En directo
    Europa
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    ESTOCOLMO (Sputnik) — La ministra de Finanzas de Suecia, Magdalena Andersson, declaró que la economía del país presenta cambios positivos tras la crisis sanitaria del COVID-19 aunque la situación sigue complicada e inestable.

    "Hay varios indicadores que empezaron a crecer, el barómetro de la coyuntura financiera marca un nivel bajo pero ya muestra un crecimiento en mayo debido a que las expectativas de las personas son menos pesimistas con relación al futuro", dijo en una rueda de prensa.

    Entre las tendencias positivas destacó el aumento de las compras con tarjeta y el incremento de los volúmenes de producción en mayo frente a los niveles mínimos en abril.

    Al mismo tiempo, Andersson constató que la situación económica sigue complicada, la tasa de desempleo alcanza un 8% y crecerá en verano cuando los graduados de las escuelas secundarias salgan al mercado de trabajo.

    El Gobierno sueco, a diferencia de muchos otros países, decidió no imponer severas restricciones ante la pandemia del COVID-19 y permitió que siguieran trabajando las guarderías, escuelas secundarias, restaurantes, cafeterías y gimnasios.

    Solo están prohibidas las reuniones de más de 50 personas, las cafeterías no pueden atender a los visitantes en la barra y no se puede visitar los asilos de ancianos.

    Además, las universidades, las secundarias y las empresas deben facilitar —donde sea posible— el trabajo y el estudio desde casa, las personas deben observar la distancia de seguridad recomendada y evitar excesivos contactos sociales.

    Para la fecha, los contagiados por el coronavirus en Suecia superan los 45.000 casos, de ellos 4.700 mortales.

    Etiquetas:
    economía, tendencias, Suecia, COVID-19
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook