En directo
    Europa
    URL corto
    0 24
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — El primer ministro británico, Boris Johnson, se comprometió a sanar las heridas del Brexit en un mensaje a la población del Reino Unido en el que transmitió su confianza en el éxito de la nueva era de retos políticos y económicos, que arranca este 31 de enero a las 23 horas GMT (medianoche en Bruselas).

    "El trabajo del Gobierno —mi trabajo— es unir ahora al país y avanzar todos juntos", señaló en un discurso dirigido a la nación británica y al amplio colectivo europeo.

    El mandatario conservador grabó su discurso de víspera, en su residencia londinense de Downing Street y con un equipo propio de operadores, saltándose la establecida tradición de confiar la cobertura de actos significativos a cámaras de televisión de las grandes cadenas del país.

    El vídeo se emitió una hora antes del fin de 47 años de asociación del Reino Unido como miembro de élite de la Unión Europea.

    "Este es el momento en que llega el amanecer y la cortina se levanta sobre un nuevo acto de nuestro gran drama nacional", comparó.

    Johnson habló de la "recapturada soberanía", tras la ruptura formal con la UE, que le permitirá "ejecutar los cambios" que quiere la sociedad.

    "Si conseguimos hacerlo bien, creo que, cada mes que pase, crecemos en confianza no solo en casa, sino también en el extranjero", auguró.

    El jefe del Gobierno, que sacó adelante el acuerdo de divorcio que el Parlamento negó repetidamente a su antecesora, proyectó optimismo en su declaración a la nación en el histórico día del Brexit, que se conmemorará en monedas de 50 peniques.

    En este punto cuenta con el apoyo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien envió un mensaje de felicitación a través de su embajador en Londres.

    "América comparte su optimismo y entusiasmo sobre las muchas oportunidades que deparará el futuro", señaló el diplomático estadounidense, Robert W. Johnson

    Mientras, la cuenta atrás del Brexit se siguió visualmente en un reloj proyectado contra la fachada negra de Downing Street.

    El primer ministro celebraba dentro con sus más cercanos allegados y equipo de trabajo en una comedida y respetuosa coreografía libre de triunfalismo, según los medios británicos.

    Festejos populares continuaron en la plaza del Parlamento y en otros cientos de espacios públicos y privados del Reino Unido.

    Etiquetas:
    Brexit, UE, Reino Unido, Boris Johnson
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook