En directo
    Europa
    URL corto
    1362
    Síguenos en

    Los médicos del Hospital belga St. Pierre recibieron a la primer ministra Sophie Wilmes formando un "pasillo de desprecio y vergüenza" cuando llegó este 17 de mayo para apoyar al personal del hospital.

    La prensa belga difundió imágenes que mostraban a más de un centenar de trabajadores hospitalarios formando una fila a lo largo de la carretera y volviéndose de espaldas de manera intencionada cuando la caravana de la primera ministra se les acercó.

    Así, los médicos y las enfermeras expresaron su descontento con las acciones de las autoridades en el contexto de la pandemia del coronavirus. Es decir, requieren que el Gobierno aumente los salarios u otras compensaciones en las últimas semanas. A los médicos tampoco les gustó la demanda del Gobierno de que el personal médico trabaje horas extras si es necesario.

    Su sindicato explicó que las últimas semanas han sido muy difíciles para los médicos, enfermeras y todo tipo de personal sanitario, ya han trabajado horas extras y, por lo tanto, las medidas coercitivas solo causan irritación.

    Según el canal RTBF, unos 120 empleados del hospital participaron en la acción. "Los políticos nos rechazan constantemente cuando pedimos ayuda", dijo una de las enfermeras a los periodistas, y agregó que las entidades médicas están experimentando una grave escasez de personal.

    Wilmes, después de hablar con los empleados de St. Pierre, prometió tomar medidas para su apoyo financiero y psicológico, pero este problema ya existe desde hace más de un mes, pues se estancó en los pasillos del poder.

    Más de 9.052 personas murieron por coronavirus en Bélgica, se detectaron 55.280 casos de infección por 11,5 millones de habitantes del país. Las pruebas para detectar el coronavirus se llevan a cabo solo si una persona tiene síntomas agudos de la enfermedad.

    Etiquetas:
    coronavirus, Bélgica, médicos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook