Widgets Magazine
03:51 GMT +319 Septiembre 2019
En directo
    Christine Lagarde, exdirectora gerente del Fondo Monetario Internacional

    Christine Lagarde, otra vez pionera al frente de un organismo financiero

    © AFP 2019 / Thierry Charlier
    Europa
    URL corto
    0 04
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Christine Lagarde, la primera mujer que dirigió el Fondo Monetario Internacional (FMI), será también la primera fémina al frente del Banco Central Europeo (BCE), un puesto que ocupará desde el venidero 1 de noviembre en sustitución de Mario Draghi, quien durante ocho años llevó los hilos del referido organismo financiero.

    La futura presidenta, según analistas, continuará la política de su antecesor, y su experiencia y amplia trayectoria le permitirá mantener la credibilidad del BCE y agilizar la reforma de la eurozona justo en un tiempo en el que priman las divisiones internas.

    Aunque la designación o elección de Lagarde está asegurada, la decisión final se tomará el 12 de septiembre, cuando el Consejo de Gobierno del BCE, en la penúltima reunión presidida por Draghi, dé el visto bueno definitivo al nombramiento de la otrora ministra francesa.

    Habituada a enfrentar retos en materia financiera, la abogada y política francesa, de 63 años de edad, tendrá ante sí numerosos desafíos, además de haber abierto el camino a las mujeres en los organismos financieros internacionales.

    Renuncia y nominación

    A mediados de julio, una vez que tuvo clara la posibilidad de ser nombrada presidenta del Banco Central Europeo, Lagarde anunció a través de un comunicado que desde el 12 de septiembre cesaría sus funciones como directora gerente del Fondo Monetario Internacional.

    "Informé a la Junta Directiva del FMI que renunciaré como Director Gerente del Fondo Monetario Internacional, a partir del 12 de septiembre. Ha sido un privilegio servir a los 189 países miembros con el personal dedicado de esta institución", publicó Lagarde en su cuenta oficial de Twitter, donde adjuntó la carta presentada.

    "Con mayor claridad ahora sobre el proceso para mi nominación como presidenta del Banco Central Europeo y el tiempo que llevará, he tomado esta decisión en el mejor interés del Fondo, ya que acelerará el proceso de selección de mi sucesor", escribió en la carta emitida entonces.

    Días previos y ante la posibilidad de que se hiciera efectiva la renuncia de Lagarde, el FMI había anunciado que el primer subdirector gerente, David Lipton, tomaba el cargo de jefe interino de ese organismo.

    Lagarde había asumido como directora del FMI 5 de julio de 2011, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar la dirección de la institución financiera.

    Preludio de una dura estancia en Fráncfort

    Para algunos analistas, Lagarde no vivirá una panacea en la sede del BCE, sobre todo porque en contra de ella pesan su gestión durante la crisis de Grecia y el rescate multimillonario a Argentina, con tufillo ahora a fracaso casi total.

    Además, algunos detractores insisten en que nunca estuvo al frente de ningún banco central y su aval solo trae la condición de otrora ministra, una situación similar a la que tendrá quien será su vicepresidente, Luis de Guindos.

    Sin embargo, no todo será malo para iniciar su gestión, entre otras cosas porque mantiene excelentes relaciones con los presidentes de los países de la zona euro, ante los cuales tiene fama de saber tomar las decisiones acertadas y de rodearse de gente con mente abierta y preparada para enfrentar eventualidades.

    De nadadora olimpica al Olimpo de las finanzas

    La futura presidenta del BCE nació en París el 1 de enero de 1956 y creció en Le Havré. En su adolescencia y juventud integró el equipo nacional de nado sincronizado, pero más que el deporte su prioridad fueron siempre los estudios.

    Estudió y se graduó de Derecho, e hizo maestría en Inglés y otra en el Instituto de Estudios Políticos de París, y en tiempos del presidente Nicolas Sarkozy ocupó varias carteras, la primera de ellas la de Comercio Exterior.

    Luego, por un breve tiempo, fue titular de Agricultura y Pesca, y finalmente de Economía, Finanzas e Industria, justo antes de asumir como director gerente del FMI.

    Lagarde es vegetariana y no bebe alcohol, aunque en alguna oportunidad se ha dejado fotografiar con alguna cerveza en sus manos.

    Etiquetas:
    Mario Draghi, Europa, finanzas, Banco Central Europeo (BCE), Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik