En directo
    Europa
    URL corto
    Por
    0 13
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Mientras unos se solidarizan con el movimiento Black Lives Matter en Estados Unidos, que, entre otras cosas, habla del racismo individual y sistémico, otros piensan que se trata de problemas ajenos que tienen nada que ver con el resto del mundo. Nada está más lejos de la verdad.

    "Al igual que en EEUU, racismo individual, institucional y estructural existe también en Europa. No es un problema nuevo", dijo a Sputnik la Red Europea Contra el Racismo (ENAR), cuyos miembros incluyen varias organizaciones no gubernamentales en todos los Estados miembros de la Unión Europea e Islandia.

    Desde 1998, este organismo junto con otras organizaciones antiracistas en el terreno han informado de lo que experimentan las comunidades segregadas en Europa en varias áreas de la vida, ya sea el empleo, la formación o el sistema de justicia penal.

    "Hay persistentes desigualdades raciales en todas las áreas de la vida:

    • discriminación y falta de crecimiento profesional en el mercado laboral;
    • problemas relacionados con la segregación de la vivienda y el acceso a ella;
    • peores resultados de salud y discriminación en el acceso a la atención médica;
    • discriminación y segregación escolar", así la ENAR describe la situación acerca del racismo en Europa.

    El sistema de justicia penal en Europa también está afectada por el racismo institucional, señala el organismo, lo que resulta en prácticas policiales discriminatorias como el perfil racial y la violencia policial, así como en la falta de investigación y enjuiciamiento de crímenes racistas.

    Ser afrodescendiente en la UE

    Para la comunidad negra, africana y de afrodescendientes en Europa, las prácticas policiales discriminatorias y los controles policiales por perfil étnico son problemas de larga data que socavan su sentido de pertenencia y cohesión social, comentó a Sputnik la ENAR.

    En 2018, la Agencia de los Derechos Fundamentales de la UE publicó un informe que incluye resultados de la segunda encuesta del bloque comunitario sobre las minorías y la discriminación, en la cual participaron unos 6.000 afrodescendientes de 12 Estados miembros del bloque comunitario.

    Según este informe, el 30% de los encuestados respondieron que habían sufrido acoso racista en los cinco años anteriores, mientras el 21% informó de que lo había experimentado en los 12 meses anteriores a la encuesta. Un cuarto de los encuestados fueron parados por la Policía en los cinco años anteriores a la encuesta, y entre estas personas, el 41% caracterizó la parada más reciente como la por el perfil racial.

    En mayoría de los casos, estas experiencias involucraban:

    • señales no verbales ofensivas (el 22%);
    • comentarios ofensivos o amenazantes (el 21%), seguidos de amenazas de violencia (el 8%).

    Las tasas de acoso racista en los cinco años anteriores a la encuesta varían considerablemente dependiendo del país miembro de la UE: desde el 20% de los encuestados en Malta y el 21% en el Reino Unido, hasta el 63% de los encuestados en Finlandia.

    La población afrodescendiente en Europa enfrenta bastante problemas en el ámbito de educación, señala la ENAR.

    "El uso de currículos educativos sesgados, incluidas imágenes estereotipadas de personas negras, el uso de términos despectivos para describir y referirse a personas afrodescendientes y una notable ausencia [de una mención] de sus contribuciones sociales en planes de estudios, junto con discriminación y prejuicio, puede resultar en una autopercepción negativa que tienen los niños de ascendencia africana, así como afectar su rendimiento escolar", explica el organismo.

    En el mercado laboral, los de la comunidad negra a menudo están subempleados, así como subrepresentados en los altos niveles de organizaciones donde trabajan "debido al acceso desigual a las oportunidades de promoción y crecimiento profesional", por no mencionar, otra vez, acoso por motivos raciales.

    "Además, la subrepresentación de las personas de ascendencia africana en puestos de liderazgo en los sectores políticos, públicos, privados y sin fines de lucro sigue siendo una barrera para combatir el racismo y la exclusión", subraya la ENAR.

    El organismo también prestó la atención al problema de la representación de personas africanas y afrodescendientes en medios de comunicación.

    "Medios también contribuyen por presentar de manera desproporcionada, estereotipada y negativa a las personas de ascendencia africana —por ejemplo, como delincuentes, traficantes y usuarios de drogas, seres hipersexuales, atletas, músicos— y no proporcionar una representación adecuada, positiva y equilibrada de estas personas, ni incluir los períodos históricos y prácticas como la esclavitud y el colonialismo", comentó la ENAR.

    Escucha y aprende

    A los que quieren informarse de la realidad del racismo en Europa, la ENAR recomienda que escuchen las voces de comunidades segregadas y las de los activistas que trabajan para combatir el racismo en territorio europeo y se movilizan para hacer visible esta realidad y solicitar cambios en las políticas, leyes y estructuras.

    La verdad es que es un buen consejo que todos podemos utilizar, no solo los europeos. Hay que buscar información, hay que leer, hay que intentar escuchar a personas para oír lo que buscan comunicarnos, hay que tratar de entenderlas.

    Los problemas de que hablan los activistas del movimiento Black Lives Matter es una perfecta oportunidad para uno de preguntarse cómo es la vida de la comunidad africana y afrodescendiente en su país, si de verdad el racismo no tiene nada que ver con eso y qué se puede hacer para arreglar las cosas. 

    Etiquetas:
    Europa, UE, racismo, disturbios, manifestaciones de protesta, protestas, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook