En directo
    Europa
    URL corto
    22129
    Síguenos en

    ESTOCOLMO (Sputnik) — Por primera vez y tras sumar 4.500 muertes, el arquitecto de la inusual estrategia sueca contra el coronavirus ha admitido fallos. El epidemiólogo jefe sueco, Anders Tegnell, aseguró que si su país hubiera sabido más sobre el COVID-19 cuando comenzó la pandemia, habría elegido otra estrategia de lucha contra su propagación.

    Suecia cuenta con más de 40.000 casos registrados de coronavirus, de ellos más de 4.500 letales. Esto supera ampliamente las cifras de sus vecinos como Noruega o Dinamarca. Y es que diferencia de otros países, Suecia decidió mantener abiertas las escuelas y guarderías, restaurantes y gimnasios, pero prohibió las visitas a los asilos de ancianos, así como las reuniones de más de 50 personas.

    "La próxima vez actuaremos de una manera más efectiva, por supuesto", dijo el máximo responsable de la lucha contra la pandemia en una entrevista al diario Dagens Nyheter, agregando que al principio de la crisis no se sabía sobre el coronavirus todo lo que se conoce ahora.

    El experto lamentó que no se tuviera una información previa sobre el peligro que representaba el coronavirus para las personas mayores que se encuentran en hogares de ancianos, y agregó que debieron haberse tomado medidas más efectivas para protegerlos del contagio.

    Sin embargo, Tegnell catalogó de correcta la estrategia de lucha elegida por su país, pues en otras capas sociales resultó bastante efectiva.

    "No diría que debimos comportarnos de algún modo totalmente diferente, hay detalles que corregimos permanentemente", subrayó.

    El científico no considera que su país debió decretar una cuarentena obligatoria, y destacó que el distanciamiento social es la clave del éxito de la lucha contra la pandemia.

    Etiquetas:
    lucha, estrategia, Suecia, COVID-19
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook