En directo
    Europa
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Las audiencias sobre el siniestro del vuelo MH17 de la compañía Malaysia Airlines que tuvo lugar en 2014 en Donbás, se reanudaron en Países Bajos.

    Las audiencias, suspendidas por casi tres meses debido a la pandemia del coronavirus, se llevarán a cabo de forma limitada en una sede judicial de alta seguridad ubicada cerca del aeropuerto internacional de Schiphol, en las afueras de Ámsterdam.

    La defensa y el abogado de los familiares tendrán la oportunidad de apelar ante el tribunal.

    El tribunal tomará las decisiones necesarias y esperará la próxima audiencia judicial que comenzará el 31 de agosto de 2020.

    Datos adicionales sobre lanzamiento de misil por parte de EEUU

    Las autoridades de EEUU informaron a los Países Bajos que no pueden presentar datos adicionales sobre el lanzamiento del misil contra el vuelo MH17, declaró el juez presidente, Hendrik Steenhuis, durante la sesión judicial sobre el derribo del avión.

    "El Tribunal consultó si es posible adjuntar al caso imágenes de satélite clasificadas que registraron el lanzamiento del misil que fueron entregadas a los servicios especiales de los Países Bajos y de este modo desclasificarlas. La Fiscalía respondió que la solicitud fue enviada a EEUU ya en 2014, pero en respuesta recibió un memorando", dijo el juez.

    Agregó que el fiscal nacional holandés para la lucha contra el terrorismo "logró verificar la fidelidad del memorando".

    "Las autoridades de EEUU comunicaron que no pueden presentar datos adicionales sobre el lanzamiento del misil en adición al memorando. De este modo la información adicional sobre el lanzamiento del misil no fue añadida al expediente", declaró el juez.

    Rusia exigió varias veces que se ofrezcan datos de radares de Ucrania y de satélites de EEUU en el marco de la investigación sobre el siniestro del MH17.

    Las primeras audiencias sobre el caso MH17 tuvieron lugar el 9 y el 10 de marzo.

    La justicia holandesa responsabiliza por el derribo del avión a cuatro personas. Son Ígor Guirkin, el entonces ministro de Defensa de la autoproclamada República Popular de Donetsk; Serguéi Dubinski, exjefe de inteligencia de las milicias; su mano derecha Oleg Pulátov; y el excomandante de las fuerzas especiales de los rebeldes, el ucraniano Leonid Járchenko.

    Pulátov es el único que no está juzgado en ausencia, sus intereses los representan un grupo internacional compuesto por dos abogados holandeses y uno ruso. El fiscal neerlandés dijo en el juicio que los acusados podían testificar ante la Justicia rusa.

    El 17 de julio de 2014, el vuelo MH17 de la compañía Malaysia Airlines, que se dirigía de Ámsterdam a Kuala Lumpur, fue alcanzado por un misil cuando sobrevolaba la provincia de Donetsk, en el este de Ucrania, una zona convulsionada por los enfrentamientos entre las tropas ucranianas y las milicias.

    Todos los 298 ocupantes de la aeronave, en su mayoría neerlandeses, murieron. El Ejército ucraniano y las milicias de Donbás se acusaron mutuamente de la catástrofe.

    El JIT, formado por expertos de los Países Bajos, Malasia, Australia, Bélgica y Ucrania, afirma que el Boeing fue derribado por un sistema Buk, trasladado supuestamente a un área bajo control de las milicias de Donbás y perteneciente a la 53 brigada rusa de defensa antiaérea estacionada en Kursk.

    El Ministerio de Defensa ruso desmintió esa información, al asegurar que todos los misiles en territorio ruso, incluyendo el propulsor, que mostró la comisión holandesa, fueron destruidos después de 2011.

    La Cancillería de Rusia tachó de infundadas las acusaciones del JIT sobre la implicación de la parte rusa en la catástrofe del MH17 y dijo lamentar que la investigación se efectúe de un modo tan unilateral y preconcebido.

    Etiquetas:
    siniestro del Boeing MH17, catástrofe aerea, derribo, Países Bajos, MH17
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook