En directo
    Europa
    URL corto
    1254
    Síguenos en

    Cuando el coronavirus infectó a la realeza británica y al jefe de Downing Street, la pandemia se convirtió en un pandemonio de los términos Reino Unido, Gran Bretaña e Inglaterra. La confusión sobre cómo utilizarlos es generalizada (no te sientas mal), pero déjame decirte, no son sinónimos.

    Casi enseguida después de habernos enterado de que el hijo mayor de la reina Isabel, Charles of Wales, había sido infectado por el coronavirus (y que la propia reina y su esposo, el Duque of Edimburg, se aislaron en el Castillo de Windsor para evitar el contagio), nos llegó la noticia de que el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, también dio positivo al diagnóstico. 

    No fueron pocos los artículos periodísticos y comentarios en redes sociales en los que erróneamente se habla de que el esposo de "la reina de Gran Bretaña", o "del primer ministro inglés" con COVID-19, por sólo poner algunos ejemplos.

    Saber qué nombre refiere a qué lugar cuando hablamos de Reino Unido puede ser complicado, incluso más aún si nos referimos a Gran Bretaña, así que primero, hablemos de qué es un "país de países". 

    La expresión alude justamente a países como Reino Unido, que oficialmente se llama: Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Tal como su nombre lo sugiere, está formado por Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Gran Bretaña es una isla, e Irlanda del Norte forma parte de la isla de Irlanda, donde también está la República de Irlanda (otro país). 

    En otras palabras: el país Reino Unido está compuesto por cuatro naciones constitutivas: Inglaterra, Gales, Escocia (los tres en la isla Gran Bretaña) e Irlanda del Norte. 

    El Reino Unido tiene un Parlamento soberano, pero cada país que lo conforma tiene sus propios parlamentos porque gozan de cierta autonomía para decidir cuestiones relativas a la educación y vivienda, por ejemplo. En conjunto, los cuatro tratan asuntos de política exterior y cooperación (como el Brexit). 

    A su vez, cabe destacar que aunque los cuatro países están vinculados a la Corona (monarquía constitucional), cada uno tiene su propia identidad e incluso sus propios idiomas: en Gales, por ejemplo, el idioma oficial es el gal aunque en el Reino Unido sea el inglés.  

    Mapa de Reino Unido
    Mapa de Reino Unido

    Ahora bien, cuando hablamos de Reino Unido también hay que tener en cuenta sus colonias, denominadas territorios británicos de ultramar. Pese a que la mayoría sigue estando sujeta a dominio británico, algunos son autónomos, como Bermudas (Atlántico norte) o las Islas Caimán (Caribe occidental). 

    Además, otros tres territorios conservan un estatus especial: son una dependencia de la Corona, no de Reino Unido. Ellos son: la Bailía de Jersey, Bailía de Guernsey e Isla de Man, en el Canal de la Mancha. La jefa de Estado es la reina Isabel, aunque cada uno tiene sus propias funciones parlamentarias y judiciales. No obstante, Reino Unido es técnicamente responsable de ellos: prestan el servicio de defensa, representación internacional y se aseguran de que haya un "buen gobierno".

    A su vez, están los países que, aunque se gobiernan a sí mismos y no son colonias británicas, reconocen a la Corona británica, es decir, a la reina Isabel, como su monarca constitucional. Se trata de países como Canadá y Australia, que sumados a 52 naciones más, forman parte de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth of Nations). Se trata de una organización con el objetivo de agilizar la cooperación en los ámbitos políticos y económicos.

    Etiquetas:
    curiosidades, Boris Johnson, Isabel II, Irlanda del Norte, Escocia, Gales, Inglaterra, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook