En directo
    Europa
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, declaró una cuarentena para toda la población del país con el objetivo de combatir la propagación del coronavirus.

    "A partir de esta noche, debo dar a los británicos una instrucción muy simple: deben quedarse en casa. Porque lo más importante que debemos hacer es detener la propagación de la enfermedad entre los hogares", dijo Johnson en su discurso a la nación.

    En este nuevo paso contra la pandemia el jefe del Gobierno británico decretó el cierre de gran parte de la actividad comercial, civil y comunitaria del país.

    El encierro en los hogares llega después de un fin de semana soleado en que la gente invadió parques y playas haciendo caso omiso al consejo gubernamental de mantenerse a una distancia de al menos un metro de los demás.

    "No deben reunirse con sus amigos. Si sus amigos les piden que se reúnan con ellos, deben decir "no", subrayó Johnson.

    De momento el balance del coronavirus en territorio del Reino Unido es de 6.724 casos confirmados, incluidas 336 muertes y 140 personas recuperadas.

    El 'lockdown' o cierre nacional sitúa al Reino Unido en línea con Italia, España o Francia, entre otros países que introdujeron limitaciones estrictas en el movimiento y la actividad de sus respectivas poblaciones como estrategia contra la propagación del virus.

    Para garantizar el cumplimiento de sus instrucciones, las autoridades del Reino Unido van a "cerrar todas las tiendas que venden productos no esenciales, incluidas tiendas de ropa y de electrónica, y otros locales, incluidas bibliotecas, parques infantiles y gimnasios al aire libre, y lugares de culto".

    Comercios no esenciales cerrarán durante un periodo inicial de tres semanas y solo se permitirá salir de casa para comprar lo imprescindible, ir al médico o trabajar si es absolutamente necesario.

    Seguirán abiertos los supermercados y tiendas de alimentación, farmacias, gasolineras, kioskos y bancos, entre otras pocas exclusiones.

    En su mensaje a la nación, el primer ministro advirtió que el incumplimiento de las nuevas medidas se penalizará con multas.

    "Si no siguen las normas, la Policía podrá hacerlas cumplir imponiendo incluso multas y dispersando encuentros", dijo Johnson.

    El Gobierno introducirá legislación de emergencia esta misma semana acorde con la drástica posición.

    "Cada uno de nosotros está obligado ahora a unirse para detener la propagación de esta enfermedad", instó el mandatario conservador.

    Johnson responde así a las críticas de su gestión de la pandemia y la percibida introducción de medidas de choque con efecto retardado respecto a las autoridades regionales y locales o la iniciativa privada.

    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, Boris Johnson
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook