados en la edificación del Estado", señaló el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Zhao Lijian, al comparecer ante la prensa.

    El presidente de Rusia, Vladímir Putin, felicitó a Lukashenko por la revalidación de su mandato y apostó por el fomento de las relaciones entre los dos países. Unas relaciones que se vieron ensombrecidas desde finales de julio por la detención de una treintena de nacionales rusos en Bielorrusia, a donde supuestamente habían llegado para organizar disturbios durante el proceso electoral.

    Una investigación periodística reveló que esas personas fueron víctimas de una operación encubierta de la inteligencia ucraniana. Habían sido contactados para trabajar como vigilantes de instalaciones petroleras en Siria y Venezuela. Las autoridades bielorrusas siguen investigando la trama.

    Lukashenko, que gobierna Bielorrusia desde 1994, ha sido bautizado por la prensa occidental como "el último dictador de Europa".

    Tema:
    Protestas en Bielorrusia tras las elecciones (165)
    Etiquetas:
    Alexandr Lukashenko, protestas, elecciones, Bielorrusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook