04:15 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Un espía (imagen referencial)

    El presidente serbio confirma la autenticidad del escandaloso vídeo de espionaje ruso

    CC0 / Unsplash
    Europa
    URL corto
    1121
    Síguenos en

    BELGRADO (Sputnik) — El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, confirmó la autenticidad del vídeo que provocó el escándalo de espionaje con Rusia y reveló más detalles al respecto.

    "La República de Serbia en varias ocasiones documentó con foto, vídeo y audio los contactos de (Gueorgui) Klebán con miembros de las Fuerzas Armadas serbias", dijo Vucic ante la prensa.

    Sin embargo, el vídeo difundido recientemente por medios no fue grabado por la Agencia de Seguridad Militar serbia, señaló el mandatario.

    Reveló que el vídeo es del 24 de diciembre de 2018 y fue grabado en Zemun, uno de los municipios de Belgrado.

    El oficial serbio que aparece en la grabación, según Vucic, es teniente coronel retirado del Ejército de Serbia, cuyas iniciales son Z. K.

    Los servicios de seguridad serbio vigilaron el encuentro de Klebán y Z. K., pero no lo grabaron por estar demasiado lejos de estos, explicó el líder serbio.

    Z. K. ha sido objeto de vigilancia por parte de los servicios de seguridad militares serbios desde 2012 por sus contactos con el servicio de contrainteligencia de Croacia, añadió.

    En cuanto a Klebán, Vucic afirmó que fueron documentados diez contactos de este con "tres fuentes conspirativas".

    "Tenemos fotos, audios y vídeos que demuestran que daba dinero" en tres casos, indicó el presidente.

    En este contexto mencionó que Serbia también cuenta con documentación relacionada con otros miembros de los servicios de seguridad rusos que se pusieron en contacto con militares de Serbia.

    Vucic agregó que actualmente Gueorgui Klebán ya no está en territorio serbio.

    A pesar de este escándalo, Serbia no cambiará su política hacia Rusia, que percibe como un país fraternal, aseguró el mandatario.

    Subrayó que Belgrado no olvida todo lo que el presidente ruso, Vladímir Putin, hizo para Serbia.

    También recordó que Serbia fue el único país que no impuso sanciones contra Rusia, ni votó en contra de los intereses de ese Estado y tampoco trataba de socavar de alguna manera su amistad con la Federación de Rusia.

    El 20 de noviembre, el tabloide Blic publicó un artículo titulado "¿Reclutan espías rusos a oficiales serbios?", con imágenes del exagregado militar adjunto de Rusia en Belgrado, Gueorgui Klebán, intercambiando bolsas con "un agente serbio de alto rango, un oficial".

    Más tarde, varios medios locales recogieron un vídeo grabado con cámara oculta que muestra el proceso del intercambio en un lugar público y, luego, al supuesto oficial serbio sacando de la bolsa que había recibido un sobre con un fajo de billetes para contar.

    Un alto funcionario de la Agencia de Información de Seguridad corroboró en la televisión nacional que los servicios especiales de Serbia consideran que la persona del vídeo es un "espía ruso", aunque no reveló quién es el supuesto reclutado.

    El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, expresó la confianza en que las denuncias del supuesto reclutamiento de un militar serbio por la inteligencia rusa no puedan afectar la relación fraterna entre Belgrado y Moscú.

    La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, declaró que Moscú exige presentar pruebas que confirmen la autenticidad del vídeo que provocó el escándalo.

    Etiquetas:
    Rusia, espionaje, Serbia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik